Sin químicos: con estos fertilizantes orgánicos podrías nutrir tus plantas de interior

Sin químicos: con estos fertilizantes orgánicos podrías nutrir tus plantas de interior

¿Te interesa el cuidado de las plantas de interior? Entérate de todos sus comportamientos y las propiedades que mejoran su vida con el aporte de estos fertilizantes.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Gracias al aporte de fertilizantes orgánicos las plantas de interior (como las existentes en huertas realizadas en casas) pueden llegar a ser muy beneficiadas. Con la aplicación de las dosis correctas, consiguen mejorar sus propiedades físicas en la tierra como su aireación, porosidad y drenaje.

Para los amantes de la jardinería, no resultará extraño saber que las plantas de interior siempre se comportan de manera distinta que las que se encuentran en su ambiente natural. Esto se resume a que requieren de nutrientes que, si no pueden obtenerlos por completo en su hábitat, sí o sí dependerán de sus dueños.

Pixabay 

Por ejemplo, un helecho: no es lo mismo que crezca en el medio de la selva que hacerlo en un living con aire acondicionado en plena ciudad. Por ello, ciertos elementos esenciales como son el nitrógeno, fósforo o potasio y los secundarios como el hierro, el cobre o zinc son necesarios para un buen desarrollo de las plantas de interior.

Se puede ayudar a obtenerlos, pero aportándoles fertilizantes orgánicos que sean a base de componentes naturales, fáciles de preparar y hasta de conseguir en los viveros. Es necesario saber que, -bien nutrida- la vida “verde” en un hogar siempre se va a sentir agradecida y también eso se va a notar en su aspecto.

Juan Acita es Ingeniero Agrónomo y docente de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y cuenta que: “Fertilizamos nuestras plantas de interior porque, aunque el recipiente sea grande, en pocos meses se agotan los nutrientes que traía la mezcla de sustratos”.

Fertilizantes orgánicos

Casi siempre, una buena fertilización ayudará a que las plantas de interior crezcan vigorosas y más fuertes como también se conseguirá reducir el riesgo de que sean atacadas por insectos o enfermedades. Veamos algunos consejos:

  • Aplicar un fertilizante orgánico en lugar de un fertilizante inorgánico o químico - según el ingeniero Juan Acita- tiene una razón. El hecho de usar fertilizantes a base de productos naturales y aplicados en dosis correctas, no dañará jamás a las plantas. Por lo contrario, mejorará todas sus propiedades físicas como su aireación, su porosidad y su drenaje.
  • Compost casero o comprado: se puede elaborar en la casa con desechos de frutas, verduras, yerba, pedacitos de cartón, cáscara de huevo, pasto seco y restos de poda. Se agregan 2 cucharadas soperas por maceta sobre la superficie y luego se incorpora en la tierra suavemente con un tenedor. La frecuencia recomendada es hacerlo cada 45 días.
Pixabay 
  • Las cáscaras de bananas: Esta fórmula se consigue hirviéndolas en agua y luego, ese líquido que quedó se deja enfriar y se lo aplica a la planta a modo de riego.
  • Harina de huesos es un polvo hecho a base de huesos de animales y es muy saludable para las plantas con flor. Su aporte de fósforo favorece a una mayor y más vigorosa flora.
  • El Humus de lombriz se agrega cada 45 días. En el caso de que sea líquido, se lo utiliza para regar cada 15 días. Es muy fácil de conseguirlo en viveros.
  • Y por último, la gelatina sin sabor que se puede conseguir en cualquier supermercado o almacén, en jardinería es de lo más útil sobre todo para abonar los helechos. Su aplicación es del mismo modo que los pedacitos de cáscara de banana y la frecuencia ideal es cada 45 días.

En una tendencia muy clara hacia los productos orgánicos, el cuidado de las plantas y las huertas domésticas, saber sobre fertilizantes sin químicos es una gran propuesta. ¿Listo para probarlos?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?