Cómo saber qué alacranes son venenosos en Argentina

Cómo saber qué alacranes son venenosos en Argentina

Debido a la muerte del niño de 2 años en la provincia de Corrientes por culpa de la picadura de un alacrán, te contamos cuáles son las especies de este animal peligrosas para los humanos.

Pablo Vazquez

Recientemente, el escorpión o alacrán están en boca de todos debido a la triste muerte de un chico de apenas dos años por culpa de una picadura de este animal, en la provincia de Corrientes. El hospital lo confirmó el día de hoy, mientras que la familia denuncia que el niño debió esperar 8 horas en la guardia antes de ser atendido.

Primero hay que comenzar explicando que tanto la denominación de alacrán escorpión corresponden al mismo animal. No hay diferencias entre ambos. La diferencia recae a la hora de denominarlo en cada zona, mientras que en países como España se usa escorpión, en muchas regiones de nuestro país se usa alacrán.

Un escorpión, conocido más comúnmente en nuestro país como alacrán

Estos animales aprovechan ciertas características climáticas, como la noche, el calor y la humedad, que son las condiciones ideales que ayudan a su aparición y propagación. Este animal tiene varios tipos de especies, es importante destacar que todas las especies de alacranes son venenosas, aunque no siempre ese veneno implica un riesgo para la salud humana. Suele encontrarse en lugares secos, protegidos de la luz, como por ejemplo debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos, cañerías, entrepisos, depósitos, pozos.

De las 60 especies que se encuentran en suelo argentino, solamente dos podrían representar algún tipo de peligro. Una de ellas, la de Tityus trivittatus, se encuentra en la zona más norte del país, en provincias como Salta, Jujuy, Misiones y, por último, Corrientes, provincia donde ocurrió la desafortunada situación con el niño. Cabe destacar que esta especie también fue llevada a provincias como Córdoba y Buenos Aires. En zonas como Buenos Aires estos animales aprovechan los recursos brindados por el hombre, como la comida y es muy común verlos en lugares oscuros y húmedos, como alcantarillas y estaciones de subte en las épocas más veraniegas.

Como diferenciar un alacrán venenoso de uno no venenoso

Las picaduras de esta especie son características por aplicar un veneno que es fuertemente neurotóxico y que, al esparcirse por el cuerpo, genera un trastorno en el cuerpo de carácter generalizado. Esto se da debido a que el veneno de esta especie produce la liberación de dos moléculas, acetilcolina y adrenalina, que causan fuertes alteraciones en el sistema nervioso. Los casos más leves pueden presentar síntomas locales, como dolor, edema, contractura y sensación de hormigueo o adormecimiento del cuerpo, mientras que los casos moderados tienen otro tipo de síntomas, como náuseas, cólicos, excesiva secreción de lágrimas, saliva, sudor y moco por nariz y bronquios. Por ultimo, los casos graves pueden producir fallos de funciones vitales como shock, arritmias graves, edema agudo de pulmón, bradicardia, apnea, bradipnea y finalmente coma, que pueden llevar a la muerte.

En otras zonas más sureñas del país, como Puerto Madryn, suelen encontrarse cuatro especies de alacranes, pero no presentan ningún riesgo para los humanos. De la misma manera, gracias al frio característico de estas zonas, las propiedades del veneno del escorpión Tityus trivittatus se modifican. Esto ocurre gracias a que el pH se vuelve más alcalino y se reduce su toxicidad.

Recomendaciones del Hospital Garrahan para identificar alacránes

Según los especialistas, no es recomendable que se haga una fumigación descontrolada, que suele ocurrir debido al pánico generalizado que se le tiene a estos animales en la población. Esto no es recomendable debido a que las fumigaciones generalistas exterminan a todos los insectos, pero debe tenerse en cuenta que cada organismo cumple una función determinada en el ambiente y matar a una especie genera siempre un desbalance en el ecosistema.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?