Estudiantes se manifiestan contra el adoctrinamiento escolar

Estudiantes se manifiestan contra el adoctrinamiento escolar

Luego de que se viralizara el video de una docente adoctrinando a sus alumnos en La Matanza y que el presidente Alberto Fernández se expidiera celebrando el hecho como "formidable" debate, estudiantes Organizados convoca a una marcha el sábado 4 de septiembre.

Santiago Alvarez Tocalli

Durante los últimos días, el episodio entre la profesora Laura Radetich y el alumno Jeremías, tomó notoriedad en varias esferas institucionales argentinas. Ahora, Estudiantes Organizados, un grupo de jóvenes estudiantes, convocan a una marcha en Olivos. Juan Pilotto (19) y Lisandro Zattera (16), coordinadores en CABA de Estudiantes Organizados, y Valentino Díaz Fontau (19), encargado de las relaciones institucionales a nivel nacional, explican la situación.

-¿Cómo describirías la actitud de la docente?
Valentino- Tuve la oportunidad de estar en contacto con la familia de Jeremías, brindando un poco de nuestro apoyo en una situación donde el chico tuvo una increíble sobreexposición. La situación lamentablemente no es sorprendente, sucede miles de veces, lo que alerta es cuando uno ve en cadena nacional cómo el presidente Alberto Fernández con tanta soltura tilda lo que sucedió como un debate formidable, es directamente un acto cínico. Lo único formidable en esta situación fue el accionar de Jeremías, que tuvo el valor de intentar hacerse oír y no limitarse a comprar un discurso preestablecido.

-En sus experiencias como alumnos: ¿vivieron algo similar?
Lisandro- Si, muchas veces. Una profesora de cívica que enseñaba con una constante bajada de línea política. Las clases se sostenían en un único pensamiento político posible, todo lo que estaba por fuera de eso era incorrecto. Me acuerdo de tener la sensación de pensar que no tenía sentido involucrarse en política porque si era todo cómo lo planteaba ella entonces no había nada más que hacer, ya estaba todo resuelto. Recién con el tiempo me di cuenta de la contundencia de su relato y cómo afectaba en nosotros, sus alumnos.

Juan- Pasa muy seguido y muchas veces pasa de una manera mas disimulada. No siempre es como el caso de Laura Radetich y Jeremías, en donde la profesora totalmente fuera de lugar le grita al alumno. Lo más común es encontrar una forma disimulada de adoctrinamiento, que se da a través de la difusión algunos pensamientos y callando otros, pero de una manera más sutil. Eso termina siendo lo más peligroso, porque no se suele percibir.

-¿La política debe tener un espacio en las escuelas?
Juan- La política forma parte de la vida de todos, así que si, tiene que tener su espacio en las escuelas para obtener las herramientas necesarias. Lo importante es que se incorpore a través del diálogo, del debate de ideas, de analizar ejemplos históricos, pero nunca a través de matices específicos de unos profesores.

Lisandro- La realidad actual de la política en las escuelas es muy triste. Es muy común el miedo de los estudiantes a pensar distinto al profesor de turno, por temor a no aprobar o a que los humillen en frente de toda la clase como le paso a Jeremías. Es importante que todos los estudiantes tomemos conciencia de que no es normal eso, los docentes no están para imponernos ningún tipo de idea, sea del pensamiento que sea.

"Es muy común el miedo de los estudiantes a pensar distinto al profesor de turno", dice Lisandro Zattera


-Desde Estudiantes Organizados promueven una “profunda reforma educacional”. ¿Cómo llevan a cabo concretamente esto hoy en día?
Valentino- Nuestra herramienta principal es un documento que armamos con las inquietudes sobre cambios que proponen todos los estudiantes que se acercan para después compartirlo con funcionarios y referentes de diversas áreas educacionales, para así poder darle una cuota de viabilidad a los requerimientos. Una vez que lo tenemos nos contactamos con legisladores y diputados para poder convertirlo en un proyecto de ley. Estudiantes Organizados funciona como el vehículo de las preocupaciones estudiantiles.

Así será la marcha de los estudiantes organizados para repudiar el adoctrinamiento escolar

-¿Cómo se gesta la marcha que organizaron para el sábado 4 de septiembre?
Juan- Nos parece esencial visibilizar que hay estudiantes que están organizados en búsqueda de una mejora en la educación de nuestro país. Muchas veces pasa que muchos chicos tienen las mismas inquietudes que nosotros, pero piensan que están solos, entonces terminan sin hacer nada al respecto. Queremos que la marcha sirva para incentivar a estos jóvenes, que sepamos que ninguno de nosotros está solo. Creemos que es el deber de todos los estudiantes velar por nuestros derechos
Valentino- Lo más importante de esta marcha y que siempre remarcamos es que cada estudiante sepa por qué esta yendo. Hay miles de motivos por el que un joven puede ir: se cansó de situaciones cómo la de Jeremías, conoce gente que dejó la escuela por el año entero de virtualidad, por el maltrato docente, el que sea. No queremos que venga gente por venir, las manifestaciones son prósperas cuando se sostienen por un motivo.

-¿Por qué eligen Olivos como escenario?
Valentino- La elección del lugar es por la carga simbólica que representa. Hubo un año entero en el que la educación estaba clausurada y Olivos era un salón de fiesta. Nuestra idea dividir la calle para visualizar en un mismo espacio lo que sucedió durante la cuarentena: de un lado una fiesta que represente lo que fue la quinta presidencial y por el otro el luto de la educación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?