Similitudes y diferencias entre las vacunas de Pfizer, Moderna y Oxford

Similitudes y diferencias entre las vacunas de Pfizer, Moderna y Oxford

Dos de los desarrollos utilizan la tecnología conocida como ARN mientras que el restante pertenece al equipo de vacunas de vectores virales no replicantes. Varía también la necesidad del frío extremo para su almacenamiento.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Este miércoles el Reino Unido puso primera y aceleró en la carrera por la vacunación contra el coronavirus a nivel mundial, autorizando el uso de la vacuna desarrollada por la la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech.

Según informó el gobierno británico, los primeros en recibir las dosis serán los residentes de hogares de ancianos, el personal de salud y atención, las personas de edad avanzada y las personas "clínicamente extremadamente vulnerables".

Respecto de la vacuna de Pfizer, lo que se sabe es que utiliza la tecnología conocida como ARN: es decir, contiene una pequeña secuencia genética creada en el laboratorio que "enseña" a las propias células del cuerpo humano a producir proteínas similares a Sars-CoV-2.

La ventaja es que son más fáciles y rápidas de producir pero, en el caso de este desarrollo puntual, la desventaja pasa por la necesidad de mantener las dosis a una temperatura inferior a 70° C para evitar que pierda su efecto.

Similitudes y diferencias con los otros desarrollos

Moderna

Esta candidata también forma parte del grupo de vacunas basadas en ARN. El anuncio de Moderna se basó en 95 participantes en ensayos clínicos diagnosticados con covid-19. Los resultados muestran que 90 de ellos eran del grupo placebo, lo que sugiere una tasa de efectividad del 94%.

También hay otras buenas noticias relacionadas con esta primer informe: el inmunizador no causó ningún evento adverso notable y generó una respuesta constante del sistema inmunológico incluso en los ancianos o en personas con enfermedades crónicas. También parece prevenir casos graves que requieren hospitalización e intubación.

Comparado con el competidor Pfizer y BioNTech, el producto de Moderna tiene la ventaja de almacenarse a menos de 20° C. Esta es una temperatura mucho más fácil de garantizar con los congeladores que tenemos actualmente.

No hay mucha información sobre la posible llegada de esta vacuna a los países en desarrollo. Una forma de obtener el producto puede ser el Fondo Global de Acceso a Vacunas para Covid-19 (Covax), creado por la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de distribuir dosis a países menos desarrollados. Numerosos países latinoamericanos son parte de esta iniciativa.

Universidad de Oxford y AstraZeneca

También probada en Brasil, esta candidata pertenece al equipo de vacunas de vectores virales no replicantes.

Esto quiere decir que se construyó a partir de un adenovirus, un tipo de virus que no daña nuestra salud. En su interior, los científicos insertaron algunos genes de Sars-CoV-2 para provocar una reacción del sistema inmunológico.

A la vacuna le ha ido bien en ensayos clínicos: la información completa del estudio de Fase II se publicó el 19 de noviembre en The Lancet y confirmó que el inmunizador es seguro y no causa efectos secundarios graves, incluso en ancianos. Otro punto a destacar es que produjo anticuerpos, una gran señal.

El 23 de noviembre, los desarrolladores de la vacuna divulgaron los resultados preliminares de la Fase III de ensayos clínicos.

De acuerdo al análisis de 131 casos de covid-19, esta vacuna demostró ser un 70,4% efectiva al combinar datos obtenidos de un régimen de dos dosis administradas. Los investigadores estiman, sin embargo, que dicha eficacia pueda llegar al 90% si se ajusta la dosis.

Las fortalezas y debilidades de AZD1222 están en su originalidad: hasta el momento, no existe una vacuna aprobada que utilice este tipo de metodología. Por un lado, esto puede funcionar y revolucionar el conocimiento en el campo. Por otro, es necesario esperar pacientemente los resultados definitivos sobre la efectividad y seguridad del producto.

Una ventaja de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca está en su disponibilidad. Entre otros, Brasil, Argentina y México ya tienen convenios para la compra y transferencia de tecnología.

A nivel mundial, los responsables de esta vacuna garantizan que tendrán capacidad para entregar 3.000 millones de unidades en 2021.

Otra ventaja de este compuesto es que puede guardarse a una temperatura de entre 2 y 8 °C, por lo cual puede distribuirse y preservarse con capacidades logísticas existentes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?