Otra embestida del Gobierno para aprobar el crédito para obras

Otra embestida del Gobierno para aprobar el crédito para obras

El Gobierno provincial volvió a meter presión para que la Legislatura destrabe la aprobación de los proyectos sujetos a préstamos del BID y otros organismos multilaterales que todavía no salen. "Si la candidata a gobernadora (Anabel Fernández Sagasti) tuviera voluntad de gobernar la provincia, estaría de acuerdo", aseguró el ministro de Infraestructura, Martín Kerchner, en medio del inicio de la campaña. También hay expectativas en las cámaras de la construcción, cuyos representantes se reunirán el martes que viene con el funcionario.

A pesar de la devaluación, el gobierno de Alfredo Cornejo insistirá con el pedido de autorización a la Legislatura para endeudarse en dólares con el objetivo de financiar obras.

Buena parte del paquete que el gobernador quería heredarle a su sucesor al frente de la provincia continúa frenado en la Cámara de Diputados debido a la resistencia del justicialismo a aprobar esos proyectos en época de campaña electoral.

Tras una pulseada política dura, el PJ aceptó que se aprobara un endeudamiento de 80 millones de dólares para el mejoramiento integral de la ruta a Cacheuta. Pero pretende silenciar el tema hasta después de las elecciones provinciales para evitar que Cornejo imponga su agenda.

Además, hay intendentes peronistas que se resisten a ampliar el endeudamiento y reniegan de tomar más préstamos en dólares. La drástica devaluación de esta semana parece darle la razón en la coyuntura. Pero igual el Gobierno ve las cosas en forma diferente y pretende dar batalla.

"Si la candidata a gobernadora (Anabel Fernández Sagasti) tuviera voluntad de gobernar la provincia, estaría de acuerdo con este financiamiento. Es una visión muy egoísta y mezquina la que tienen", disparó en este sentido el ministro de Infraestructura, Martín Kerchner.

A pesar del salto brusco que dio el dólar en los últimos días, Kerchner está convencido de que la economía se terminará acomodando a su nueva cotización gracias al aumento de la recaudación y hasta de los salarios.

También dijo que "no hay tiempo físico" para que las obras con financiamiento del BID se ejecuten antes de que termine esta gestión y hasta recalcó que hubo endeudamiento en la era justicialista "para pagar los sueldos", no para encarar obras.

"Nosotros esto lo vamos a empujar", aseguró el funcionario, a pesar de que el peronismo se ha mantenido firme en su postura de evitar este debate sobre las obras de Cornejo.

Esta situación ha dejado en el limbo legislativo hasta después de los comicios del mes que viene a tres proyectos por 55 millones de dólares con financiamiento del BID y otros organismos multilaterales: una planta para la disposición de residuos y generación de energía (GIRSU) en Las Heras, un acueducto ganadero a La Paz y el inicio de la doble día desde Rivadavía hasta la Ruta 7.

El rol de las cámaras de la construcción

En este sentido, habrá que ver cómo juegan las cámaras de la construcción, las cuales pidieron una reunión con Kerchner que se realizará la semana que viene.

La construcción tiene inquietudes por el freno de la obra pública, por lo menos la de grandes magnitudes. 

En las cámaras (al menos las grandes empresas que las integran) están muy expectantes por el desenlace del pedido de financiamiento internacional para obras en la Legislatura. "Es una reunión que está consensuada con ellos", dijeron al respecto en el Poder Ejecutivo, y hasta aseguraron que de ese encuentro saldrá "una señal de apoyo" al Gobierno.

La construcción está viviendo momentos complejos desde que se produjo esta nueva devaluación. En los primeros días de la semana, sufrieron falta de materiales porque la volatilidad del dólar los dejó "sin precio" en el mercado.

Los aumentos ya comenzaron a sentirse, por ejemplo, en el cemento, que aunque no tiene casi ningún insumo atado al dólar, acaba de aumentar el 8 por ciento.

La redeterminación de precios de las obras no es una preocupación, ya que existe una ecuación que los acomoda en forma automática con cada aumento de materiales. Sí lo es, en cambio, el "descalce financiero": lo que tienen que invertir de más ahora recién lo cobrarán dentro de algunos meses.

No existen resquemores particulares con Cornejo por estos temas, pero sí por ciertos problemas con proveedores y, en especial, incertidumbre respecto del futuro de la obra pública. "Vamos a plantear la continuidad, cómo seguimos y cómo nos acomodamos", dijo al respecto Marcelo Bargazi, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, a MDZ Radio, este jueves.

Bargazi también dijo que actualmente "no hay llamados a licitación" para nuevas obras en el Gobierno provincial. "Estamos preocupados por eso y lo hemos manifestado, pero somos conscientes de la situación", agregó, para bajar el tono.

Sin embargo, el ministro Kerchner sostuvo que sí hay llamados y recalcó que existen licitaciones por unos 200 millones de pesos para obras.

También afirmó que están encaminados los llamados para el primer tramo de la Ruta 82, la adjudicación del nuevo túnel de Cacheuta y la licitación del tramo 2 de la ruta que lleva a esa localidad.

La estrella en materia de anuncios podría ser el depósito del bono de la Nación para la construcción de Portezuelo del Viento, que es una especie de cheque que equivale a 1.023 millones de dólares en total.

Con estas perspectivas combate el Gobierno el desánimo generado al final de una semana muy difícil para la economía.

Frente a este panorama, lo que menos esperan es que la construcción se les vaya encima con reclamos. "Bargazi tiene que meter presión contra la política mezquina y los constructores saben el muerto que tuvimos que levantar, porque con el gobierno anterior no cobraban", aseguraron en el Ejecutivo.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?