Un indicador en alza

En medio de la crisis educativa, un estudio reveló un dato alentador en sectores vulnerables

Tras el catastrófico resultado e las pruebas Aprender, la Fundación cartoneros y sus chicos reveló un dato alentador respecto a los aprendizajes de niños, niñas y adolescentes de sectores vulnerables.

Redacción MDZ Online lunes, 4 de julio de 2022 · 07:02 hs
En medio de la crisis educativa, un estudio reveló un dato alentador en sectores vulnerables
Foto: Rodrigo D'Angelo / MDZ

"Entendemos que los chicos aprenden en diversos ámbitos y todo el tiempo", dice Diego Guilisasti, director ejecutivo de la Fundación cartoneros y sus chicos, a MDZ. La fundación, explica, tiene como misión "acompañar la educación formal reforzando los conceptos que los chicos ven en sus escuelas partiendo desde los conocimientos que cada uno tiene". Y por eso celebra el resultado de los últimos estudios que realizaron desde la asociación. 

A días de que se conocieran los resultados de las últimas pruebas Aprender, que demuestran una curva descendente en el aprendizaje, la organización dio a conocer un dato alentador: entre el primero y el último trimestre de 2021, el 96% de los chicos que asisten a la fundación mejoró su nivel educativo. 

"El equipo pedagógico de Cartoneros y sus chicos prepara tres evaluaciones durante el año para ver los avances y necesidades de cada ciclo", detalla Pedro Kavulakian, presidente de la fundación. Y agrega que también se basan en un dictado de palabras propuesto por el Programa DALE! que les permite realizar un seguimiento de chicos que no saben leer ni escribir.  

Efectivamente: los resultados de las pruebas realizadas indican que, a lo largo del año, los alumnos -que forman parte de un sector especialmente vulnerable de la sociedad- tuvieron una mejora promedio del 24% en lengua, del 19% en matemática, del 22% en ciencias naturales y del 18% en sociales.

A pesar de que el resultado es positivo -más aun considerando que a nivel nacional y en los diversos distritos las pruebas de evaluación -por ejemplo las Aprender, a nivel nacional- arrojan un pronóstico alarmante-, Kavulakian manifiesta preocupación por el bajo nivel de los alumnos en general. El contexto no es alentador en absoluto y hay un dato en el informe que enciende todas las alertas: en 2021 el 50% de los niños y niñas hijos de cartoneros de 6 a 18 años no sabían leer ni escribir, poniendo de manifiesto la progresiva desigualdad en el acceso al aprendizaje general. 

Ese dato parece ser la evidente consecuencia del contexto. Un estudio de la Universidad Di Tella señaló que el abandono escolar llegó a quintuplicarse durante el primer año de pandemia afectando especialmente a quienes viven con ingresos por debajo de la línea de la pobreza, es decir, más del 60% del país.

Entre los más desprotegidos de ese grupo se encuentran las niñas, niños y adolescentes con los que se realizó este estudio de Cartoneros y sus chicos. "Las familias cartoneras viven del recupero de material reciclable y (en la fundación) tenemos tanto familias cuyas jefas y jefes pertenecen a la cooperativa y familias que cartonean de manera informal. También tenemos chicos de mamás y papás desempleados y/o con empleos precarios como changas eventuales", explica Guilisasti a MDZ. 

"Para nosotros realizar un diagnóstico inicial que va más allá de cuántos años tiene o en qué grado o año está cada chico", expresa recordando que les importa acompañar el proceso de educación en forma personalizada, teniendo en cuenta los saberes con los que cada niño llega.

Si bien Guilisasti arriesga a decir algunos de los puntos clave que permitieron a la fundación mejorar las estadísticas de aprendizaje en un contexto tan difícil. "Buscamos generar en todo momento ambientes cálidos y amorosos en los que los chicos y chicas se sientan cómodos y cómodas y tengan confianza en sí mismos. Vemos la autoestima como una herramienta clave en su proceso de aprendizaje", reflexiona consciente de que aun hay mucho camino por recorrer. 

 

 

 

Archivado en