La odisea de 5 deportistas argentinos de 15 años varados en Italia

La odisea de 5 deportistas argentinos de 15 años varados en Italia

Los cinco menores fueron a una competencia internacional de vela a representar al país y su vuelo de regreso fue cancelado por el cupo aéreo. Tienen la chance de volver vía Montevideo, en vuelo privado, pero hasta anoche la ANAC no lo había autorizado. Angustia de familias separadas a la distancia

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Hoy es el día clave para que cinco deportistas argentinos de 15 años que viajaron a Italia a representar al país, en una competencia internacional, y quedaron varados por la decisión del Gobierno de establecer el cupo aéreo, sepan si podrán regresar a la Argentina.

En las próximas horas, la ANAC – la Administración Nacional de Aviación Civil – deberá dar a conocer si autoriza el vuelo para que estos jóvenes sean repatriados.

Originalmente, los cinco menores – cuatro chicos y una chica -, junto a la madre de uno de ellos y a dos instructores, tenía previsto para hoy el retorno por la aerolínea española Iberia.

Tal como adelantó MDZ, hace poco menos de diez días, el organismo canceló ese servicio, en el marco de las restricciones para frenar la llegada de la variante delta, y dejó a esa delegación sin fecha cierta de vuelta, con la angustia e incertidumbre de todos sus integrantes y de las familias que aguardan en la Argentina.

Inmediatamente, los padres de los menores comenzaron gestiones ante el Ministerio de Turismo, que encabeza Matías Lammens, y la secretaría de Deportes, a cargo de Inés Arrondo.

Desde el Gobierno dejaron trascender que, llegada la fecha del vuelo original, se buscaría la forma de repatriarlos. “Como se viene haciendo con todos los deportistas que están teniendo problemas para regresar, desde la Secretaría se busca la forma de subirlos al primer avión disponible que haya desde el lugar en que se encuentre” explicaron a MDZ, en ese momento, desde el Ministerio.

Los chicos están a la espera de poder regresar al país.

El argumento en que se basaban era que todavía faltaban varios días para el día previsto para su regreso, por lo que no se podían considerar “varados”. Ese plazo se vence hoy. Hasta anoche, no había confirmación de la aprobación del vuelo en el que tendrían que viajar y quedan pocas horas para que la ANAC apruebe o cancele el vuelo.

Al cancelarse el servicio original de Iberia - que hacía la ruta Milán, Madrid, Buenos Aires -, se tuvo que reprogramar el regreso vía Montevideo, lo que se convirtió en una verdadera odisea, cargada de nerviosismo. Desde allí, los cinco menores y los tres mayores, regresarían al país en un vuelo privado.

En este momento, la delegación está en Milán para tomar un avión, en las próximas horas, a Madrid y de ahí a la capital uruguaya. Más allá de la situación traumática que tienen que vivir, MDZ pudo saber que los jóvenes se encuentran bien.

El problema es que para que puedan embarcar en la ciudad del norte de Italia, tiene que estar autorizado el vuelo privado Montevideo-Buenos Aires. Esto se debe a que, por las cuestiones sanitarias, no pueden salir del aeropuerto uruguayo. Es decir, tienen que ser pasajeros en tránsito para hacer la combinación directa a Buenos Aires.

Si este tramo final, que se hará por una aerolínea privada y a costa de las familias, no se autoriza, no podrán abordar el avión de Iberia en Milán. De esta manera, perderán sus pasajes y la fecha de retorno volverá a ser incierta.

Esta explicación técnica, no puede dejar en un segundo plano que se trata de cinco jóvenes de 15 años, que están alejados de sus padres – salvo el menor que está acompañado por su madre como adulto responsable-, a 11.000 kilómetros de distancia y con la incertidumbre de no saber cuándo podrán regresar al país.

El viaje comenzó el 26 de junio, antes de la implementación de la restricción aérea que comenzó a regir el 1 de julio.

Precisamente ese día y hasta el 10, se disputó en el Lago di Garda, en el norte de Italia, el campeonato mundial de la categoría Optimist de navegación a vela.

Una vez concluido el torneo, en el que obtuvieron la octava posición entre 50 países que compitieron, se trasladaron al sur de ese país, a Sicilia, para continuar con su entrenamiento. Todo a la espera de la fecha de regreso, prevista para hoy.

Todo marchaba en base a lo planeado, hasta que el 12 de este mes llegó la mala noticia. El vuelo por de Iberia, en el que tenían que regresar, fue cancelado en el marco del límite de 600 personas autorizadas para ingresas al país por día.

Hoy se sabrá si pueden regresar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?