Las claves del Servicio Cívico, contadas por su responsable

Gabriel Huespe, director nacional de Elaboración Legislativa y Normativa del Ministerio de Seguridad de la Nación, explicó a MDZ por dónde pasan las clases del anunciado Servicio Cívico que ha despertado polémica y discusiones.

Avatar del Gabriel Conte

Gabriel Conte

Servicio Cívico.

No hay unanimidad en apoyar el denominado "Servicio Cívico Voluntario en Valores" anunciado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, inspirado en la experiencia mendocina aplicada por el gobierno de Julio Cobos, y en proyectos presentados en el Senado por otros dos mendocinos, radicales también ambos, como son Laura Montero y Ernesto Sanz. Sí, sirve como motorizador de una discusión justo en tiempo electoral, lo cual es una crítica al lanzamiento si se quiere, pero además resulta una mirada objetiva: ¿no hay que hacer nada de nada en períodos electorales, cuando hay uno año por medio?

La discusión es dispersa: están los que cuestionan una "improvisación" por apurar el lanzamiento y los que tajantemente se oponen a sus criterios, adjudicándole un factor de formación castrense a la iniciativa o, directamente, su escaso alcance, con solo 1.200 jóvenes involucrados en todo el país.

Las claves de la idea las aportó ante la consulta de MDZ Gabriel Huespe, director nacional de Elaboración Legislativa y Normativa del Ministerio de Seguridad, a quien le han asignado la responsabilidad de ocupar la vocería de la iniciativa, su defensa y puesta en funcionamiento.

El funcionario explicó los detalles sueltos de una idea plasmada en un decreto escueto de creación del programa, el 598/19, y aceptó la condición de "piloto" o "prueba" del programa. 

Gabriel Huespe.

En síntesis, Huespe explicó que:

  • No es que se le asigne a Gendarmería un rol en el sistema educativo, sino que "ya lo tiene" su instituto de formación y esta tarea no es de seguridad ni control de fronteras, sino que es planificada como una actividad de "extensión", como tienen otros organismos educativos.

  • En este punto, se conformó la semana pasada una "mesa operativa" que sumó al Instituto Nacional de Educación Técnica, el Ministerio de Educación, universidades y otras áreas que "se irán sumando".

  • La definición de "valores" es otro de los puntos de la polémica, ya que se le achaca al Gobierno la posibilidad de que esté bajando línea ideológica a jóvenes vulnerables, que son los destinatarios del programa si tienen entre 16 y 20 años. Aquí Huespe enumeró los puntos de discusión en los cursos que se darán solo una vez a la semana, los viernes por la tarde, fuera de horario escolar, y a chicos que estén o no escolarizados, integrándolos. Dijo que los puntos a estudiar están estrictamente vinculados a la educación cívica: Constitución Nacional, igualdad ante la ley, división de poderes, alternancia de los gobiernos y acceso a la información pública, señaló como tópicos centrales.

  • "Buscamos ayudar a que tengan una concepción del ejercicio como ciudadano libre", expresó Huespe lo cual es en sí un concepto ideológico, pero plasmado en la Constitución vigente.

  • En cuanto a los valores, otro punto que pretendió despertar polémica (sobre todo por tratarse de un programa en manos de Gendarmería) fue el de la "disciplina", junto con los de "respeto" y "tolerancia". La definición de "disciplina" también tuvo que ser explicada a los detractores: "Hablamos de constancia para permanecer en instancias de capacitación a lo largo de la vida, el ejercicio de deportes como instancia formadora física y saludable, pero además como factor de generar respeto por el ocasional adversario", explicó.

  • Otro punto en común con el caso mendocino es que se les ofrecerá orientación vocacional. La idea es que no la "pifien" al elegir su carrera y ocupen espacios y tiempo en una formación con la que no terminen conformes. "Habrá un equipo multidisciplinario a cargo", confió.

  • A la vez, subrayó  que jóvenes que han estado ajenos al mundo del trabajo "tendrán capacitación para trabajar en equipo y complementarse", lo que hoy las nuevas generaciones ya incluídas en el sistema social y económico gustan denominar "coworking".

  • El plan tendrá dos etapas: dos meses en los que se concurrirá una vez por semana, como digimos. Hay un cupo determinado de 200 chicos por cada una de las seis sedes de Gendarmería habilitadas y la inscripción es libre, con prioridad para el que llegue primero y demuestre vocación.

  • "Se puede hablar de otras cosas; adquieren capacidad para hacerlo", es uno de los ejes para chicos en situación de vulnerabilidad. Se trata de sectores en los que habitualmente la falta de recursos lingüísticos o herramientas educativas, de sociabilidad o lazos afectivos terminan llevándolos a solucionar sus problemas con estrategias de supervivencia y no de disfrute y ejercicio de la vida.

  • Hasta ahora, la campaña política ha enrarecido la discusión y probablemente, el Gobierno ha agrandado un programa chiquito. Eso dificulta la concreción de un debate a fondo. Pero el funcionario proyectó "para el 1 de enero" (fecha en la que todavía no se sabe quién gobernará y con qué ideas y programas) la evaluación diagnóstica del programa y su ampliación a niveles de mayor masividad, con incorporación de tecnología y una perspectiva de salida laboral.

Idea de campaña o no, de esto se trata. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?