crisis sindical

La CGT está sin rumbo frente a Javier Milei y el cisma es cuestión de tiempo

Javier Milei y su anárquica política no solo es un enigma para la política sino, también, para la dirigencia empresaria y gremial. Sin funcionarios con los que hablar, la CGT no sabe cómo actuar.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare miércoles, 10 de julio de 2024 · 22:35 hs
La CGT está sin rumbo frente a Javier Milei y el cisma es cuestión de tiempo
Nada se habló de un posible recambio en la conducción de la CGT Foto: NA

Pablo Moyano quiere ya una medida de fuerza. Héctor Daer y la mayoría del consejo directivo de la CGT sugieren que se deberían dar una nueva charla con Julio Cordero. Esa fue la discusión, en la que no faltaron las recriminaciones cruzadas, que se dio este miércoles en el gremio de los estatales de UPCN, donde el anfitrión Andrés Rodríguez, sigue teniendo que mirar en el retrovisor de su organización para ver hasta adonde aguanta el cuerpo de delegados la paz que está proponiendo a cambio que la motosierra siga siendo una lima de uñas.

A todos los presentes, representantes de las diferentes ramas del sindicalismo vernáculo, les que quedó claro que Hugo Moyano no quiere saber nada con romper la CGT ni seguir los impulsos de algunos aliados, pero fundamentalmente los de su hijo Pablo que ya quiere un nuevo paro o, directamente, romper para enfrentar al gobierno, en alianza con la mayoría del gremio del transporte que ya suponen que serán los primeros en padecer la desregulación propuesta por el gobierno nacional como en el caso de Aerolíneas Argentinas.

En el encuentro nada se habló de un posible recambio en la conducción de la CGT como habían dejado entrever varios sectores que se ven ni dialoguistas ni combativos. Gerardo Martínez, Luis Barrionuevo y Roberto Fernández, con el triunviro Carlos Acuña como testigo, discutieron de este tema la semana pasada. Habrá tiempo para plantear esa cuestión luego del 25 de julio, donde los presentes en UPCN participarán junto con otros pares de una nueva reunión del Consejo Directivo de la gremial obrera.

Daer fue el que propuso la reunión con la mesa política del gobierno porque pretende tener alguna certeza sobre el futuro de las obras sociales sindicales, el flujo de los fondos que les adeudan, y la homologación de los convenios colectivos en curso. Nadie sabe cuánta capacidad tiene el secretario de Trabajo, Cordero, para darle alguna respuesta. Su antecesor y buena parte de los funcionarios del área volaron por los aires porque la ministra Sandra Pettovello cree que "son todos unos chorros". 

En declaraciones tras la reunión, Rodríguez valoró la reunión de la mesa chica, que representa a todos los sectores internos de la CGT, también anunció que volverán a reclamar ante la justicia por la eliminación de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias reimpuesto por el Congreso Nacional en la Ley Bases y el Pacto Fiscal.

Hasta el momento, el 25 de julio solo se discutirá y aprobará un documento en favor de los trabajadores y los jubilados que están pasando un momento muy difícil, pero nada dijo sobre una posible acción de fuerza tal cual reclaman la mayoría de los sindicatos combativos. 

“Es una vergüenza que lo único que estemos planeando es hacer un documento donde detallamos lo que todos vemos. La gente se nos caga de risa en las fábricas y nos quiere matar”, le dijo a MDZ un importante dirigente gremial de la zona oeste del Gran Bueno Aires, donde la caída del consume hizo que muchos talleres ya empezaran a mermar en su producción o advertir sobre posibles despidos.

La dirigencia sindical confundida con Milei 

Todos los gremios están padeciendo la incipiente crisis del mercado interno. Varias automotrices y terminales han iniciado un procedimiento de crisis que va desde retiros voluntarios a suspensiones masivas. Los despidos, para un obrero capacitado, es la última variante que se analiza para un empleador.

Sin embargo, la crisis está pegando como hace rato no se veía en los comercios de cercanía y centros a cielo abierto, donde la precariedad laboral y el trabajo no registrado es mucho mayor que en otros ámbitos productivos.

Además, los gobiernos provinciales y nacionales, a instancias del recorte nacional, también se retiró de las promociones turísticas y recreativas como las que se desarrollaban hasta el año pasado. Esto lo puso en la discusión de hoy en la Cámara de Diputados de la Provincia el legislador y ex intendente de General Pueyrredón, Gustavo Pulti, quien observó que la drástica reducción de viajes de estudiantes y proyectos como los torneos Evita también afecta a la ciudad turística más importante del país.

Archivado en