Desgarrador pedido de ayuda para el joven que sufre graves secuelas post covid

Desgarrador pedido de ayuda para el joven que sufre graves secuelas post covid

Mariela Robert, su mamá, hizo un pedido desesperado para lograr dar con un tratamiento o rehabilitación que ayude a revertir las secuelas que le quedaron luego de la enfermedad.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

La historia de Alan Batisda, el joven oriundo de San Rafael que contrajo coronavirus en junio y hoy sufre secuelas neurológicas que afectan sensiblemente su calidad de vida, sigue sumando capítulos. Su madre hizo un desesperado pedido para que sea internado en una clínica neurológica que pueda dar respuesta al cuadro clínico que se agrava día a día.

Esta semana Alan fue atendido por tres médicos de distintos centros asistenciales quienes coincidieron en que las manifestaciones neurológicas del joven son un trastorno del movimiento producto de una secuela de covid-19. Mariela Robert, su mamá, hizo un pedido desesperado para lograr dar con un tratamiento o rehabilitación que ayude a revertir las secuelas que le quedaron luego de la enfermedad.

La vida de Alan cambió y las cosas que habitualmente hacía como ir al baño, ducharse, sentarse a ver televisión o leer algo en la computadora hoy son grandes odiseas ya que su motricidad está absolutamente afectada por la enfermedad. Mariela dijo: "Los médicos explicaron que cuando Alan le pide a su cerebro que haga un movimiento su cerebro reacciona pero realiza otro movimiento. Es un descontrol de los movimientos voluntarios que le enviamos al cerebro".

El coronavirus provoca una inflamación cerebral

La medicación que comenzó a tomar el miércoles lo dejó postrado en una cama sin posibilidades de realizar ningún movimiento. "Estoy desesperada, Alan pasó a no tener ningún movimiento, no puede hablar ni comunicarse, no se mueve, su cuerpo está rígido" manifestó Mariela, quien desde el lunes se encuentra viviendo en un hotel debido a las consultas médicas que debe realizar en la ciudad de Mendoza.

"Hoy mi hijo no puede hablar, no sé si estoy avanzando o retrocediendo...".

Esta semana consiguieron la derivación para realizar la rehabilitación, fisioterapia por trastorno de marcha y movimiento funcional pero la familia sigue solicitando desesperadamente la internación de Alan en un centro neurológico que pueda realizar un seguimiento de al menos 48 horas y un tratamiento integral que incluya un grupo interdisciplinario de especialistas tal como recomendó uno de los médicos.

"Alan tiene que aprender a realizar todos los movimientos de cero, a caminar, comer. Necesitamos su internación, supervisión constante y un acompañamiento médico que nos enseñe cómo seguir adelante con el tratamiento" dijo su mamá . 

Mariela dijo sentir mucha bronca y frustración debido a lo que considera una falta de tratamiento integral que brinde una solución a su hijo. "Cada vez que terminamos una consulta me dicen que vuelva a mi casa, tengo que trasladarlo con todo lo que eso implica. Alan es una víctima, está absolutamente limitado para moverse" y agregó: "Me pongo a disposición para que le hagan todos los estudios que hacen falta pero necesitamos una respuesta urgente para que el cuadro de Alan no sea permanente". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?