Los pasillos del Congreso

Financiamiento universitario: el malestar de la UCR con el peronismo traba los acuerdos para aprobar una ley clave

Este miércoles a las 11 habrá una sesión especial en Diputados para tratar el financiamiento universitario, pero los celos políticos lo van a impedir.

Antonio Riccobene
Antonio Riccobene miércoles, 24 de abril de 2024 · 07:43 hs
Financiamiento universitario: el malestar de la UCR con el peronismo traba los acuerdos para aprobar una ley clave
El Congreso no dará una respuesta al reclamo de la multitud que se manifestó. Foto: NA

Entre la multitud de ciudadanos que ayer marchó a la Plaza de Mayo en defensa de las universidades públicas y el Congreso de la Nación hay una cortina de hierro que separa a la clase política de la sociedad. Los celos por el palco en el acto y las sospechas de "especulaciones políticas" lograron que la sesión para tratar el financiamiento universitario vaya camino al fracaso.

En la sesión especial convocada para este miércoles a las 11 estaba previsto tratar una serie de proyectos de ley vinculados a la emergencia universitaria y al presupuesto para estas casas de estudio. Pero no habrá quórum. Solo un puñado de diputados radicales estará presente en el recinto.

A los 99 de Unión por la Patria y los cinco del Frente de Izquierda, se sumará un grupo de legisladores del radicalismo que responden al vicerrector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Emiliano Yacobitti. Estos son Danya Tavela, que presentó uno de los proyectos del temario, Carla Carrizo, Marcela Antola, Marcela Coli y Gabriela Brouwer de Koning. Todas ellas están directamente relacionadas con el mundo universitario.

A estos también se sumarán los diputados de Hacemos Coalición Federal, Natalia de la Sota, Margarita Stolbizer y los dos del Partido Socialista, Esteban Paulón y Mónica Fein. El resto del bloque de Miguel Pichetto, mientras una multitud reclamaba por el presupuesto universitario, seguía con las negociaciones de la Ley Ómnibus en el despacho de Martín Menen, en el primer piso del Palacio Legislativo. Estos no darán quórum para la sesión.

El kirchnerismo no podrá juntar el quórum.

El otro sector de la UCR disidente, el que responde a Facundo Manes, no dará quórum. Quedaron molestos con el kirchnerismo porque "coparon el palco del acto y le dieron una impronta propia". Este espacio tiene una fuerte relación con rectores de distintas universidades que "se vieron corridos por la decisión de sumar a otras figuras", explicó a MDZ una fuente parlamentaria.

Los dirigentes que generaron un mayor malestar son el premio nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel y la activista de los derechos humanos, parte de Madres de Plaza de Mayo, Taty Almeida. Por esa relación con los rectores universitarios y por el deseo de "no quedar pegados al kirchnerismo" los nueve diputados de Manes no estarán presentes.

"Siempre están dolidos por algo", replicó una alta fuente parlamentaria del peronismo en Diputados. "Antes decían que no porque 'queríamos sacar provecho político', ahora que no 'por los palcos'. Basta. No están entendiendo el momento político", agregó.

Alineado con rectores de todo el país, Manes quedó molestó por la "kirchnerización" de la marcha.

El resto del bloque radical, cada vez más cercano al gobierno de Javier Milei, tampoco dará quórum y pone sus esfuerzos en encontrar los acuerdos para una nueva ley ómnibus.

En medio de este tire y afloje aparece una nueva fecha tentativa que el bloque radical, junto con el de Pichetto empiezan a pensar para tratar el financiamiento universitario y la nueva fórmula jubilatoria. Esto es el ocho de mayo. Claro, primero quieren tener resuelta la Ley Ómnibus, que el gobierno quiere aprobar la semana que viene y dictaminar el jueves próximo. Mientras tanto, siguen las negociaciones. "Llevamos sólo tres meses con este proyecto", dice con algo de ironía uno de los operadores de la oposición dialoguista.

El peronismo todavía no fue notificado de esa intención. Pero es posible que dé quórum y esté presente, como lo hizo a principios de marzo cuando el bloque de Miguel Pichetto convocó a una sesión especial para tratar la fórmula jubilatoria. Esa vez tampoco hubo quórum.

Archivado en