Polémica

La Iglesia se distancia del conflicto entre el Gobierno y las organizaciones sociales

Luego de la polémica en torno a la misa por los comedores que presidirá monseñor Ojea, la Iglesia negó un potencial conflicto con el Gobierno y sostiene que no quiere ser "usado de ningún modo".

MDZ Política
MDZ Política lunes, 17 de junio de 2024 · 20:46 hs
La Iglesia se distancia del conflicto entre el Gobierno y las organizaciones sociales
Polémica por una misa militante y reacción de la Iglesia tras el uso de las celebraciones para actos partidarios Foto: Captura de video

Luego de la polémica en torno a la misa que se realizará por los comedores y merenderos, la Iglesia asegura que no existe ningún desafío al Gobierno. El propio monseñor Oscar Ojea y el arzobispo Jorge Ignacio García Cuerva mantienen la postura de que "la misa es algo sagrado" y que la misma no puede estar al servicio de divisiones o resquemores entre las personas.

Monseñor Ojea, presidente del Episcopado, remarcó en la misa del último domingo:: "No pensamos invitar a ningún político a esta misa porque no queremos que algo tan propio del ser humano, que no pertenece a ningún sector político en particular, sea usado de ningún modo".

Este sermón, en el medio del conflicto entre el Gobierno y organizaciones sociales, marcó la distancia de la Iglesia con la conflictividad política que reina en la Argentina: "Estamos hablando de algo superior que tiene que ver con la comida que necesitamos todos los seres humanos tengamos la ideología que tengamos".

En la misma línea, ya se había pronunciado monseñor García Cuerva, arzobispo de Buenos Aires: "No está bueno usar la misa para dividir, para fragmentar, para partidizar". Distante tanto del peronismo como del Gobierno actual, el arzobispo porteño destacó: "La misa es algo sagrado, porque está en las entrañas más profundas de la fe de nuestro pueblo. Aquí venimos a alimentarnos de unidad, de fraternidad, de paz".

Desde distintos sectores de la Iglesia mostraron preocupación por el uso de celebraciones para profundizar la grieta que existe en la Argentina. Esto se debe a principios doctrinarios de Iglesia que pueden encontrar cobijo tanto en los sectores socialistas como en los liberales, somo así también en el principio de no dividir, el cual es un pilar del catolicismo.

García Cuerva criticó la posición opositora al Gobierno y remarcó que "tampoco está bueno contar con la buena fe de quienes participan de la Eucaristía o de los sacerdotes a los que se invita a presidirla para que después pase lo que ha pasado en estos días, como le ha pasado ayer a monseñor Gustavo Carrara. La misa es algo sagrado. La misa es para unirnos, para hacernos hermanos".

Archivado en