¿Todos podemos ser hipnotizados?

¿Todos podemos ser hipnotizados?

Tenemos la idea de que ser hipnotizador es un don divino y que hay personas que tenemos la capacidad de bloquear la posibilidad de que alguien maneje nuestros pensamientos.

Camila Martínez

Sin duda que no podemos ser manipulados por hipnosis, lo estuvimos conversando anteriormente, pero sí podemos trabajar en nosotros mismos usando la hipnosis como la herramienta que nos entregue mejor calidad de vida. Todos podemos ser hipnotizables, aunque existe un porcentaje de la población que tiene más habilidades de entrar en trance.

¿A qué se debe esa diferencia entre unos y otros? La percepción interna es la clave. Hay dos factores que predeterminan esto. El primero es el carácter genético y se atribuye a los genes responsables de producir el catecol y equilibrar la dopamina, que controla la capacidad de concentrarse y focalizarse en un determinado elemento. Lo vemos en las personas que logran abstraerse en actividades que le generen interés, como leer un libro o ver una película, es decir: son altamente sugestionables.

El segundo elemento es el cortisol, neurotransmisor más conocido como la hormona del estrés. Diversos estudios como los del doctor David Spiegel de la Universidad de Stanford, comprobaron que los seres humanos con altos niveles de cortisol son menos susceptibles a ser hipnotizados.

La neurociencia corroboró que estas no son reglas permanentes de hipnotizabilidad y si se trabajan adecuadamente, incluso pueden modificarse. Es decir, si tienes dificultad para entrar en el estado de trance, probablemente no depende del operador o de tu propia capacidad, sino más bien de que sigas practicando para ir paulatinamente bajando los niveles de cortisol y, por lo tanto, de estrés.

 

* Camila Martínez es terapeuta y creadora de la Fundación Healing Hypnosis

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?