Mirá el video: el niño que emociona hasta las lágrimas tomando clases solito sobre una loma

Mirá el video: el niño que emociona hasta las lágrimas tomando clases solito sobre una loma

Jeremías tiene 7 años y vive muy cerca del límite con Mendoza, en La Pampa. Día por medio se lo veía sobre su caballo en una loma, a 30 kilómetros de su casa. No se sabía el motivo... hasta que algunos pobladores lograron descubrirlo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La fotografía de un niño haciendo los deberes sobre una loma, prácticamente en el límite entre La Pampa y Mendoza, se viralizó hace poco y ha causado muchísima emoción en los argentinos.

El pequeño, que está cumpliendo el aislamiento social preventivo y obligatorio, se llama Jeremías González Ordienco, tiene 7 años, y vive con su familia en un puesto rural que está a unos 30 kilómetros de la localidad pampeana de Santa Isabel; que está muy cerca del límite con nuestra provincia.  

¿Por qué se lo ve todos los días a Jeremías sobre la loma?

Esta loma, ubicada en un capo cercano a la vivienda del pequeño, es el único lugar en donde Jeremías logra encontrar señal para usar el celular. Es por eso que, aunque haya inclemencias climáticas, el nene va día por medio a ese espacio para poder hacer sus tareas escolares

Para poder llegar a este paraje, el niño debe recorrer a caballo esos 30 kilómetros que lo separan de su casa.

Sonia Analía Díaz es la docente que también es parte de esta crónica. Una historia que conmueve, y que nos cuenta de los esfuerzos de alumnos, maestros y padres, para continuar tomando clases a como de lugar y aprendiendo en medio de la pandemia de Covid-19.

Esta es la realidad de muchos. Todo lo que hacemos es para que no se nos queden los chicos en el camino” dice Sonia.

Jeremías va a la Escuela Hogar Nº 99 Natalio Fernández, de Santa Isabel. De 17 alumnos, 4 están viviendo en el campo. Sonia les manda las actividades en fotocopia con algún conocido que vaya a algún campo cercano, o las deja en la escuela, en el kiosco, así las retiran cuando buscan provisiones.

Sonia también tiene 4 hijos de los que ocuparse. Sin embargo, desde que empezó todo esto, es maestra full time, de lunes a lunes. Y lo disfruta. El único problema es la conectividad.

Les doy actividades que puedan resolver en familia. Necesito saber cómo están, cómo la llevan, si pudieron resolverlo. Un grupo de WhatsApp le facilita ese vínculo, siempre y cuando…tengan datos en el celular. Y señal".

Cuando empezó todo esto saludé a los padres, y les prometí que ninguno se me iba a quedar en el camino. Lo están cumpliendo. ¡Es impresionante el trabajo que están haciendo!”, cuenta entusiasmada. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?