Cómo hacer pan casero sin salir de casa

Cómo hacer pan casero sin salir de casa

La mejor forma de hacer pan casero. Una receta y tips imperdibles.

Redacción MDZ Online

A continuación queremos ofrecerte una receta para hacer pan desde casa que puede ayudarte no solo para obtener una receta de pan delicioso; más allá de eso, constituye uno de los entretenimientos más interesantes de la actualidad. Así es: si nunca has hecho pan por tu propia cuenta, te recomendamos aficionarte adentrándote en el maravilloso mundo de la afición por hacer pan. 

Receta de pan para robots de cocina

Una de las alternativas más interesantes a la hora de hacer pan en casa consiste en emplear robots de cocina. Estos pueden garantizar un buen resultado y básicamente funcionarán como un horno. Son robots que pueden ofrecernos el típico pan casero de aspecto redondo y esponjoso que tan buena pinta suele tener siempre. 

En otros casos, estos robots suelen incluir también la función de amasar, por lo que pueden ayudarnos a quitarnos gran parte del trabajo de una forma sencilla. Si quieres saber más sobre ellos, echa un vistazo a algunos de los mejores robots de cocina para encontrar muestras de un artilugio que, a todas luces, ha revolucionado el mundo de la cocina. 

Ingredientes para el pan casero

Como no podía ser de otra manera, comenzaremos enumerando los ingredientes de nuestro pan casero. Tal y como verás, son ingredientes muy comunes y sencillos de encontrar en cualquier supermercado. Por lo mismo, también hay que decir que son elementos de lo más asequibles y que te permitirán ahorrar al mismo tiempo que mejorarán sustancialmente la calidad del pan de casa. 

  • 600 gramos de harina de trigo
  • Una cucharada de sal
  • Dos cucharadas de aceite de oliva (preferiblemente virgen extra)
  • 300 mililitros de agua
  • 100 mililitros de cerveza
  • Levadura fresca en proporción a lo que sería un sobre de levadura seca. Si optas por levadura seca, un sobre. 

Procedimiento para hacer pan casero

Una vez que hemos hablado de los ingredientes que vamos a necesitar para nuestro pan casero, pasamos a enumerar los pasos para realizar esta receta. Verás que son unos pasos de lo más sencillos y que, por lo mismo, los más pequeños pueden ayudarnos a prepararla y, con ello, tenerles entretenidos.

  • En primer lugar, pondremos en la cubeta de nuestro robot de cocina amasador el agua y la levadura a una temperatura de 37ºC. Lo pondremos durante unos dos minutos a velocidad 2.
  • Después de eso, vamos a agregar solo 500 gramos de harina junto con el aceite y la sal para volver a taparlo todo. De nuevo, después de tapar nuestro robot por 3 minutos de nuevo a velocidad 2. 
  • En el caso de que quieras añadir la cerveza (lo cual es totalmente opcional) sería el momento de echarla ahora y dejar que el robot trabaje a velocidad 2 durante otros 2 minutos. 
  • Como tú mismo verás, la masa va poco a poco tomando forma y su olor se volverá delicioso. Sin embargo, en el momento que añadimos la cerveza se vuelve más líquida, por lo que habrá que añadir los 100 gramos de harina que nos habían quedado y dar otros 2 minutos de nuevo a velocidad 2. Todo ello lo haremos sin temperatura. Tal y como se hace cuando es preparado artesanalmente, debe hacerse a temperatura ambiente. 
  • Cuando ya se haya amasado un poco, podemos sacar la masa y ponerla encima de la mesa para terminar de darle forma con nuestras propias manos. Es mejor darle este toque para ir vigilando cómo va quedando, aunque todo el proceso también puede concluirlo el robot y hacer que el reposo ocurra dentro de él. 
  • Así pues, lo que haremos ahora será poner un poco de aceite de oliva en nuestras manos e ir dando la forma que queramos a nuestra masa. Lo que vamos a hacer después es colocarlo en una bandeja o recipiente para horno y dejar que repose durante al menos una hora. 
  • Seguidamente podemos introducirlo en nuestro horno sin necesidad de calentarlo antes. El tiempo total será unos 40 minutos a 220ºC. 

Ventajas de esta receta

Esta receta de pan casero en casa tiene numerosos beneficios. El primero de ellos es que es una receta sumamente fácil de hacer. Esta característica vale tanto para si la haces ayudándote del robot de cocina o bien de forma tradicional. En cualquiera de los casos, podrás tener en pocos minutos listo un pan mucho más saludable y natural. 

En segundo término, este pan casero nos da la posibilidad de hacer el tipo de pan que queramos. Como hemos dicho, a la hora de amasar y darle forma podemos preparar lo que queramos: panecillos, baguettes, hogazas y, en general, todo lo que se nos ocurra.

Es así que en el caso de que queramos porciones más pequeñas bastará con que les demos forma e incluso podamos congelarlas para poder ir usándolas según lo vayamos queriendo. 

Además, hay que decir que se trata de una receta de ingredientes fáciles y muy asequibles que cualquiera puede encontrar. Por último, debemos destacar que constituye también una receta muy divertida que puede hacerse con los más pequeños para que empiecen a disfrutar de la cocina. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?