Fernández viene a Guaymallén, centro de la batalla por la gobernación

El candidato presidencial de Todos estará allí el jueves o el viernes de esta semana. En el departamento más poblado de la provincia ganó el radicalismo el  pasado 11 de agosto, pero el PJ achicó diferencias respecto de la elección anterior.  El intendente Marcelino Iglesias insiste en que el kirchnerismo "viene por todo" y hasta se ilusiona con una visita de "Cristina y los suyos" para polarizar. Pero la agenda de Alberto F. en Mendoza estará centrada en la economía: no protagonizaría actos populares y tendría reuniones con empresarios y productores.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

alberto fernández con la candidata a gobernadora del PJ y marisa uceda, postulante a diputada nacional.

Prensa PJ.

La primera visita a Mendoza de Alberto Fernández después del triunfo de las PASO nacionales marcará buena parte de la agenda política de esta semana y ya está confirmado que el candidato presidencial del frente Todos recalará en uno de los principales escenarios de la batalla por la gobernación: Guaymallén.

Fernández habló por teléfono este fin de semana con la candidata a gobernadora de Todos, Anabel Fernández Sagasti, y le confirmó que pasará una noche en la provincia. Probablemente será la del jueves, por lo cual, tendrá un día de actividades en el sur y otro en Gran Mendoza.

Aún no está definido si Fernández irá a General Alvear o San Rafael. Tampoco se sabe si estará en el sur antes de venir a Gran Mendoza. Pero cualquier cosa que haga, es seguro que pasará por Guaymallén.

En este departamento, Todos achicó considerablemente la distancia con Cambia Mendoza entre las PASO provinciales del 9 de junio y la elección del 11 de agosto. "Hay que potenciar Guaymallén porque tuvimos un acercamiento fuerte", señalan en el comando de campaña del PJ mendocino.

"Los esperaba a todos, así que no me sorprende", reaccionó por su lado el intendente radical Marcelino Iglesias. "Va a ser una buena época de turismo político para Mendoza, y en especial para Guaymallén", agregó con ironía el jefe comunal.

Lo particular de la pelea por Guaymallén es que los dos bandos principales están contentos con los resultados electorales del 11 de agosto.

Todos, porque achicó a cerca de la mitad la diferencia con Cambia Mendoza. Y Cambia Mendoza, porque ganó en el departamento más poblado de la provincia, a pesar del "tsunami" a nacional que hizo prevalecer la fórmula Fernández-Fernández sobre la de Mauricio Macri-Miguel Pichetto por una importante cantidad de votos.

Una semana antes de las elecciones, cuando se empezaba a apreciar un panorama complicado para el oficialismo mendocino, el intendente Iglesias, quien tiene un estilo muy frontal, salió a convertirse en protagonista local de la polarización.

Pidió a través de un video el voto por "Macri y Cornejo" y atacó a "Cristina y los suyos". "Vienen por una revancha personal, buscando impunidad para sus delitos y sus negocios", expresó, y puso como ejemplo la cuestionada gestión del peronista Luis Lobos hasta 2015: "En Guaymallén ya vimos de lo que fueron capaces", remarcó.

La embestida de Iglesias fue fructífera, a la luz de los resultados: Guaymallén fue uno de los cuatro departamentos en lo que ganaron Macri y Cornejo. Y en el que había más dudas días antes de las PASO.

"Si perdíamos Guaymallén, estábamos listos, pero logramos fidelizar bien a nuestros electorado", analiza en estas horas el radicalismo mendocino. Y resaltan que la diferencia en este departamento a favor del oficialismo fue de 9 puntos en la categoría de diputados nacionales, más de lo que se cosechó a favor de la boleta liderada por Macri: 6 puntos.

Los radicales están convencidos de que la batalla por la gobernación entre Rodolfo Suárez y Fernández Sagasti, que se desarrollará el 29 de setiembre, se definirá en Guaymallén, y en menor medida, en Las Heras. En el segundo departamento, el peronismo dio vuelta el resultado de la PASO provincial y ganó el 11 de agosto.

Ante ese desafío, el intendente de Guaymallén quiere polarizar otra vez e incluso se ilusiona con una visita de Cristina a su departamento. "Vienen por todo, ya que Mendoza es la única joya que les falta", señala Iglesias, quien se prepara para un duelo intenso.

Pero en Todos no hablan de una venida de Cristina por ahora y las actividades de Alberto Fernández en Mendoza buscarían dejar otra imagen.

Si bien la agenda se conocerá mejor este miércoles, la idea es que el candidato presidencial se reúna en Mendoza con empresarios y productores y no se piensa en actos populares.

"Mendoza se prende", dicen las publicidades que ya muestran a Alberto Fernández junto a la candidata a gobernadora del PJ. El peronismo mendocino seguirá profundizando la estrategia de la nacionalización y el mensaje de que Alberto, el único candidato presidencial capaz de "encender" la economía, necesitará "gobernadores afines" para desarrollar su plan.    

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?