Mendocinos: así viven el aislamiento una periodista y un médico

Mendocinos: así viven el aislamiento una periodista y un médico

Este viernes se confirmó que hay diez casos sospechosos de coronavirus que esperan los resultados de los análisis. Conocé el testimonio de dos de ellos que viven la cuarentena.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El Ministerio de Salud de Mendoza confirmó este viernes que hay diez casos sospechosos en la provincia que esperan los resultados de los análisis por el coronavirus. Entre ellos hay una periodista mendocina y un médico que viajaron a Estados Unidos.

Juan Carlos Videla, el médico que estuvo en Miami, contó a MDZ Radio su experiencia. "Vine de Miami el martes y llegué a Mendoza el miércoles desde Santiago de Chile en avión con pasajeros que venían de Europa. Hasta el martes no entramos en la emergencia sanitaria", contó.

Además, agregó que en el avión "llenamos el formulario de la declaración jurada y eso se lo entregamos a un asistente. Esto es algo que agarró a todos desprevenidos. Hoy las medidas precautorias son distintas. Creo que hay que tomar una conciencia social y detenerse a pensar dos minutos. Yo venía de un lugar donde no había enfermos y pasé por dos aeropuertos, entonces si uno estuvo en un lugar con circulación del virus tiene que tomar conciencia y con la tecnología de hoy se puede planificar el trabajar 14 días en situación de aislamiento. Es un desafío con el fin de no hacerle daño a nadie".

Por su parte, Manuela Moreta, la periodista mendocina que volvió de Estados Unidos, comentó que llegó el domingo 1 de marzo y que ese mismo día se realizó un chequeo y le dijeron que no era una paciente de riesgo.

"El protocolo no estaba activado. El test del isopado no me lo habían hecho. Solo estaba con un poco de dolor de garganta por el aire acondicionado. Desde el domingo hasta ayer la provincia dio un vuelco. Estoy en el quinto piso del Hospital Central", señaló.

También dijo que los "aislados" están todos separados en habitaciones individuales. "Somos cuatro. No entra nadie, ni siquiera ningún familiar; solo los médicos, enfermeros y cocineros. Son muy estrictos: se ponen guantes, anteojos y todo eso lo tiran cuando salen de la habitación. Las instalaciones del quinto piso están bien".

"Como no recibo visitas me la paso hablando por teléfono. Estoy ansiosa por los resultados del estudio. Esto me ha servido para bajar un cambio después de las vacaciones. Yo creo que son muy importante estos cuidados", finalizó.

Escuchá las entrevistas completas:

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?