Florencia padece un 'linfedema', según Cristina

La hija de la ex presidenta Cristina Fernández se quedó en Cuba y no puede viajar de regreso al país porque padece una enfermedad que le afecta las piernas, según argumentó la defensa de la actual senadora nacional ante la Justicia.

redacción mdz

.

archivo

La hija de la ex presidenta Cristina Fernández, Florencia Kirchner, padece una enfermedad llamada linfedema, por la cual se quedó en Cuba y le impidió viajar de regreso al país, según argumentó la defensa de la actual senadora nacional ante la Justicia.

​El abogado Carlos Alberto Beraldi, defensor de madre e hija, presentó un pedido el viernes pasado ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 5 (TOCF5), en el marco de la causa conocida como Los Sauces, para extender el permiso de viaje concedido por el mismo tribunal a Florencia Kirchner el mes pasado y que caducaba hace unos días, informaron fuentes judiciales al diario Clarín.

​Florencia Kirchner tenía autorización para viajar a Cuba el 10 de febrero y permanecer en ese país durante un mes, pero el viernes 8, dos días antes de su retorno a la Argentina, Berardi tuvo que pedir una prórroga aduciendo que la hija del matrimonio Kirchner había sufrido problemas de salud que impedían su vuelta al país.

Para ello, el abogado acompañó un certificado médico que consignaba la enfermedad, llamada linfedema, una afección que provoca acumulación de líquido linfático en las pierna. Este detalle fue omitido por la ex presidenta en el video difundido hoy a la mañana en sus redes sociales para explicar el problema de salud de su hija y el por qué de su viaje a Cuba.

​A su vez, Berardi volvió nuevamente a Tribunales esta semana para informar que Cristina se iba a ausentar del país para acompañar a Florencia. El TOCF5 la autorizó por una semana, pese a que el fiscal Diego Velasco se opuso a la escala del vuelo en la ciudad de Panamá por tratarse ese país de un "paraíso fiscal".

También presentó un escrito en el TOCF8, que lleva adelante los juicios orales por el presunto encubrimiento al atentado contra la AMIA y la causa Hotesur. En este caso, si bien la ex presidenta no tenía obligación en la obligación de informar ni de pedir permiso de salida del país, optó por hacerlo para evitar problemas en Migraciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?