Procrear Ciudad: por ahora no se sabe cuánto costará después de enero

El secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, estuvo presente durante la entrega de los primeros departamentos de la nueva "miniciudad" de la Sexta Sección. Devaluación, inflación y congelamiento de créditos fueron algunos de los temas que trató durante su paso por la provincia. "Todas las alteraciones que hacemos a la economía traen consecuencias", expresó el funcionario.  Incertidumbre respecto a quién pagará las cuotas.

Avatar del Ignacio de Villafañe

Ignacio de Villafañe

El secretario de vivienda de la nación, Iván Kerr

Pachy Reynoso

El secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, encabezó este viernes la entrega de las primeras 50 viviendas -de un total de 1.109- del desarrollo urbanístico conocido como Procrear Ciudad, emplazado entre las calles Tiburcio Benegas y Carlos Pellegrini de la Sexta Sección.

El acto estuvo teñido por el clima de campaña propio del período electoral que corre. Durante el mismo no solo estuvo Kerr, sino también el intendente de Ciudad que ahora aspira a la Gobernación provincial, Rodolfo Suarez, y su sobrino, Ulpiano Suárez, en su carácter de subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado de Mendoza, sí, pero también de candidato a suceder a su tío como jefe municipal.

La otra figura que no perdió la oportunidad de hacerse ver junto a los dirigentes de Cambia Mendoza fue Omar De Marchi, intendente de Luján de Cuyo y candidato a diputado nacional en tercer término.

Pero el gran tema fue -antes que la entrega de los departamentos- la incertidumbre económica desatada a raíz de la devaluación respecto a los valores de las cuotas cuotas que los beneficiarios del plan deberán pagar ahora que ya poseen en sus manos las llaves de sus viviendas. Eso y sus consecuencias derivadas, como el congelamiento de los créditos UVA anunciado por el presidente Mauricio Macri.

"Lógicamente, todas las alteraciones que hacemos a la economía y que hemos sufrido siempre traen consecuencias y se trasladan a precios", dijo en primer lugar Kerr al ser consultado por la suba del dólar luego de las PASO y su efecto sobre el mercado inmobiliario. Sin embargo, luego aclaró que "en el caso de Procrear las viviendas se venden en pesos y por eso la suba del dólar no encarece el monto del crédito".

La duda tiene lugar debido a que todavía se desconoce cómo habrá de financiarse el congelamiento de las cuotas que dispuso la Nación. La orden está dada y algunas medidas ya se están ejecutando -como la aplicación de un seguro sobre la cuota para compensar eventuales desfasajes entre el nivel de salarios y el de inflación-. Pero lo cierto es que todavía ni siquiera se puede asegurar si el anunciado congelamiento se verá plasmado en la cuota de septiembre o habrá que esperar un poco más.

"Estamos tomando medidas", dijo Kerr al respecto. "En el caso de todas estas familias que hoy reciben las llaves, sus cuotas ya van a nacer con un seguro para que a lo largo de todo el crédito, si de vuelta la inflación presenta más de diez puntos de diferencia respecto al salario, esta quede cubierta de modo que las familias tengan la certeza de que van a poder pagar a tiempo".

"Por otro lado -continuó el funcionario- el Presidente también ha tomado esta medida de congelar las cuotas de los créditos hipotecarios UVA para que de acá a fin de año no aumenten".

Cuando Kerr dice "de acá a fin de año" hace referencia al período que va desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre, algo que todavía está en veremos ya que los acuerdos con los bancos, si bien no corren peligro, aún no están confirmados.

"El anuncio de la conferencia de prensa lo dimos con el ministro (Rogelio) Frigerio el jueves pasado y desde el jueves pasado a hoy hemos trabajado intensamente con los bancos para que puedan poner operativa esta medida", dijo el subsecretario y agregó: "Estamos trabajando para que ya la cuota de septiembre tenga el mismo valor que la de agosto y así la gente no tenga que pagar y que después se le reintegre sino que ya directamente pague con el diferencial reflejado en la misma. Esperamos poder llegar".

En definitiva, las intenciones para poner marcha las medidas post-PASO están, lo que no está asegurado -aunque el Gobierno no se muestra preocupado por esto- es cómo habrán de aplicarse. Tampoco se sabe cómo habrán de financiarse.

"Lo que no se cobre en estos meses la gente no lo va a pagar. Esa diferencia la paga el Gobierno", explica Kerr y a continuación se refiere al qué pasará después: "Luego tenemos que ver cómo convergemos el sistema a partir de enero".

"Vamos a proponer la solución para que las cuotas puedan ir convergiendo en un ajuste que acompañe a los ingresos de los beneficiarios hasta que la inflación vuelva a tener valores iguales a los índices de los salarios" finalizó Kerr.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?