Botiquín de aromaterapia: ¿para qué sirve cada esencia?

Botiquín de aromaterapia: ¿para qué sirve cada esencia?

Un recurso eficaz para conciliar el sueño, regresar a un estado de calma o energizarse en un contexto de crisis. ¿La esencia más buscada? El sándalo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La aromaterapia no es nueva, pero te aseguramos que en un momento como este los aceites esenciales y las esencias puras de los elementos más efectivos, como el sándalo, podrían marcar una diferencia en tu día a día.

Incertidumbre, enojo, tristeza, confusión aparecen junto a la esperanza, el amor y la alegría en una montaña rusa de emociones que, por momentos, parece incontrolable a causa del tiempo que lleva esta crisis sanitaria mundial y los meses, con distintas características, de la cuarentena, las disposiciones de distanciamiento y demás protocolos.

La nueva cepa y una segunda ola en América y Europa que se hace sentir cada vez más, arroja a la población a una situación epidemiológica que parece volver atrás en cuanto al número de contagios.

Según las organizaciones gubernamentales los índices crecen cada día y así el contexto no colabora a la estabilidad de la forma en que las personas se sienten, su humor y sus comportamientos de día y de noche: muchos perdieron el sueño, desordenaron hábitos alimenticios, sufren de ansiedad, palpitaciones y mareos.

Y aunque la pandemia está lejos de ser controlada, el incipiente proceso de vacunación da una luz de esperanza y una razón más para seguir buscando herramientas que ayuden a pasarlo lo mejor posible.

Ante la crisis, calma

Es lógico sentirse abrumado. Y seguramente hablar sobre ello con personas cercanas afectivamente ayudará. Pero para momentos de crisis, los recursos que hay que poner en juego son múltiples.

Los profesionales de la salud aconsejan algunos hábitos como mantener rutinas de cuidado personal, estar activos, respetar horarios y dedicarle un tiempo al placer y al ocio.

De hecho, en la página de la OMS (Organización Mundial de la Salud) hay útiles consejos básicos, y por supuesto, las personas han sacado a relucir su imaginación.

Muchos lograron hacer clases de gimnasia por zoom, terapia psicoanalítica virtual, encuentros con la cámara del Smartphone con amigos, descubrieron algo que los calma como cantar, llevar un diario, etc.

Pero quizás haya algunas opciones que no se valoran lo suficiente y pueden ser de gran utilidad para el bienestar general. Entre ellas, la ayuda de la medicina alternativa dedicada a la ciencia de los aromas.

Aromaterapia: una caja de herramientas para acompañar las emociones

La aromaterapia es un tipo de medicina complementaria. Ésta utiliza aceites esenciales, líquidos aromáticos, inciensos hechos con hierbas, cortezas, frutos y flores que al frotar contra la piel, ingerir, quemar, agregar al baño y simplemente oler, producen un gran beneficio sensorial e inmediato.

La capacidad del olfato de evocar emociones es altísima. Y por tanto, se puede calmar la mente, inducir al sueño, energizar, llevar a la persona a una sensación de plenitud, etc.  con unas gotitas del aroma indicado, tomando un momento simplemente, para inhalar.

De esta manera, cada aroma produce una sensación, tiene un sentido y colabora a equilibrar cuerpo, mente y espíritu.

Botiquín básico de aromaterapia

La esencia elegida actuará en el sistema límbico que llegará al cerebro. Los centros olfatorios se conectan allí, donde se encuentran las emociones, lo más primitivo del funcionamiento neuronal.

Por eso una esencia a través de difusores, velas, aceites en hornitos y otros recursos son capaces de potenciar la concentración, estimular el ánimo, inducir el sueño y la relajación o motivar ante el desánimo y la depresión.

Aquí van algunas ideas para poner en práctica:

  • Sándalo. Es un aroma para dejar de dudar. Definir aquellas cuestiones que mantienen dubitativa a una persona y poder transformar la duda en energía asertiva. Las propiedades del sándalo sirven también para relajar, dejar las tensiones y decidir con y desde la calma. La mejor manera de usarlo es verter unas gotitas de aceite esencial de sándalo en medio de la frente, a la altura del entrecejo. Además, existen poderosos y exquisitos inciensos hechos de sándalo. 
  • Violeta. Para dejar de postergar y trabajar en la rapidez de las reacciones y respuestas se puede conseguir el aroma a violetas. Es ideal que se esparza en los ambientes a través de difusores automáticos o manuales, en sillones, textiles y rincones. También se puede colocar en las muñecas y el entrecejo el aceite esencial.
  • Lavanda, manzanilla, azahar, melissa, tilo. Todas estas esencias ayudan a cortar con lo negativo y regresar a la mirada optimista de las cuestiones a resolver. Relajan, inducen al descanso, calman la ansiedad y tranquilizan. Se pueden beber como infusiones calientes o frías, agregar al baño mediante unas gotitas de aceite, espumas o incluso frotar contra la piel en forma de geles de baño.
  • Menta, limón, lemongrass, romero, albahaca. Estos aromas levantan el ánimo, promueven la concentración, el aprendizaje y renuevan las energías. Es ideal verter unas gotas de alguna de estas esencias en las páginas de los libros que se leen o en las habitaciones donde se entrena o se trabaja.
  • Bergamota, naranja, geranio, cedro. Son olores que aportan estructura, optimismo y alegría. Sirven también para descargar el estrés y son una gran manera de conectarnos con el costado lindo de todo lo que ocurre alrededor, hasta los problemas tienen algo bueno para tomar como enseñanza. Con 4 gotas de cada una de estas esencias en 30 ml de agua destilada en un difusor, combinadas, producen una sensación de auto sanación única.
  •  
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?