Nueva York se adelanta a Joe Biden y declara obligatoria la vacuna contra Covid-19

Nueva York se adelanta a Joe Biden y declara obligatoria la vacuna contra Covid-19

Mientras el proyecto de Joe Biden espera la aprobación en la Corte Suprema, uno similar fue anunciado por Bill de Blasio en Nueva York estableciendo que los empleados de empresas privadas tendrán que vacunarse contra covid-19 de manera obligatoria. Podría haber manifestaciones en contra.

Victoria Chales

Victoria Chales

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que la vacunación será obligatoria para los trabajadores de empresas privadas a partir del 27 de diciembre. Esto sería un anticipo de lo que Joe Biden se propuso iniciar el 4 de enero, pero que se encuentra frenado en la Justicia en estos momentos. 

En MDZ Radio dialogamos con George Diaz, jefe de enfermedades infecciosas e investigador de terapias contra covid-19 en Providence Regional Medical Center en Washington. "En EE.UU. somos dos países: un país que cree en ciencia y otro que no quiere saber nada con la vacuna. Es difícil para nosotros por que en los estados dónde se vacunan vemos que el número de muertes crece y en los otros asciende al cuádruple. Esto no es teoría, es la realidad de que las vacunas salvan vidas porque es casi imposible en estos momentos hacer que la gente que se opone, se inocule".

Uno de los mayores riesgos que atraviesa la población norteamericana es que "la forma que tiene el virus de mutar es a través de gente no vacunada". De hecho esto es lo que explica que la variante nueva ómicron se haya desarrollado en África "porque el número de personas inmunizadas allí es muy bajo". Entonces "ahí es cuando el virus puede mutar y crear nuevas variantes. De manera que esto va a continuar hasta que todo el mundo esté vacunado".

A diferencia del continente europeo dónde el movimiento antivacunas es preexistente al covid-19, en Estados Unidos está específicamente vinculado al desarrollo de los antídotos del coronavirus. "Es muy raro porque en EE.UU. desde hace mucho tiempo se sabe que las vacunas son efectivas contra muchas enfermedades que existieron antes, por lo que este movimiento antivacunas es nuevo. Viene probablemente de información mala que viene de las redes sociales", apuntó Diaz.

Cualquier país o ciudad tiene que tomar decisiones sobre qué es lo más importante: si como el estado de Nueva York definió es más relevante prevenir muertes con una vacuna que la libertad individual de no recibirlo. El resultado de esto será que el número de muertes en ese estado será más bajo.

El pasado 6 de noviembre, un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos suspendió la obligación de vacunar a los empleados de empresas de más de 100 personas, instaurada por el presidente Joe Biden para examinar posibles problemas constitucionales. La medida del presidente estadounidense implicaría que decenas de millones de empleados sean vacunados antes del 4 de enero, bajo pena de tener que someterse regularmente a exámenes. A un mes la disposición continúa "frenada" y el alcalde de Nueva York decidió adelantarse.

"Se opusieron (a la medida de Biden) gobernadores de estados donde no quieren vacunarse y por eso lo elevaron a juicio en la Corte Suprema". Por lo que el especialista en enfermedades infecciosas tiene sus esperanzas en que la Justicia resuelva que "es lo mejor para el país que se vacune la gente". Además "en los años 50 cuando la viruela era un gran problema en EEUU, la Corte permitió que esa vacuna fuera obligatoria y ahora sabemos que en el mundo ya casi no hay".

Avances promisorios en tratamientos vía oral para Covid-19

Entre las esperanzas de esta nueva etapa de la pandemia en el mundo, una es la creación de otros tratamientos para coronavirus. En esa dirección, George Díaz es un investigador especializado en terapias contra covid-19 y anticipó que en las próximas semanas la FDA (Food and Drugs Adminsitration) aprobará uno. "Hasta el momento se desarrollaron dos antivirales que se pueden tomar vía oral. Uno es el creado por la empresa Merck & Co que ayuda a reducir el número de muertes y de personas que requieran hospitalización en un 30% si lo toma en el rango de los primeros cinco días. Está en proceso de aprobación en la FDA y el Gobierno de EE.UU. ya compró dos millones de dosis para repartirlas". Los requisitos para recibir ese tratamiento es tener síntomas durante cinco días, tener alguna comorbilidad que haga posible que desarrolle un cuadro severo y que no esté recibiendo oxígeno.

Por su parte, el laboratorio de Pfizer también está desarrollando un tratamiento, pero está "bastante más atrasado" que el de Merck & Co. Se trata de aquel que se anunció a comienzos de noviembre y que se encuentra entre las fases dos y tres con un 89% de efectividad en la prevención de cuadros graves de coronavirus.

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?