Este pajarito argentino se hizo famoso en el mundo y te contamos por qué

Este pajarito argentino se hizo famoso en el mundo y te contamos por qué

Investigadores de Argentina, Brasil y Estados Unidos estudian de cerca a este pájaro.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En el noreste argentino, más precisamente en los Esteros del Iberá de la provincia de Corrientes, habita un pájaro que atrajo la atención de todo el mundo y que motivó el trabajo de investigadores científicos. Se trata del capuchino Iberá, y a continuación compartimos todos los detalles.

Su nombre científico es Sporophila iberaensis y su principal característica es que es autóctono de la zona de humedales correntina. Con un tamaño que puede alcanzar los 8 centímetros de altura, esta especie se hizo famosa ya que se convirtió en un caso de estudio por demás particular.

¿El motivo? Sirven para investigar el proceso de formación de nuevas especies cuando no hay barreras geográficas entre las poblaciones de animales.

Fuente: Perfil

Capuchino Iberá: el prestigioso estudio que lo tiene como protagonista

La revista Science es una de las más prestigiosas del mundo en la materia y es allí donde se publicó el trabajo hecho en base al capuchino Iberá. La encargada de liderar la investigación fue Sheela Turbek, científica que trabaja en el Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Colorado (Boulder, Estados Unidos).

El equipo estuvo compuesto por 13 investigadores, todos científicos provenientes de Estados Unidos, Brasil y Argentina. A grandes rasgos, lo que permite observar este estudio es que, a pesar de ser familiares con el capuchino canela, ambos tipos de aves se mantienen separadas al momento de la reproducción.

Dicho de otra manera, los capuchinos canela e Iberá comparten territorio y hasta tienen genomas similares. Sin embargo, para aparearse tienen la capacidad de distinguirse entre sí. Esto lo logran a través del canto y del plumaje de los machos. 

Fuente: Sheela Turbek

Al respecto de esta cuestión, Turbek dio algunas claves para comprender cómo fue el proceso de investigación: “acampamos en el Parque Nacional Iberá para hacer el estudio. Vivimos en medio de los Esteros del Iberá y tuvimos la oportunidad de ser testigos de momentos muy mágicos de la naturaleza”.

Además, la bióloga expresó: “la experiencia de investigar a los capuchinos ha desarrollado mi habilidad de observar el mundo natural y me ha enseñado a tomar tiempo para prestar atención a mi entorno y valorarlo un poco más”.

¿Qué dicen los resultados de la investigación científica sobre el capuchino Iberá?

En palabras de los involucrados en el trabajo, “nuestros hallazgos apuntan al aislamiento previo al apareamiento a través de la elección de pareja, basada tanto en la coloración del plumaje como en el canto, como un mecanismo principal que promueve la divergencia entre estas especies de capuchinos coexistentes”. 

Fuente: science.sciencemag.org

Además, estos hallazgos “ilustran cómo los linajes pueden formarse y aislarse reproductivamente rápidamente de las especies sintópicas coexistentes. Nuestros resultados sugieren además que la reorganización de la variación genética existente puede generar nuevos fenotipos que luego son el objetivo de la selección sexual”. 

Por último, las conclusiones del estudio publicado en la revista Science indican que “el apareamiento selectivo basado en estos rasgos puede mantener los límites de las especies al principio de la especiación mientras se acumulan las barreras reproductivas posteriores”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?