Bermejo promete que su gestión comprará las deudas de créditos hipotecarios

El precandidato a gobernador del PJ contó que, en caso de ganar, aplicará esta medida tanto a los adjudicatarios del Banco Nación como a los que tomaron préstamos con la banca privada. Dijo además que les asignará una cuota inferior al 30 por ciento de los ingresos familiares. Por otro lado, sostuvo que eliminará el sistema UVA en los créditos del IPV.

mdz política

Alejandro Bermejo se reunió con adjudicatarios de créditos UVA.

El precandidato a gobernador del PJ Alejandro Bermejo sacudió hoy la incipiente campaña electoral para las PASO con una promesa de alto impacto: dijo que, si gana la elección, el Estado provincial comprará las deudas con bancos privados y estatales de todos aquellos mendocinos que "estén en problemas".

“El Estado comprará las hipotecas de aquellos adjudicatarios que estén en problemas y reemplazará la cuota por un sistema similar al que se aplicará para el IPV", indicó el intendente de Maipú. La medida correrá, según especificó un comunicado del PJ, tanto para aquellas personas que tengan deudas con el Banco Nación o con la banca privada.

La promesa de alto impacto del intendente de Maipú se produjo durante una reunión con el "Colectivo de Hipotecados UVA Mendoza autoconvocados".

En este contexto, Bermejo también prometió la eliminación del sistema UVA (Unidades de Valor Adquisitivo) en los créditos otorgados por el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV). “Cuando el Justicialismo sea gobierno, a partir del 10 de diciembre del 2019, se dejará de aplicar el sistema UVA”, precisó el candidato.

Y agregó: "Determinaremos una nueva cuota que no supere el 30 por ciento del valor del ingreso del grupo familiar calculado sobre el valor real de la vivienda a diciembre de 2019. Para ello instruiré al IPV para que deje sin efecto la resolución de adjudicación en venta y dicte una nueva de manera de resolver el problema, sin que genere perjuicio al Estado".

El sistema UVA es actualmente uno de los ejes centrales de la política de vivienda de la provincial, ya que impide que se produzca un desfasaje entre el valor de las cuotas y el costo de vida que provoque un desfinanciamiento en el organismo. Desde fines de 2018, ese índice del Banco Central se aplica dos veces al año, aunque no incluye además una tasa de interés extra, como ocurre en todos los bancos.

Pero las promesas de Bermejo van más allá de los adjudicatarios del IPV e incluye al universo de todos los que tienen créditos hipotecarios. En tanto, desde el Colectivo de Hipotecados UVA dijeron que la situación actual resulta "insostenible" porque las cuotas han aumentado más del 60 por ciento.

Los autoconvocados remarcaron que “nos han propuesto como solución la extensión de dicho plazo, lo cual rompe las condiciones contractuales, nos somete a una deuda eterna y vulnera nuestros derechos así como la calidad de vida de nuestras familias”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?