Milani, a minutos de la sentencia: "No me van a quebrar"

El ex jefe del Ejercito sostuvo su inocencia durante la última etapa del juicio en su contra por delitos de lesa humanidad. Habiendo cumplido funciones bajo el mando de la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner, ahora sostiene que la causa que pesa sobre sus hombros es la consecuencia de una campaña política, mediática y judicial en su contra.

redacción mdz

El paso de Cesar Milani en Mendoza (Foto de archivo)

ALF PONCE/MDZ

"Estoy de pie, no me van a quebrar", dijo el ex jefe del Ejército César Milani antes del veredicto frente al Tribunal Oral Federal de La Rioja. El en otro tiempo funcionario kirchnerista proclamó hoy su inocencia al pronunciar sus últimas palabras en el juicio oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos en La Rioja durante la última dictadura militar. Además manifestó tener la esperanza de que se "reivindique" su "buen nombre y honor".

Milani es juzgado desde el pasado 3 de mayo por el secuestro y las torturas sufridas por Pedro Olivera y su hijo, Alfredo, durante marzo de 1977 en La Rioja.

En aquellos años, el militar retirado estaba asignado como subteniente en el batallón 141 de Ingenieros con asiento en esa provincia.

Milani está imputado de haber encabezado un grupo de tareas que secuestró a Olivera padre de su domicilio y de haber estado involucrado en la captura de su hijo, que se produjo horas más tarde en el lugar en el que trabajaba.

Este jueves, en declaraciones a Télam, Alfredo Ramón Olivera -querellante en el juicio- consideró que existe "un abundante cúmulo de pruebas" para que el Tribunal Oral Federal riojano condene hoy al general retirado.

"Hay elementos para lograr una condena que son contundentes. Hay testimonios y pruebas documentales que fueron refrendadas por mí en diversas oportunidades. Tenemos un abundante cúmulo de pruebas en esta causa contra Milani", señaló  entonces Olivera a Télam.

El veredicto en este proceso será dado a conocer este viernes a las 13, según lo anunciaron los integrantes del Tribunal Oral Federal de La Rioja. Los fiscales federales Rafael Vehils Ruiz y Virginia Miguel Carmona ya pidieron 18 años de prisión para el ex jefe del Ejército además de 20 años para el ex juez federal Roberto Catalán y 12 para el teniente Alfredo Santacroce, también imputados en el juicio.

En este juicio hay  además una causa acumulada que tiene que ver con las desapariciones de César Minué y Adán Díaz Romero, ocurridas en julio de 1976 en La Rioja.

Estas dos víctimas eran amigos de Alberto Agapito Ledo, soldado conscripto del Batallón 141, y desaparecido un mes antes en Tucumán, donde había sido trasladado junto a esa unidad al mando de Milani.

Por este caso, el general retirado deberá afrontar otro proceso que se desarrollará en Tucumán, que debía comenzar el 16 de marzo y fue postergado para el 12 septiembre.

"Nosotros creemos que esa causa de Ledo comenzó acá, en La Rioja, donde seguro que se le hizo inteligencia para luego llevarlo a Tucumán, a un operativo y hacerlo desaparecer", puntualizó Olivera.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?