Velas aromáticas de soja: procedimiento fácil para hacerlas en casa

Velas aromáticas de soja: procedimiento fácil para hacerlas en casa

Una opción natural para lograr un clima cálido y suave, libre de los tóxicos que libera la parafina de las velas comunes

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Las velas de soja no contienen parafina, un derivado del petróleo. Por eso, no liberan tóxicos de ningún tipo.

Así, además de ser naturales y ecológicas tienen un efecto más tenue al no modificar el aire, suavizando los ambientes sin contraindicaciones. El hollín que produce es un 90% menos que el de una vela de parafina.

Desprenden su aroma con más frescor, durabilidad y rapidez. Son ideales para meditar, amamantar o tomar un baño de inmersión. Ambientar una cena íntima o un salón de yoga en el momento del Savasana. Un regalo perfecto hecho con las propias manos que nuestro ser querido valorará y agradecerá.

Se les puede agregar aceites esenciales para disfrutar de los poderes de la aromaterapia y beneficiarse con fragancias según las propiedades que elijas: calmantes, energizantes, relajantes, antidepresivos, etc.

Velas de soja: paso a paso para hacerlas en casa

Es un procedimiento súper sencillo y fácil de hacer en casa. Sólo se necesita:

  • 450 gr de cera de soja
  • De 5 a 10 gotas de aceites esenciales a gusto
  • Colorante si las prefieres con algún tono, pero no lo necesita
  • Vasos, frascos o recipientes de cristal o vidrio para velas
  • Lápiz o palillos
  • Calentador a baño maría
  • Mechas de algodón o pabilo 

Fuente: Pixabay

FUENTE: Pixabay

Procedimiento:

Habrá que comenzar por fundir la cera de soja en un pocillo a baño maría o microondas. En cualquiera de los dos casos, deberá quedar totalmente líquida. Si se hace a baño maría hay que asegurarse de que no queden burbujas y esto se logra revolviendo constantemente. Si se hace en microondas habrá que seleccionar una potencia baja y vigilarlo cada 30 segundos para comprobar en qué estado se encuentra.

Luego, introducir la mecha de algodón o pabilo en el recipiente que se quiera usar para contener las velas.

Lo próximo será sostener la mecha con un lápiz y echar sólo unas gotitas de cera en el fondo, de modo que la mecha se pegue al recipiente. La longitud de la mecha debe superar en unos 3 cm su altura para encenderla sin complicaciones.

Mientras la cera esté caliente, es el momento de agregar el colorante si esta es la opción que se prefiere. Recién cuando la temperatura descienda a 40 grados es el momento de agregar los aceites, no antes porque si está caliente al punto líquido pierde parte de los aromas.

Una vez agregado, habrá que remover y verterlo todo en el recipiente para que la vela quede formada. Previamente, chequear que la mecha esté fija y luego, que quede en el centro. Dejar que la cera se enfríe totalmente al menos durante toda la noche sin meter en la heladera.

Luego de aguardar un mínimo de 24 horas de reposo se podrá encender la mecha por primera vez y disfrutar de los beneficios de una vela casera y gentil tanto con el medio ambiente como con las personas que disfrutan de su tenue luz para amenizar sus momentos.
 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?