No descartan demoler casas que inició la Tupac en Lavalle

El presidente del IPV, Damián Salamone, habló de las fallas estructurales detectadas y dijo: "Si alguna hay que demolerla, se hará". Los problemas edilicios de las viviendas es una de las razones que comprometen judicialmente al intendente Righi y a varios ex funcionarios del IPV provincial. El funcionario también le respondió al PJ: dijo que la intervención municipal impidió que fracasaran los proyectos de la Tupac en Godoy Cruz, Maipú y San Carlos.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Las casas de la tupac en lavalle.

Pachy Reynoso/MDZ

El destino de las casas sociales que construía la organización Tupac Amaru en Lavalle hasta que estalló el escándalo judicial de público conocimiento sigue siendo desconocido.

Incluso la demolición de algunas unidades por las fallas estructurales que tienen no está descartada. Al respecto el presidente del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Damián Salamone, afirmó este viernes: "Estamos trabajando para no tener que tirarlas. Si alguna hay que demolerla, se hará, pero la idea es reforzarlas estructuralmente y darles solución a lo que incumbe a suelos, terraplenes y hormigones de fundación".

El IPV ha contratado hasta un asesoramiento externo para ver cómo se pueden retomar las obras en torno a unas 250 casas que quedaron inconclusas, con un avance de alrededor del 25 por ciento. Hay que recordar que la causa judicial contra la Tupac provocó en 2017 la parálisis de todas las viviendas que se hacían en Lavalle.

"Una vez que los municipios rescindieron los contratos podíamos licitar la obra para terminarla. Pero cuando comenzamos los estudios se determinó que había situaciones en terraplenes y hormigones que no cumplían con las máximas calidades de obra pública", explicó Salamone.

Las fallas estructurales de las casas de la Tupac es uno de los aspectos que comprometen judicialmente al intendente Righi y a varios ex funcionarios del IPV provincial. En ese sentido, la fiscal Gabriela Chaves dispone de un extenso estudio técnico que detalla estos problemas.

"El municipio firmaba el contrato y tenía el poder de policía y contratante de la obra", recalcó este viernes Salamone en ese sentido.

Y dio las razones por las cuales, en términos de construcción, quedaron paralizadas las casas de Lavalle: "Hubo un mix de situaciones que puede ser el combo perfecto para que no se logre terminar las viviendas" afirmó.

Influyeron, a juicio del funcionario, la cantidad de casas, el volumen de los desembolsos, las características del suelo, la ausencia de certificaciones mensuales y la falta de una redeterminación de precios.

A pesar de que el justicialismo considera que el propio Salamone debería dar explicaciones a la Justicia, ya que era director de Viviendas de Godoy Cruz cuando operaba la organización en ese departamento, el presidente del IPV trazó diferencias entre la situación en Lavalle y en otros lugares.

En Godoy Cruz se construyeron 13 viviendas de un plan en dos partes que incluía 28. "Yo iba dos o tres veces por semana, por eso las casas están terminadas, habitadas y hasta con asfalto. Hubo mucha participación municipal", aseguró Salamone.

En total el IPV fue pasamanos de unos 149 millones de pesos que mandaba la Nación a la Tupac para la construcción de unas 1.000 viviendas en Mendoza.

Pero la gran mayoría se pagó durante la época del kirchnerismo: sólo 10 millones traspasó el IPV desde fines de 2015, porque, a su criterio, la organización no cumplía con los requisitos del programa.

Según Salamone, en departamentos como Maipú y San Carlos hay barrios que se hicieron bajo el plan nacional y que, en contraste con Lavalle, terminaron bien. Aunque también hubo proyectos de este tipo en Las Heras y Guaymallén.

Cerca de la mitad de las cooperativas eran manejadas por Nélida Rojas y su familia, y el presidente del IPV aseguró que la falta de fondos no fue el problema para que las casas de la Tupac en Lavalle no fueran terminadas.

"El dinero estaba pero el IPV controlaba que se cumpliera con el porcentaje de avance", dijo Salamone. El plan nacional de viviendas sociales daba un 25 por ciento de los fondos al principio como "acopio" y liberaba el segundo reembolso apenas con el 20 por ciento de avance en la construcción.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?