Cepo y subsidios

El dato positivo para que La Cámpora defienda un negocio millonario

La Cámpora controla Aerolíneas Argentinas, una empresa que sobrevive por subsidios millonarios. Por primera vez, en octubre hubo días que superaron la cantidad de pasajeros del 2019. La recuperación aérea, consecuencia del cepo para volar al exterior, es una buena noticia para Máximo Kirchner

Horacio Alonso
Horacio Alonso jueves, 3 de noviembre de 2022 · 16:06 hs
El dato positivo para que La Cámpora defienda un negocio millonario

A fuerza de restricciones para volar al exterior y subsidios para el turismo interno, los datos del mercado aéreo de cabotaje de octubre muestran, por primera vez, un nivel de actividad superior al del 2019, el año previo a la pandemia y el pico de operaciones del gobierno de Mauricio Macri.

Si bien el acumulado del mes pasado cerró 1,6% abajo del volumen de pasajeros transportados hace tres años, hubo días en los que la actividad estuvo por arriba. Este es el dato novedoso que surge del último informe de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

En total, el mes pasado se transportaron 1.317.000 pasajeros. El promedio diario se ubicó por arriba de las 41.000 personas que volaron. Algunos días se superaron las 42.000, como el último miércoles del octubre, que dejó atrás el registro de 40.100 del igual mes del 2019.

Todo hace indicar que en este contexto, a partir de ahora, se va a consolidar esta tendencia.

De todas maneras, si se mide por cantidad de vuelos, el mes quedó 8,5% abajo. Esto tiene que ver con la menor oferta de aviones y un nivel de ocupación más alto que hace tres años.

Distintos factores juegan a favor de esta recuperación.

Una de las causas es que en octubre entró en vigencia la nueva etapa del del PreViaje 3 que subsidia el turismo interno.

A esto se suma que sigue creciendo la llegada de turistas del exterior por una Argentina barata” medida en dólar blue y que genera más demanda interna para trasladarse a los principales destinos turísticos del país.

El encarecimiento de los vuelos al exterior es otro motivo que hace que muchos argentinos opten por viajar por el país ya que el turismo internacional es inalcanzable para la mayor parte de la sociedad.

La devaluación del peso, el fuerte recargo impositivo para el turismo al exterior, la eliminación de las cuotas en las tarjetas de crédito para el pago de servicios internacionales y la menor cantidad de líneas aéreas que operan en el país profundizan este “cepo” turístico hacia afuera.

Esto se confirma con la baja que muestra el mercado internacional que está 24,8% abajo contra el 2019, medido en pasajeros.

Ese año, en cambio, no existía ninguna restricción para viajar al exterior y volar fronteras afuera era más accesible por lo que un sector de la población no estaba obligado a hacer turismo interno. Concretamente, la demanda era más genuina y no consecuencia de restricciones.

Este dato positivo de octubre, medido en cantidad de pasajeros, es una buena noticia para La Cámpora que controla el sector y, especialmente, a Aerolíneas Argentinas.

Es un argumento para contrarrestar las críticas por las pérdidas millonarias que tiene la compañía de bandera que sobrevive gracias a los subsidios que otorga el Estado. En el primer semestre, la empresa estatal recibió u$s1,3 millones diarios para mantenerse operativa.

Si bien sigue demandando fondos millonarios, al menos lo hará con mejores resultados, aunque el costo para el Estado y los consumidores sea altísimo.

Hasta ahora, las operaciones de cabotaje contrastaban con lo que sucedía en otros países, incluso de la región, que ya mostraban niveles de actividad iguales o superiores a los que se registraban antes de la pandemia.

El mercado hoy muestra menor competencia aérea que en 2019 por la salida de algunas aerolíneas, el caso más notorio, por la cuota de mercado que tenía, es el de Latam.

La menor competencia se debió a un cambio de política de la actual gestión respecto al gobierno de Cambiemos que había aplicado un mercado de apertura aérea con la llegada de las low cost que generaron una baja de los precios y permitió que muchos argentinos pudieran viajar por primera vez.

Con la toma del control de Aerolíneas Argentinas por parte de la organización que conduce Máximo Kirchner, que impulsó ese giro en la política aerocomercial, se buscó limitar la competencia y se encarecieron, en términos reales, el valor de los pasajes de cabotaje.

 

Archivado en