Alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires pasaron la noche en el colegio: "Los descubrimos"

Alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires pasaron la noche en el colegio: "Los descubrimos"

Los alumnos y el Centro de Estudiantes tomaron la escuela como medida para reclamar el desplazamiento por un docente acusado de agredir a un alumno y otro con antecedentes penales.

Candela Orrego

El Colegio Nacional de Buenos Aires fue tomado este miércoles por la tarde por cientos de estudiantes y el cese de clases continuará hasta el viernes de esta semana. Las razones son varias pero principalmente los alumnos exigen que se despidan, desplacen o por lo menos, que no estén más en contacto con alumnos, dos empleados de la institución que tienen graves acusaciones.

Los reclamos son tres, el primero es con respecto a un docente de la institución. "Descubrimos hace poco tiempo que hay un abusador sexual de menores que trabaja en el campo de deportes. Báez fue condenado en 2018 a prisión condicionada, eso quiere decir que, él no está encarcelado físicamente, pero si sigue una condena en suspenso que está firmada por el juez y la Fiscalía. Nosotros pudimos acceder a esa condena que es pública y básicamente fue condenada a 3 años de prisión. Es una condena que sigue vigente y fue denunciado por delito sexual agravado a una menor con la cual convivía", explicó la presidente del Centro de Estudiantes, Victoria Liascovich.

La presidente del centro sostiene que el hombre concurre al colegio y se muestra en asambleas y reuniones con total normalidad. El reclamo es para que echen a esta persona de la institución, y de no ser posible, piden que se lo desplace a otra dependencia de la UBA para que no tenga contacto alguno con ningún alumno o adolescente.

El cese de clases continuará hasta el viernes 24 inclusive.

El segundo reclamo es sobre un docente -del cual no trascendió su nombre- por agresiones hacia un alumno. El hecho ocurrió cuando el alumno le recriminó y lo acusó de seguir cuentas de pornografía de adolescentes en Twitter y el docente lo encerró en la vicerrectoría -ya que en ese momento era el vicerrector- y le respondió: "Te voy a bajar los dientes". El hecho ocurrió en el año 2017 y el sumario que le iniciaron dictaminó una pena de tan solo 30 días sin concurrir a la institución y sin cobrar el sueldo.

Posteriormente a esto, el docente denunció ante la policía que su cuenta de Twitter había sido hackeada y que él no había seguido a las cuentas de pornografía. La sanción fue ratificada por el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri. Después de los 30 días, el docente volvió al Colegio Nacional de Buenos Aires y el año siguiente fue ascendido a una Secretaría de Educación. Frente a eso los alumnos decidieron tomar el colegio hasta que el docente se tomó una licencia. 

Después de la pandemia, los alumnos volvieron a las clases y también el acusado como Jefe del Departamento de Educación Física. Esta persona se volvió a presentar para el cargo y de manera ilegal quedó otra vez debido a que fue el único que se presentó. De acuerdo a la resolución 2040 del colegio, después de 3 mandatos no puede volver a ser electo, hecho que ocurrió -según Liascovich- gracias a la rectora, Valeria Berman.

"Queremos que sea abra un sumario y que posteriormente sea echado, pero eso tiene que hacerse de manera prolija en lo inmediato, tiene que ser desplazado y no tiene que tener más contacto con menores estudiantes", sentenció la presidente del centro.

El último y tercer reclamo de los alumnos es que se aplique la Ley Micaela. Los chicos exigen que se aplique la Educación Sexual Integral (ESI) y para ello los docentes y demás personal de la institución debe formarse con el curso género Ley Micaela UBA para dar clases en el colegio. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?