Cayó un hombre que organizaba juegos clandestinos online desde Guaymallén

Cayó un hombre que organizaba juegos clandestinos online desde Guaymallén

A raíz de una nota publicada por este diario, el fiscal Flavio D'Amore inició una investigación de oficio y detectó a una persona que organizaba bingos ilegales transmitiendo en vivo por Facebook. Según el Código Penal, el delito tiene penas de entre 3 y 6 años de prisión. Detalles de una tendencia.

Facundo García

Facundo García

Este viernes, la Policía de Mendoza allanó una casa en la calle Urquiza de Guaymallén y secuestró planillas, computadoras y celulares que se usaban para realizar bingos clandestinos a través de dos cuentas de Facebook. El acusado es un hombre joven que no tenía antecedentes y cobraba apuestas a través de una cuenta de MercadoPago.

La investigación estuvo a cargo del fiscal de Delitos Económicos Flavio D´amore, quien inició una causa de oficio tras una nota que se publicó en MDZ. En el artículo se advertía sobre la proliferación de juegos clandestinos en medio del aislamiento. Basándose en esas primeras ideas, el Ministerio Público desarrolló una completa pesquisa y detectó al responsable.

D´amore describió la situación: "recorriendo las redes sociales, comprobamos que había varias personas que ofrecían juegos de diferente tipo, incluyendo apuestas de dinero. Y había una que lo hacía desde Mendoza".

Una de las imágenes que transmitía el sospechoso.

¿Cómo lo hacía?

El sujeto tenía dos perfiles de Facebook falsos y desde ahí transmitía. Compartía un número de teléfono, una cuenta de MercadoPago para recibir las apuestas y utilizaba una aplicación del celular para "mostrar" los sorteos. Los espectadores compraban un número y esperaban. Mediante la app, el "organizador" llevaba adelante la rifa y listo.  

Negocio hecho. Aún no se sabe si cuando ganaba un participante se le entregaba el premio. En todo caso, no había nada que obligara al organizador a realizar esos pagos.

Para analizar los videos publicados en Facebook, el Ministerio Público le requirió a la red social que congelara todos los contenidos de las cuentas en las últimas semanas. D´amore: "con esa información, nos quedaba individualizar el domicilio, y finalmente este viernes se hicieron los procedimientos".

Se hallaron las planillas con los números, los teléfonos y una computadora. El próximo lunes, el joven será imputado por organización y explotación de juegos de azar ilegales, un delito que tiene penas de entre 3 y 6 años de prisión. 

Los números suelen rondar entre los 60 y los 500 pesos.

Por qué es ilegal

Desde que comenzó la pandemia, los casinos permanecen cerrados. Pero los jugadores siguen ahí. Por eso han proliferado los juegos clandestinos online. Alguien transmite en vivo la imagen de una ruleta, un cartón de bingo o cualquier otro elemento y "vende" los números. El problema es que nadie controla que esa persona abone los premios que promete, y desde luego tampoco se pagan impuestos ni se toman los recaudos frente a los ludópatas que desarrollan una adicción por las apuestas.

En Mendoza, la Ley 6362 determina que el Instituto Provincial de Juegos y Casinos tiene competencia "sobre la totalidad de los juegos de azar, sorteos, rifas, tómbolas, apuestas, combinaciones aleatorias y en general todas aquellas actividades en las que estén en juego cantidades de dinero u objetos, económicamente evaluables sobre los resultados y que permitan su transferencia entre los participantes". 

Es decir que si la apuesta no pasó por el IPJyC, es ilegal. Y los organizadores podrían ser sancionados por el artículo 301 bis del Código Penal, donde se lee que “será reprimido con prisión de 3 a 6 años el que explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional competente”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?