Una tercera dosis de Pfizer no sería suficiente contra la variante delta

Una tercera dosis de Pfizer no sería suficiente contra la variante delta

Expertos se reunieron para evaluar si es o no pertinente pensar en una tercera dosis para quienes recibieron la vacuna producida por Pfizer. ¿Por qué no la recomiendan?

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un comité de especialistas de la Administración de Medicamentos y Alimentosos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) se reunió para evaluar si es o no pertinente aplicar un refuerzo de la vacuna contra covid-19 desarrollada por Pfizer-BioNTech. En la votación ganaron quienes se oponen a la propuesta.

¿Por qué los expertos no avalaron el plan de Joe Biden de colocar una tercera dosis de Pfizer a los ciudadanos?

La decisión la tomó un grupo de 18 expertos que, luego de analizar la seguridad y eficacia de ensayos clínicos debió decidir si era o no pertinente ofrecer un refuerzo (tercera dosis) de la vacuna. La votación salió 16-2 en contra. Algo que llamó la atención ya que apenas hace unos días el gobierno de Joe Biden había anunciado que iniciaría una campaña de refuerzo. 

Los expertos desestimaron que una tercera dosis de Pfizer sea suficiente para prevenir una ola de la variante delta.

Desde la compañía farmacéutica señalan que la inmunidad contra la infección más leve disminuye entre seis y ocho meses después de la segunda dosis. Y, en este sentido, presentaron un estudio en el que participaron más de 300 personas que recibieron una dosis extra y registraron niveles de anticuerpos que combaten el virus tres veces más altos que después de las primeras inyecciones.

Estos anticuerpos, de acuerdo a los análisis presentados por el laboratorio, ofrecerían mayor eficacia contra la variante delta extra-contagiosa que aterra a muchos países. 

¿Puede la tercera dosis de Pfizer contener un brote de variante delta?

El laboratorio esgrimió como argumento el caso de Israel, donde se hizo un seguimiento de alrededor de un millón de personas de 60 años o más y se detectó que bajaban la posibilidades de enfermarse luego de haber recibido la vacuna.

Contra esa información, los expertos de la FDA solicitaron que se realizaran estudios en ciudadanos estadounidenses ya que, de acuerdo a sus análisis, las vacunas utilizadas en Estados Unidos "siguen ofreciendo protección contra la enfermedad grave del COVID-19 y la muerte en Estados Unidos". 

Una de las razones por las que el comité de expertos rechazó la tercera dosis de Pfizer para las personas sanas es que en esta población la vacuna sigue ofreciendo protección contra la enfermedad grave.

Según Anna Durbin, médica de la Escuela de Salud Pública de Johns Hopkins, es fundamental evaluar si una dosis extra es segura y aumenta la inmunidad. En tal caso, serán los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) los que deberán avaluar los casos en los que sí aplica utilizar una tercera dosis. 

Sin embargo, Durbin no cree que sea la tercera dosis el elemento crucial para contener un brote de variante delta sino "la vacunación en las personas no vacunadas". La declaración encuentra su justificación en que según datos de los CDC, más de un tercio de los estadounidenses en condiciones de participar del plan de inmunización aún no están completamente vacunados.

En sintonía con estas afirmaciones, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades revelaron que luego de dos dosis de la vacuna Pfizer se mantiene estable la protección contra las enfermedades graves, las hospitalizaciones y las muertes. Sin embargo, los mismos CDC han confirmado que notan una sutil disminución en la protección contra las hospitalizaciones de personas mayores de 75 años. 

¿Qué pasa con la tercera dosis de Moderna?

Moderna también solicitó que la FDA analice un refuerzo de su vacuna. Lo hizo tras publicar un informe que da cuenta de una disminución de los anticuerpos. Los investigadores compararon la respuesta inmunológica de personas que habían recibido su vacuna en 2020 con quienes la recibieron a comienzo de este año. En las conclusiones afirmaron que se registró u 36% menos de infecciones entre quienes recibieron la vacuna en los últimos meses. 

Sin embargo, aun no se sabe cuándo la  Administración de Medicamentos y Alimentosos de Estados Unidos pondrá en debate si es o no necesaria una dosis de refuerzo para la vacuna de Moderna o incluso para quienes recibieron la dosis única de Johnson & Johnson.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?