El antes ‘biológicamente muerto’ Támesis es ahora hogar de tiburones

El antes ‘biológicamente muerto’ Támesis es ahora hogar de tiburones

“Los tiburones deberían fascinar, no aterrorizar”, señalo la Sociedad Zoológica de Londres cuando un reporte demostró que el emblemático río londinense es ahora el hogar de tres tipos de tiburones: el cazón, el sabueso estrellado y el tiburón espinoso.

Candelaria Reinoso

La Sociedad Zoológica de Londres (ZSL por sus siglas en inglés), una organización benéfica dedicada a la conservación mundial de los animales presentó el primer informe sobre el estado del Támesis, “State of the Thames”. Este informe histórico presenta datos de 16 organizaciones diferentes, para 17 indicadores diferentes, para mostrar cómo ha cambiado el Támesis desde que fue declarado 'biológicamente muerto' en 1957.

¿La razón? A partir del siglo XIX el río se empezó a contaminar, algo que perjudicó a las distintas especies que vivían en él. Sin embargo, a partir del siglo XX se realizó una limpieza masiva del Támesis y aparte de ser, actualmente, uno de los ríos más limpios que cruzan una gran ciudad, vuelve a albergar numerosas especies marinas. No solamente vuelve a albergar todo tipo de peces sino que, además, en él viven hasta tres especies de tiburones.

 En total, la vía de 346 kilómetros alberga 115 especies de peces y vida silvestre.

Si bien el Támesis ya no está “biológicamente muerto”, el cambio climático amenaza el ecosistema y los animales que dependen de él. La ZSL lanzó en 2020 el Greater Thames Shark Project (proyecto de tiburones del Gran Támesis) con el fin de recopilar datos sobre las especies de tiburones en peligro de extinción que habitan en el estuario exterior. El proyecto anima a las personas que pescan en el río y que capturan un tiburón con una etiqueta amarilla en la aleta a registrar detalles sobre el animal en línea.

La ZSL señaló la gran cobertura mediática que obtuvo el reporte al escuchar acerca de la vida silvestre que vive en el Támesis, incluidos los tiburones, lo que “significó que esas especies atrajeron más atención”. Sin embargo, explicaron que “a pesar de la sorpresa, los tiburones se encuentran naturalmente alrededor de las costas de Gran Bretaña, incluidas varias especies que se sabe que están en el estuario del Támesis, como el lebrel estrellado y el tope, y que han existido allí durante mucho tiempo”. También repararon en la importancia de los tiburones como parte de la biodiversidad natural del Reino Unido y que “deberían fascinar, no aterrorizar”.

“Estas especies a menudo se han malinterpretado, pero no tienen por qué ser un tema de miedo en aguas británicas. De hecho, los tiburones corren un riesgo mucho mayor de los humanos que nosotros de ellos, y las percepciones negativas, perpetuadas por representaciones inexactas de estos animales fantásticos, crean una barrera importante para los esfuerzos de conservación global”, declaró la ZSL.

Lamentablemente, un tercio de las especies de tiburones están en riesgo de extinción, principalmente debido a las actividades humanas. Los científicos de ZSL no descubrieron tiburones en el centro de Londres, ya que estos se encuentran en el estuario exterior, y señalaron la improbabilidad de encontrarse con las especies que se encuentran en el estuario, por lo que no deben considerarse un peligro para las personas.

El tiburón espinoso (Squalus acanthias) lleva ese nombre por sus espinas afiladas delante de su primera y segunda aletas dorsales.

“La conservación de todas las especies en el Támesis es tan vital y los tiburones son una de las muchas especies que deben celebrarse”, publicó la ZSL y agregó: “El informe Estado del Támesis proporciona evidencia importante sobre las formas en que se usa el río y su importancia para la naturaleza y las personas, creando una línea de base para trabajar y monitorear a medida que pasan los años”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?