Educación pública

Javier Milei mostró un mensaje y un perfil más calmo frente a un sector al que necesita retener

El presidente lanzó un mensaje que apaciguó la tensión con los estudiantes y apuntó exclusivamente contra "la casta". El cambio de tono de Javier Milei.

MDZ Política
MDZ Política miércoles, 24 de abril de 2024 · 17:18 hs
Javier Milei mostró un mensaje y un perfil más calmo frente a un sector al que necesita retener
Milei, un mensaje en las redes sociales y una posición que no pasa desapercibida Foto: EFE

El presidente Javier Milei publicó en sus redes sociales un texto tras la marcha multitudinaria que se realizó ayer en defensa de la educación pública y la falta de presupuesto para las casas de estudio públicas: "En ningún momento el Gobierno nacional insinúo la intención de cerrar las universidades nacionales", posteó el libertario bajando la tensión que aumentó durante los últimos días y demostrando que no pasó inadvertido para el Gobierno la aglomeración de tanta gente unida en la calle. 

A pesar de que ya lo había dicho el vocero Manuel Adorni, Javier Milei rompió el silencio tras la marcha que convocó a alumnos, profesores y a defensores de la educación pública y que hasta a el propio Gobierno dejó boquiabierto. En sus palabras, vuelve a enfatizar en que no se opone a ese derecho y que no quiere cerrar las universidades, pero sí auditarlas para ver "cómo se utilizan esos fondos". 

Con un tono característico pero perceptivamente más calmo, Javier Milei aclaró que un día antes de la manifestación "estaban hechos los giros de recursos para los gastos de funcionamiento de todas las universidades nacionales". "Pero como la clase política no deja pasar ninguna oportunidad para defender sus privilegios, montaron sobre una consigna justa un acto netamente político de oposición al Gobierno". 

El presidente esta vez no fue contra "los zurdos" (a pesar de haber posteado un "meme" provocador horas después de la marcha  contra los manifestantes) sino que decidió enfocarse en "los mismos vivos de siempre" que "utilizaron el escudo de una causa que suena noble para defender sus intereses de casta". No criticó a los estudiantes, ni a los profesores, ni cuestionó que -a pesar del dinero entregado- es necesario seguir ayudando a las universidades para que siga su normal funcionamiento. El presidente solo fue contra "los privilegios de los políticos" y contra "las caras de siempre de aquellos que quieren que la Argentina no cambie para defender sus privilegios". 

Los nombrados por el jefe de Estado fueron Sergio Massa, el exministro de Economía y excandidato a presidente; Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de la Nación; Martín Lousteau, el senador nacional de la UCR; Emiliano Yacobitti, Vicerrector de la Universidad de Buenos Aires; la CGT, la CTA, el "radicalismo cómplice y todos los demás actores de la clase política que se oponen a cualquier cambio porque han sido los principales beneficiarios del antiguo régimen". 

La marcha multitudinaria que se llevó todas las miradas de la jornada del martes. 

Para Milei, estos actores son los que hacen "negocios" con al universidad pública y que utilizan "la sociedad para hacerlo": "Lo hicieron con Aerolíneas, lo hicieron con los jubilados cuando se robaron los fondos de las AFJP, lo hicieron con YPF, lo hacen con la obra pública. Así opera la casta. Se montan sobre una bandera justa para despojar a los argentinos", advirtió. 

Durante la mañana de este miércoles, en Casa Rosada adelantaban que el tema de los fondos para las univesidades "se va a solucionar" y que "hay una voluntad" del Gobierno de avanzar en esa dirección. Al mismo tiempo, fueron contra los intereses políticos que muchas veces se entrometen entre los representantes de las universidades (los rectores) y el Ejecutivo. En esa línea, el presidente confirmó que va a "garantizar los fondos para el funcionamiento de las universidades".

Su mensaje, lejos de querer tirar más leña al fuego, busca calmar las aguas y ratifica lo que la administración nacional venía diciendo:  el reclamo de los estudiantes es honesto, pero los curros políticos no. 

Además, es un hecho que el presidente no podía no manifestarse tras una marcha que convocó a todos los sectores y no generó incidentes, fue pacífica y en unidad, para poner en valor algo tan preciado como lo es la educación pública superior. 

"Cada vez que todos esos dirigentes, que son la cara del fracaso argentino, se juntan detrás de una bandera, lo único que hacen es reafirmar nuestra convicción de que estamos dando las batallas para las que nos eligieron la mayoría de los argentinos", finalizó Milei vía X (exTwitter). 

En Plaza de Mayo hubo banderas políticas, pero también más de un votante de Milei que decidió salir a la calle y mostrarle los límites al presidente de la Nación, acto que no paso inadvertido para el ocupante del Sillón de Rivadavia. 

Archivado en