¿Fin de la pandemia? Nueva York levanta restricciones y ya no será obligatorio el barbijo en las escuelas

¿Fin de la pandemia? Nueva York levanta restricciones y ya no será obligatorio el barbijo en las escuelas

Con unos mil casos diarios y un promedio semanal de 27 muertes por día a causa de coronavirus, Nueva York decidió levantar algunas de las restricciones más polémicas surgidas para prevenir contagios.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El pasaporte de vacunación, una de las medidas más cuestionadas durante la pandemia de coronavirus, ya no será necesario para ingresar en espacios cerrados. Tampoco será obligatorio el barbijo en las escuelas a partir del próximo lunes. Eric Adams, nuevo alcalde de Nueva York fue el responsable de hacer el anuncio. Tal vez, uno de los más esperados en los últimos dos años. 

Se trata de un relajamiento en las medidas sanitarias que se convirtieron en parte de lo cotidiano durante los peores momentos de la pandemia de coronavirus. Estados Unidos fue el primer país en hacer obligatorio el pase sanitario para acceder a espacios cerrados. A partir del próximo lunes 7 de marzo, ese carnet ya no será necesario para ingresar a centros comerciales y restaurantes, entre otros lugares salvo que cambie la tenencia de la curva, en franco descenso desde enero, cuando la Gran Manzana atravesó uno de los picos de contagios más importantes desde que comenzó la pandemia. 

El pase sanitario rige en Nueva York desde el mes de agosto y durante estos siete meses se exigió en bares, teatros, gimnasios, museos y estadios, entre otros sitios. Si bien no todos los comerciantes lo exigían, sí se convirtió en una norma para las grandes cadenas. 

El otro gran anuncio tuvo que ver con una medida aun más cuestionada: el uso de barbijos en las escuelas. Alrededor de un millón de estudiantes volvieron a clases hoy, luego de un receso de medio término. Se espera que el reencuentro provoque un alza en los contagios, pero también está previsto que a partir del próximo lunes dejen de usar barbijo en el aula

Estas flexibilizaciones están en sintonía con la campaña de Adams, quien prometía imponer medidas que favorecieran la recuperación de la economía local. “No podemos volver a cerrar", declaró durante el anuncio y añadió: "Y no voy a hacer nada que pueda ponernos en una situación en la que haya que volver a cerrar. Nuestra economía no lo resistiría. No tenemos otros 11 mil millones de dólares para devolver a la economía. Por eso tenemos que actuar de manera inteligente”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?