Robots sexuales: ¿cómo funcionan y qué peligros pueden causar?

Robots sexuales: ¿cómo funcionan y qué peligros pueden causar?

Las consecuencias del uso de robots sexuales podrían ser peores de lo que se imagina.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Lo que para muchos sigue siendo una cuestión propia de la ciencia ficción, en el día de hoy ya se presenta como realidad tangible y concreta. ¿De qué se trata? De los robots sexuales, es decir, humanoides artificiales que incluso pueden llegar a hablar y a “conocer” a sus parejas. A continuación, te contamos cómo funcionan y cuáles son algunos de los peligros que pueden generar.

Fuente: forbes.co

Robots sexuales: inteligencia artificial al servicio del placer

Los hay en ambos géneros, tanto para hombres como para mujeres. Tienen el aspecto de una persona normal, no solo con la altura y dimensiones del cuerpo, sino también con el peso y los genitales.

Cualquiera los puede comprar, aunque su precio hace que no sean tan fácilmente accesibles: cuestan alrededor de 10 mil dólares.

A diferencia de otros juguetes sexuales, como podría ser el caso de una muñeca inflable, estos robots cuentan con inteligencia artificial, algo que les permite decir algunas frases, expresar “emociones” e incluso reaccionar al acto sexual con gemidos de placer.

Este mismo cerebro artificial hace posible que se puedan configurar las personalidades de los robots, así como las respuestas de los mismos a la hora de las relaciones, algo que se evidencia a través de expresiones faciales como el movimiento de ojos, boca y cabeza.

En el portal Xataka se destaca el caso de Brick Dollbanger, un hombre de 60 años de California, Estados Unidos, quien, bajo un seudónimo, accedió a compartir sus experiencias con Harmony, una de las muñecas diseñadas por la compañía RealDoll.

“Cualquier usuario que compre este producto va a tener una experiencia alucinante”, dijo, y al mismo tiempo remarcó que las respuestas sexuales de la muñeca son “extremadamente realistas”.

¿Cuáles son los principales peligros que pueden ocasionar estos robots sexuales?

Por más que resulte una obviedad, es imposible negar que uno de los principales peligros que pueden ocasionar estos robots sexuales es de carácter psicológico y se refiere a la necesidad que todo ser humano tiene de estar en contacto con otros, de interactuar y de establecer vínculos.

A su vez, la doctora Christine Hendren destacó para BBC que algunos de estos robots se pueden programar para reproducir escenarios de violación. En relación a esto, recordó que en Japón se producen muñecas sexuales en forma de niñas, las cuales están pensadas para los pedófilos.

Por otra parte, en los últimos días una nueva señal de alarma puso en el centro de la polémica a estos robots sexuales. En conversación con la revista Daily Star, el experto en ciberseguridad Rick Patterson expresó que estos muñecos son susceptibles de hackeos.

Tal como se destaca en el medio El Español, el argumento se sostiene sobre el hecho de que los robots necesitan de interfaces y de software para funcionar. Por esto mismo, no solo pueden ser hackeados, sino que pueden ser manipulados por expertos en la materia sin que el usuario del robot tenga la más mínima sospecha.

Dentro de los peores escenarios se encuentra la posibilidad de sufrir asesinatos por parte de estos robots. Como indica el propio Patterson, estos muñecos pueden golpear a sus dueños durante el momento sexual e incluso tomar cuchillos y hacer uso de ellos.

Quedará analizar cuál es el grado de posibilidad de que se den este tipo de escenarios pero, por lo pronto, no se ha producido ningún hecho concreto hasta la fecha.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?