¿Festejarán los mendocinos el Año Nuevo en el mar chileno?

¿Festejarán los mendocinos el Año Nuevo en el mar chileno?

Los incendios que afectaron a Valparaíso en los últimos días llegaron en un mal momento para el turismo argentino que aún considera viajar al vecino país para pasar sus vacaciones de verano. Menos reservas y un panorama poco alentador para la costa chilena.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

A diferencia de los últimos años, muchos mendocinos están replanteándose la posibilidad de pasar sus vacaciones en Chile. El panorama para cruzar al vecino país y disfrutar de sus playas no es el más alentador para el turista argentino: a la delicada situación sociopolítica trasandina y la devaluación del peso chileno en torno al 20%, se suma el impuestazo del 30% a las compras en dólares dispuesto por el gobierno de Alberto Fernández y, más recientemente, los incendios forestales que afectan a la ciudad de Valparaíso.

Si bien aún hay esperanza para mejorar sus números, el sector turístico trasandino maneja cifras poco prometedoras: la Federación de Empresas de Turismo (Fedetur) estima que las reservas en la costa chilena se desplomaron más del 40% respecto a la temporada pasada.

A su vez, tal como había anticipado MDZ, la Subsecretaría de Turismo de Chile estima que el número de argentinos que vacacionarán allí disminuirá a 500.000 personas, la cifra más baja de los últimos 12 años. 

Fuentes vinculadas a organismos intervinientes en el paso internacional Cristo Redentor señalaron a este medio que la cantidad de mendocinos que cruzan a Chile "bajó muchísimo" en los últimos dos meses. Según Gendarmería Nacional, entre el 25 y 26 de diciembre, ingresaron al vecino país 2196 personas (706 en Navidad y 1490 en la jornada siguiente), cuando años atrás las cifras eran más del doble de las actuales.

Además de la crisis económica argentina y sociopolítica chilena, los incendios que afectaron más de 150 viviendas en los suburbios de Valparaíso también preocupan a los mendocinos que todavía consideran viajar. De todos modos, este fenómeno no alcanzó ni repercutió en las zonas más concurridas por los turistas, pero despertó cierta alarma ya que las autoridades de la localidad costera manejan la hipótesis de un origen intencional: "Alguien, ya sea una persona o grupos de personas, quiere ver destruido Valparaíso", consideró el intendente Jorge Sharp.

Uno de los atractivos de la bahía de Valparaíso, que aglutina a la localidad homónima y otros populares balnearios como Viña del mar y Reñaca, es el espectáculo de fuegos artificiales de Año Nuevo, que atrae a miles de personas. Pese a cierta presión social, las intendencias de ambas ciudades confirmaron la realización del show pirotécnico, aunque no se realizará el tradicional festival en la Plaza Sotomayor.

Sin embargo, grupos de vecinos reclaman la suspensión de los fuegos artificiales debido a los recientes acontecimientos que afectaron a Valparaíso y exigen que la intendencia redefina la celebración de año nuevo y, al igual que hicieron otras localidades que eliminaron este espectáculo, destine los fondos a la recuperación económica y la reconstrucción de las viviendas dañadas por los incendios.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?