Otro fin de semana de furia: el Paso Cristo Redentor volvió a ser un caos

Otro fin de semana de furia: el Paso Cristo Redentor volvió a ser un caos

Nuevamente el Paso Cristo Redentor es noticia debido a las largas filas de vehículos que esperan para pasar la frontera. Las autoridades decidieron cerrar las aduanas ante los pronósticos de mal tiempo.

Redacción MDZ Online

Ya desde mediados de semana, el Servicio Meteorológico Nacional había establecido pronósticos de mal tiempo para este viernes en alta montaña. Sin embargo, el feriado puente representó una tentadora oportunidad para tomarse un descanso en Chile y el Paso Cristo Redentor volvió a colapsar provocando decenas de críticas por parte de quienes esperaron largas horas para realizar sus trámites en alta montaña.

El paso fronterizo que conecta Mendoza con Chile es el más importante entre ambos países ya que se trata del principal corredor comercial de la región. Esto provoca de miles de camiones transiten por esta ruta cada día. A esto se le suma su rol turístico y las complicaciones propias de un camino de alta montaña. Este combo suele ser el responsable del colapso de las aduanas pero, según los usuarios, también hay negligencia por parte de las autoridades. 

A pesar de que los largos dos años de cuarentena restringieron el ingreso a Chile, lo cierto es que la problemática de las demoras en alta montaña arrastra un extenso prontuario. Esta situación se agravó en el último tiempo por dos motivos específicos. El primero es que los complejos aduaneros dejaron de trabajar de forma integrada, algo que desde el 30 de septiembre se revirtió. 

 

Por otra parte, en julio tuvo lugar un incidente que fue bisagra. Es que, a pesar de que se había pronosticado mal tiempo, las autoridades permitieron el tránsito durante una ventana de buenas condiciones climáticas. Esto pudo terminar en una tragedia ya que decenas de vehículos quedaron varados en alta montaña en medio de un temporal de nieve y debieron ser rescatados. 

Desde ese momento, desde la coordinación se volvieron mucho más cautelosos y comenzaron a llevar adelante cierres preventivos. Es decir, ante la posibilidad de mal tiempo, las aduanas se cerraban. 

En las primeras horas de este viernes, se anunció justamente la aplicación de esta medida. Así se informó que, desde las 9 se realizaría un corte en Guardia Vieja. Sin embargo, ya eran varios los vehículos que se encontraban rumbo a Chile. A estos se sumaban una buena cantidad que había marchado el jueves y que también esperaba para cruzar la frontera. 

Es que, los problemas no iniciaron este viernes, ya el jueves los usuarios denunciaban demoras de entre seis y nueve horas para ingresar a Argentina o salir del país. 

"Salí a las 8 de la tarde del jueves y son las 10.54 del viernes y seguimos esperando. Son unas 15 o 16 horas sin parar. Son camiones, autos, micros. Todos por la misma senda. Ha sido un colapso. Pero el principal problema era que estaba contenida una hilera de más de 200 camiones", indicó a MDZ una de las personas que esperaba llegar a Chile.

En tanto, las autoridades indicaron que solo se atenderá a aquellos que pasaron por Guardia Vieja antes de las 9.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?