Detectan una gran intrusión de falsos profesionales en el mundo de la cerrajería

Detectan una gran intrusión de falsos profesionales en el mundo de la cerrajería

Los robos de casas y locales en Alicante, a causa de falsos profesionales de la cerrajería, han ido en aumento en las últimos meses.

comercial

Situación que aparece cuando se acude a impostores que, con mala intención o sin ella, no realizan un trabajo adecuado que garantice la seguridad del hogar. 

 

En este sentido, el problema deriva en dos circunstancias similares y terribles para quienes no contratan autenticos Cerrajeros Alicante. La primera de ellas, vulnera la seguridad del hogar como consecuencia de la ejecución incorrecta por parte de los falsos cerrajeros a domicilio. Por ejemplo, en ausencia de profesionalidad, se dejan cerraduras mal instaladas, facilitando el acceso a cualquier intruso. Esta, es una circunstancia involuntaria pero absolutamente peligrosa que compromete la integridad física y emocional de la familia y sus pertenencias. 

 

En otros casos, se ha descubierto que la casa es directamente violentada por cerrajeros timadores. Se introducen en la vivienda por medio de copias que han sacado anteriormente a la instalación de la cerradura o en el momento de solicitar un duplicado de llaves. Todo esto, mientras se supone que desarrollan su trabajo. 

 

Ambos escenarios, se convierten en un problema que afecta a una alarmante cantidad de españoles hoy en día. Por ello, la mejor manera de poner coto a este tipo de situaciones, es asegurándose de contratar auténticos profesionales cuando de cerrajeros a domicilio se trata.

 

Trabajos de calidad deficiente

 

Reemplazar o arreglar una cerradura rota, es una de las solicitudes más comunes en el centro de la capital alicantina. Una tarea, que a simple vista parece fácil, pero que según los expertos debe realizarse de manera correcta si se desea evitar su vulneración.

 

Pues, la ineficiencia, es parte importante de este fenómeno que vive la ciudad de Alicante. muchas veces las personas parecen olvidar que al contratar un cerrajero se coloca en sus manos la seguridad de una propiedad, ya sea una casa o un centro de trabajo. Por lo tanto, es una inmensa responsabilidad que no se puede delegar en cualquiera. 

 

Si bien, una cerradura convencional puede estar al alcance de una persona inexperta, las antibumping u otras más específicas sólo deben ser tratadas por un especialista. En este sentido, se ha tornado igualmente peligrosa la tendencia “Hágalo usted mismo”. Pues, pese a la habilidad manual de algunas personas, no reemplaza bajo ninguna condición la experiencia, conocimiento y formación que posee un experto. 

 

Además, contrario a lo que se puede creer, los servicios profesionales son siempre más económicos. No sólo debido a las tarifas accesibles de muchos cerrajeros, sino también porque a largo plazo, la calidad en sus servicios, es superior, y por tanto sus resultados perduran en el tiempo.

 

Un riesgo doble para la seguridad del hogar

 

Pese a que la citada ineficiencia de los cerrajeros aficionados puede, y ha conllevado a hurtos, estos no son la parte más grave del problema. Lo peor sucede, cuando estos pseudo profesionales son los que realizan las propias actividades delictivas.

 

Así, se ha evidenciado en la inquietante ola de robos a domicilios perpetrados por falsos cerrajeros que han vivido los habitantes de Alicante en las últimas semanas. Después de realizar reparaciones rutinarias, estos criminales se hacen de una copia de la llave del lugar, y posteriormente llevan a cabo la fechoría. Pueden entonces robar cuando decidan, incluso sin que la víctima tan siquiera lo sospeche. 

 

Este modo de actuar, ha sido revelado por la Unión de Cerrajeros de Seguridad (UCES). Además, ha recalcado la importancia de prestar atención a quien se llama cuando se pierden las llaves o una cerradura se avería. Pues, estos falsos profesionales parecen estar constantemente al acecho, en la búsqueda de su siguiente víctima. 

Para ello, suelen anunciarse por medio de las populares pegatinas que se ven en las paredes de las calles de Alicante. Estas son alguno de los medios por los que comúnmente los falsos cerrajeros 24 horas encuentran a sus victimas.

 

Mientras, el cliente ajeno a todo esto, puede incluso aportar información personal o de interes suya. Tal como su dirección, número de teléfono o un simple vistazo a los objetos a los que una vez tenga las llaves, podrán robar. No obstante, otra parte habitual de esta forma de operar, incluye cierto tiempo de estudio entre el contacto de la víctima y el posterior robo. Así, lo han evidenciado los robos hasta ahora perpetrados en esta ciudad. Finalmente, tras el robo la víctima queda de nuevo en la necesidad de buscar a un experto que reemplace y potencie sus sistemas de seguridad. 

 

Como distinguir a un verdadero profesional de la cerrajería

 

Para evitar falsos cerrajeros y sus riesgos, lo mejor es aprender a reconocer cuando se está ante un verdadero profesional y cuando no. Esto, es algo bastante sencillo, basta con prestar atención a algunas características puntuales, indagando un poco más en caso de ser necesario.

 

Ubicación física

Los cerrajeros profesionales suelen tener una dirección física donde encontrarlos fácilmente, así como un teléfono y muchas veces un sitio web. En ocasiones, son pequeñas empresas que reúne a más de un profesional. 

 

De esta forma, se tiene la garantía de poder contactar con el cerrajero si algo saliera mal. No obstante, los falsos profesionales rara vez ofrecen este tipo de información a sus clientes, más allá de un número de telefono o una dirección mail. Pues, no les conviene ser localizados. 

 

Amplia oferta de servicios

Otro rasgo distintivo de los cerrajeros profesionales en Alicante, es que disponen de una amplia gama de servicios. Resuelven desde las urgencias más sencillas hasta los problemas más complejos. Tienen servicio 24 horas, trabajan con diversos sistemas de seguridad, instalan y desinstalan cerraduras, cerrojos, mirillas, cajas fuertes y muchos otros. 

 

En contraposición, los cerrajeros falsos no están capacitados para realizar ninguno de estos trabajos. Por ello, sólo resuelven, en el mejor de los casos, algunos problemas básicos de cerrajería.

 

Profesionales certificados

 

Los profesionales serios de la cerrajería se preparan y actualizan constantemente en nuevos productos, servicios y técnicas. Por ello, su trabajo está avalado por uno o más certificados de calidad. En este sentido, todo cliente puede exigir la visualización de tales credenciales antes de contratar. 

 

Como es de esperar, los intrusos en este sector, no se ha certificado en el oficio, por tanto no hay garantía sobre la calidad de su trabajo.

 

Cajas de herramientas

 

Una característica indispensable de un verdadero cerrajero, es que siempre lleva consigo todas las herramientas necesarias para realizar su trabajo. Su caja de herramientas tiene desde los implementos más básicos hasta otros muy especializados, así como las respectivas piezas de recambio.

 

Por ello, se debe dudar de todo aquel que se diga cerrajero pero no presente sus herramientas en el momento. O bien, debe regresar por ellas porque, dada su inexperiencia y falta de conocimiento, no logran anticipar qué herramientas serán precisas. 

 

Verificación de datos

La ética, es otra característica importante de un buen cerrajero. En virtud de la cual, siempre verifican que sus clientes son propietarios de toda casa, coche o local al que acuden a trabajar. Por ejemplo, si deben abrir una cerradura forzando la entrada a la casa, reclamarán los datos personales para constatar que son propietarios , inquilinos o que presentan un vínculo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?