Por qué la internet del valor es el futuro presente y cómo nos reinventa 

Por qué la internet del valor es el futuro presente y cómo nos reinventa 

El paradigma de la época nos interpela a cada instante. ¿Estamos dispuestos a cambiar? Una charla imperdible con un mendocino visionario, que nos explica de qué trata la internet del valor.

Nicolás Attias

Nicolás Attias

Sin dudas vivimos un tiempo líquido, al decir de Zygmunt Bauman, y el desafío constante es salir de las rigideces doctrinarias para adaptarnos al cambio. Muchos analistas confirman que vivimos la cuarta revolución industrial, la revolución digital de la información y el conocimiento. Un cambio vertiginoso como jamás conoció la humanidad, que pone en juego nuestras concepciones y percepciones.

La primera vez que se usó esta categoría de Cuarta Revolución fue en 2016 cuando ya era claro que el presente conjugaba un pasado que se resiste a partir y un futuro que se planta con señales muy concretas.

Entre estos signos que despuntaron hace ya algún tiempo y ahora amagan coquetear con la cotidianeidad se encuentran la célebres tecnologías de bloques o blockchain, cuyo soporte conceptual es la denominada internet de valor. Pero, ¿de qué va todo este cambio?

Para poder indagar mejor este desafiante escenario, en MDZ nos propusimos hablar con un mendocino que conoce bastante bien este campo. Se trata de Alvaro Gandía, un ingeniero industrial que gerenció equipos de ventas y de atención al cliente en empresas de la industria de tv e internet. 

También participó de equipos que desarrollaron apps móviles para comunicarse con clientes llamada Vloom y una billetera virtual (Palta) que actualmente es parte de Mendoza Activa. Creó y coordinó la conferencia #Bitcoinday con la que recorrió gran parte de Latinoamérica. 

A su vez fundó una escuela (Blockchain School) para incentivar a que los jóvenes entiendan la Blockchain y la internet del valor. Actualmente administra una comunidad llamada Criptotips.club donde aporta información útil a los usuarios para tomar mejores decisiones a la hora de invertir en proyectos basados en criptoactivos. 

Algunos te consideran parte del futuro de Mendoza. Viste las crypto antes que muchos. ¿Cómo ves a Mendoza y la industria del conocimiento?

El mundo cambió mucho en estos últimos 10 años desde la creación de Bitcoin. Estoy convencido que las criptomonedas son mucho más que una innovación tecnológica que viene a mejorar procesos financieros para hacerlos más eficientes e inclusivos.

Soy un convencido que los cripto activos son una nueva forma de replantearnos como sociedad. la palabra “descentralización” es muy poderosa, y se basa en el “dejar de depender de una autoridad centralizadora de poder” hablo del poder que le damos a un político para que nos represente o a un director de empresa para que vele por los intereses de los inversores. Ya todos sabemos que el poder que tienen las personas a la larga corrompe. 

Y la internet del valor, también llamadas criptomonedas, tienen por objetivo crear una capa incorruptible de intermediación de valor donde las personas ya no son actores principales y las DAO´s (organizaciones descentralizadas autónomas) una combinación de inteligencia artificial, computadoras, robots y criptomonedas todas conectadas a la “internet de la información” que hoy ya es úbicua, son las encargadas de generar valor para el nuevo mundo. 

En esta línea de pensamiento, veo a Mendoza con miles de emprendedores con ganas de solucionar problemas utilizando la nueva internet del valor que las criptomonedas proponen. Seguramente tiene que ver que estamos en una ciudad con increíbles características para vivir y con muchas Universidades que ayudan a dar el puntapié inicial a jóvenes que salen con curiosidad y sin interés de entrar en la carrera corporativa. 

¿Cómo está Mendoza en comparación con otras provincias?

Me ha tocado recorrer gran parte del país, y veo a Mendoza por sobre la media, a la altura de Buenos Aires y de grandes polos de innovación como los son Berlín, San Francisco o Singapur. Hoy en día con internet ya no es necesario vivir cerca de la acción, y los equipos que participan de proyectos criptos están repartidos por todo el mundo. Estoy confiado que si nuestra línea política sigue abierta a la innovación y sin miedo al cambio vamos a tener grandes emprendedores que vivan en Mendoza y participen de esta revolución financiera global.   

¿El Mendocino adopta las Crypto?

Sí, claro. El Mendocino es parte del contexto latinoamericano, que se caracteriza por sobre el mundo desarrollado, por un común denominador: la incertidumbre.  Esto lo lleva a tener más curiosidad que el ciudadano promedio que vive en Zurich por ejemplo, que piensa que tiene el futuro comprado.  Veo mucha gente leyendo sobre finanzas, sobre el origen y usos actuales del dinero. Preguntándose el ¿por qué nuestros padres nos enseñaron a ahorrar en dólares? ¿Por qué los gobiernos de turno pueden decidir cuántos billetes imprimir sin seguir una lógica? y cómo impacta en nuestro futuro. 

¿Cómo es ese público?

Por lo general es un público joven que entiende del funcionamiento de la economía y finanzas. 

¿Crees que finalmente vencerá la resistencia y cambiará el paradigma del billete físico?

El billete físico tiene los días contados. En pocos años todo será digital. Pero la cuestión real es si seguiremos confiando en los gobiernos de turno, para que decidan cuántos “billetes digitales” imprimir y a quien censurar. O si vamos a empezar a adoptar monedas que no dependan de personas y si del valor que generan por sus ecosistemas detrás. 

Hablaste de la Internet del valor, como es que el bitcoin potencia esta idea. ¿Cómo ves la incidencia del bitcoin en Mendoza?  El ecosistema de negocios para acelerar esta criptomoneda.  La normativa para estimularla.

El Bitcoin y las criptomonedas son el combustible que mueve a las nuevas organizaciones basadas en internet y que a la larga dejan de depender de las personas. Por más duro que esto suene. Organizaciones que se autogobiernan y lógicamente manejan su moneda nativa como medio de intercambio. El Bitcoin vendría a ser el nuevo oro digital en este sistema. Nosotros los mendocinos ya somos parte de ese paradigma, al invertir en esta nueva internet. Actualmente la normativa es vaga y todavía no entiende cómo va a intermediar en este proceso. En los próximos años, no le quedará  otra que acomodarse a la nueva realidad tratando de aportar valor. De lo contrario dejaremos de ser parte de la evolución, como es el caso de países como Bolivia donde las criptos son ilegales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?