Arranca el juicio a "las mujeres del Próvolo"

Arranca el juicio a "las mujeres del Próvolo"

Son nueve las acusadas que deberán sentarse en el banquillo este lunes cuando arranque el segundo juicio por los abusos en el instituto católico.

Redacción MDZ Online

Este lunes 3 de mayo comienza el segundo juicio por abusos sexuales cometidos contra chicos sordos en el colegio católico Antonio Próvolo. El debate arranca un año y medio después del primero considerado histórico y en el cual se condenaron a los curas y al jardinero acusados de las vejaciones.

Después de varios retrasos por la pandemia, finalmente se sentarán en el banquillo de los acusados serán dos monjas, la administradora legal y otras seis mujeres que trabajaban en tareas de dirección, docencia y maestranza del instituto. Las imputaciones que recaen sobre ellas van desde el abuso sexual agravado y corrupción de menores a la participación criminal por omisión. De las nueve imputadas, ochos esperan el debate en libertad.

La monja japonesa Kumiko Kosaka está acusada de abuso sexual agravado y corrupción de menores, y es la única que permanece con prisión preventiva. El resto de las acusadas son: Graciela Pascual, licenciada en Trabajo Social y representante legal del instituto, la monja Asunción Martínez, la psicóloga Cecilia Raffo, la cocinera Noemí Paz y las directoras del instituto Gladys Pinacca, Valeska Quintana, Cristina Leguiza y Laura Gaetán.

Se estima que el juicio dure unos 4 meses con la declaración nuevamente de las víctimas. Según trascendió, será semipresencial, y algunos testimonios se realizarán vía streaming.

"Va a ser un proceso largo y difícil para las víctimas que tendrán que volver a declarar y revivir su dolor. Entendemos que las pruebas son suficientes para llegar a una condena al final del debate y nuevamente, como sucedió en el primer juicio, que sea una conen histórica y reparadora", dijo el abogado Lucas Lecour, anogado querellante y presidente de Xumek.

Durante el primer juicio se condenó a los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho a 45 y 42 años de prisión. Mientras que el jardinero Armando Gómez recibió una pena de 18 años.

Mientras tanto, las víctimas y sobrevivientes de los aberrantes abusos siguen esperando una reparación integral del Estado y del Arzobispado, 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?