¿Qué pasó?

Tras suspender su aplicación, cuál es el futuro del sistema de fotomultas en Las Heras

Dichas infracciones de tránsito fueron discontinuadas en suelo lasherino y, finalmente, el contrato con la empresa a cargo concluirá este mes. Las faltas previas a enero deberán ser abonadas.

Diego Gubinelli
Diego Gubinelli lunes, 6 de mayo de 2024 · 07:00 hs
Tras suspender su aplicación, cuál es el futuro del sistema de fotomultas en Las Heras
Hasta enero, en el Acceso Norte (Ruta 40) se aplicaban fotomultas para quienes superaran la velocidad permitida para circular. Foto: Santiago Tagua/MDZ

¿Qué sucedió con las fotomultas en Las Heras? El controversial sistema para aplicar sanciones de tránsito -que en numerosas ocasiones fue criticado- no rige en la actualidad. La decisión fue adoptada en los primeros días de 2024 por el recientemente asumido intendente lasherino, Francisco Lo Presti. El contrato concluye este mes y, por el momento, el municipio no planea ejecutar un nuevo proyecto en alta montaña, como había sido barajado. Las multas labradas con anterioridad deberán pagarse de igual forma, indicaron desde la comuna.

En enero de este año, poco después de que Lo Presti asumiera como máxima autoridad municipal, el sistema fue discontinuado. Pese a esto, quedaron dudas respecto a cómo sería la negociación con la empresa prestadora -Vial Control- para no seguir con las sanciones, pero sin generar problemas judiciales para la administración. Desde la Intendencia aseguraron que la historia llegará a su fin debido a que el 31 de mayo el contrato vence y no se renovará.

Las fotomultas aparecieron en suelo lasherino cuando Lo Presti era secretario de Obras y Servicios Públicos, cargo que ocupó hasta abril del año pasado cuando rompió su vínculo con el exintendente Daniel Orozco. Luego, durante la campaña del 2023, quitar las fotomultas se convirtió en una promesa electoral por parte de todos los espacios que competían entre sí, hasta que -una vez que se hizo el cambio de gestión- Lo Presti las quitó.

Mauro Homan, titular de la Secretaría Legal y Técnica de Las Heras, comentó a MDZ que "rescindir expone a un juicio y, por eso, esperamos que venza el contrato el 31 de mayo. Las multas viejas están en circulación y hay que pagarlas. La baja no tiene que pasar por el Concejo Deliberante porque es del Ejecutivo".

"Es una licitación de la gestión anterior. No hay una forma de relevar cuántas multas se hicieron. Una cosa es la infracción detectada y otra la que tiene fallo del juez administrativo", dijo.

De este último grupo -aseguró- pasaron "por el proceso administrativo 45 mil resueltas, desde 2018 aproximadamente. El sistema auditado no nos da un reporte específico. Ha habido fallos a favor y en contra. También hay una cantidad donde el contribuyente fue, pagó y no hubo fallo. Se puede acceder a la página del municipio y ver la secuencia de fotografías de la infracción para que se corrobore el hecho. El sistema es sencillo".

El funcionario señaló que "Francisco (Lo Presti) dispuso suspender las infracciones en fotomultas, pero hay que entender que existe un derecho del concesionario del servicio de recibir un porcentaje. Todo lo detectado e infraccionado tiene que terminar el circuito. De lo contrario, la municipalidad pagaría daños y perjuicios por incumplimiento contractual. En la etapa post convenio se sigue pagando el porcentaje a la empresa. Va a haber una relación post contractual con Vial Control. Toda las infracciones son legítimas porque son faltas de tránsito que no debieron hacerse en primer lugar".

El intendente de Las Heras, Francisco Lo Presti. Foto: MDZ.

Homan admitió que "la licitación, después de estudiarla, tenía un complemento de educación vial que no se complementó y ahí se generó malhumor social. El crecimiento del sistema tenía que ir acompañado de esto". Y advirtió que el cese de las fotomultas "no significa que estemos liberando Las Heras para infringir la ley de tránsito".

En tanto, aclaró que un tipo de dispositivo "era de fotomultas para semáforos en rojo y el otro en radar, que fue el más cuestionado. En un momento se corrigió, pero siempre estuvieron homologados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI)". Por ejemplo, la ubicación más conocida y por donde pasaba más gente diariamente era el Acceso Norte sobre la Ruta Nacional 40, tramo que tenía señalización que indicaba la presencia de fotomultas.

También explicó que "como los dispositivos son fijos, trasladarlos no es opcional. Tenemos el radar móvil y después está el sistema fijo que está en el cemento, es decir, que requiere cableado en el piso. Trasladarlo requiere todo un proceso nuevo y la certificación del INTI deja de valer. Los que son móviles si se pueden trasladar".

Ante las críticas surgidas, Homan consideró que se trata de "administrar el tránsito. El municipio tiene la potestad". Y aportó que "es muy difícil volver del sistema de la gestión anterior. Faltó un buen complemento de prevención y educación. La decisión es revere el tema, pero la jurisdicción de tránsito se sigue ejerciendo".

El proyecto de la Ruta 7, en stand by

Ante la interrupción de las multas en enero, se puso en discusión la posibilidad de que el sistema "migrara" a la Ruta Nacional 7 en alta montaña, en la parte que corresponde a jurisdicción lasherina. Sin embargo, la administración de Francisco Lo Presti no planea avanzar en este proyecto en un futuro cercano. "Está en análisis, pero en el corto plazo la decisión no está tomada. Se pueden trasladar los bienes, pero depende del intendente", deslizó Mauro Homan ante la consulta.

Aunque aclaró que "los radares adquiridos quedan como patrimonio del municipio". Asimismo, destacó que en la actualidad "en alta montaña -en Uspallata- tenemos un convenio con Gendarmería para infracciones, que quedan en el Juzgado de Tránsito de Las Heras".

Archivado en