Sorprendente: un inmenso iceberg se desprendió de la Antártida

Sorprendente: un inmenso iceberg se desprendió de la Antártida

Los científicos han explicado que este quiebre no se debe al cambio climático y que es un comportamiento natural.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Una impresionante imagen ha sorprendido a miles de personas alrededor del mundo. Un iceberg del tamaño de Londres se desprendió de la plataforma de hielo Brunt, en la Antártida. Posee un espesor de 150 metros y una dimensión de 1550 kilómetros cúbicos. 

Si bien la mayoría de las personas pensó que tal fractura estaría ocasionada por el cambio climático, científicos de la British Antartic Survey (BAS) aseguraron que el desprendimiento es un comportamiento natural de la plataforma. No obstante, los expertos afirmaron que no es habitual el tamaño que ha obtenido. 

La separación se esperaba dado que en 2019 ya se observaba una grieta. Luego de cuatro años, las aberturas en el hielo provocaron la ruptura final. 

"Este evento de parto se ha esperado y es parte del comportamiento natural de la plataforma de hielo Brunt. No está vinculado al cambio climático. Nuestros equipos científicos y operativos continúan monitoreando la plataforma de hielo en tiempo real para garantizar que sea segura", explicó Dominic Hodgson, glaciólogo del BAS. 

Imagen satelital del iceberg
Fuente: NASA

"Nuestra estación estaba situada en la plataforma, si no la hubiésemos movido hace unos años, ahora mismo estaría flotando", comunicó Hodgson. Es la segunda vez que ocurre este tipo de fenómenos en los últimos dos años. 

“Nuestros glaciólogos y equipos de operaciones han estado anticipando este evento. Las mediciones de la plataforma de hielo se llevan a cabo varias veces al día utilizando una red automatizada de instrumentos GPS de alta precisión que rodean la estación", explicó la profesora Dame Jane Francis, directora del BAS.

Además, Francis aseguró que el iceberg se encuentra en observación: "Se está deformando y moviendo, y se comparan con imágenes satelitales de la ESA, la NASA y el satélite alemán TerraSAR-X"

"Todos los datos se envían de regreso a Cambridge para su análisis, por lo que sabemos lo que está sucediendo incluso en el invierno antártico, cuando no hay personal en la estación, está oscuro durante 24 horas y la temperatura cae por debajo de menos 50 grados", agregó

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?