Entrevista MDZ

Alfredo Cornejo: “Vamos a impulsar reformas en leyes de seguridad y un paquete fiscal”

El gobernador realizó un balance de los primeros meses de gestión haciendo foco en los logros y en algunas cuentas pendientes. El impacto de la crisis macroeconómica y las reformas que se vienen.

Gianni Pierobon
Gianni Pierobon domingo, 24 de marzo de 2024 · 07:15 hs
Alfredo Cornejo: “Vamos a impulsar reformas en leyes de seguridad y un paquete fiscal”
El gobernador recibió a MDZ en su despacho para hacer un balance del inicio de su gestión Foto: Rodrigo D'Angelo / MDZ

El gobernador Alfredo Cornejo cumplió en la última semana los primeros 100 días de gobierno, período que tradicionalmente se pone como referencia en política para examinar el rumbo de la gestión. El mandatario mendocino destacó algunos logros en este arranque de su segunda temporada al frente del Ejecutivo provincial y habló de algunas cuentas pendientes, poniendo especial énfasis en el impacto del complejo contexto macroeconómico en la provincia. Adelantó que en las próximas semanas presentará un paquete de leyes en materia de seguridad, con varias reformas, y otro fiscal apuntado a mejorar la calidad del gasto.

Entrevistado por MDZ, Cornejo destacó que a pesar de las dificultades macroeconómicas la provincia está avanzando en políticas importantes en materia de salud, de seguridad y energéticas. Advirtió que la recaudación ha sufrido un derrumbe “vertiginoso” y que Mendoza “está preparada para aguantar unos meses esa caída” y se mostró esperanzado de que a mediados de año se pueda revertir la depresión de la actividad económica.

Destacó las iniciativas en el sector de hidrocarburos e hizo hincapié en la necesidad de que avance la reforma del Código de Procedimientos Minero para que Mendoza salga de una “lista negra” de los inversores internacionales y defendió el nuevo rol que pretenden darle a la empresa estatal Impulsa Mendoza SA.

-¿Cuáles considera que han sido los puntos más destacados en estos primeros 100 días de gestión?
-Cualquier balance de 100 días e incluso de los cuatro años de mandato, no puede abstraerse de la macroeconomía. Y la macroeconomía, que es responsabilidad del Estado Nacional, influye sobre la gestión. Al igual que en mi otro período como gobernador me han tocado recesiones económicas. En los cuatro años que fui gobernador, tres fueron años recesivos, y solo en el 2017 se creció. Y con respecto al 2016, que no es un gran crecimiento. Me ha tocado administrar en épocas recesivas. Hoy creo que es peor que en el 2015 o el 2016, porque hay una disparada de precios muy fuerte, hay una devaluación de la moneda mayor aún. Y eso pesa. Pero si uno pudiese abstraerse de lo macro, hay cosas que han sido positivas y me siento conforme. Y cosas que vamos a tener que trabajar mucho. Entre las positivas, yo diría dos cosas que son masivas. Una es que empezamos las clases en febrero con plena capacidad operativa, con todos los alumnos en la escuela, con todos los docentes en la escuela, con 600 de esas escuelas pintadas a nuevo. Lo destaco como positivo. Y más si se lo compara con el resto de las provincias en este contexto macro. Y el segundo es el punto del transporte público. En febrero se registraron más de 850.000 transacciones en un día. O sea, se usa el transporte público masivamente. El transporte público tiene frecuencias bastante amplias. Los coches están con una relativa antigüedad, no son muy antiguos, son bastante nuevos, en bastante buena calidad. Son dos políticas donde el gobierno invierte mucho en educación, invierte mucho en transporte público. También veo como positivo que estamos restableciendo una cadena de inteligencia criminal que permite combatir los delitos y el crimen organizado de robo de autos, de robo de neumáticos y demás, que estamos restableciendo esa cadena de inteligencia, lejos de lo que queremos, lejos de lo que se demanda del sistema de seguridad, muy lejos, pero vamos en una mejor dirección. Tanto esa banda de entraderas que pudimos detener como los operativos en el Campo Papa, que se hicieron 463 allanamientos en un solo día, en escasas horas, con un trabajo mancomunado con la Justicia, jueces de garantía, Ministerio Público Fiscal. Es un muy buen dato.

-¿En qué áreas todavía nota que falta avanzar en los objetivos planteados?
-Las cosas que faltan son enormes. En materia de seguridad, los logros en delitos violentos se empobrecen cuando se ve que hay mucho robo de instrumentos de trabajo en la zona rural, robos de neumáticos en la zona urbana, bueno, todos esos delitos tenemos que encararlos. Hay muchas estafas, como en todo el país, que básicamente tienen que ver con estafas por Internet, pero hay estafas que no son sancionadas, algunas no por Internet, y ahí estamos metiéndole presión a la Justicia para ocuparse de esos temas. Queremos mejorar muchas cosas como el tema de adopciones, estamos muy lentos, hay poca gente que se inscribe para adoptar niños, pero hay muchos niños que esperan esas adopciones. Nosotros tenemos 800 chicos en los hogares y no todos son adoptables, porque muchos de ellos queremos que vuelan con sus familias originarias. Pero hay otros que ya tienen que ir hacia una nueva familia y queremos agilizarlo. Hay solo 128 niños y niñas que están adoptables en la Justicia. Estamos teniendo iniciativas en cosas que son de nuestra competencia a pesar de las dificultades macroeconómicas. Estamos reformando íntegramente el sistema de salud y ahí hay muchas iniciativas en la materia. Queremos restablecer el petróleo y para eso nuestra dependencia con YPF es clave. Hay que restablecer los contratos con YPF. Queremos que abandonen las áreas maduras en las que no están invirtiendo y se las den a otras empresas que pueden invertir y que están interesadas en hacerlo. Hemos llamado doce licitaciones nuevas. Y estamos intentando hacer minería sustentable básicamente enfocada en el cobre, que es un mineral crítico de la transición energética. Esperamos que el miércoles la Cámara de Diputados sancione el Código Procesal Minero, se le han hecho modificaciones en función de los pedidos de la oposición, en función de algunas cámaras empresarias, en función de algún sindicato que también promueve mejoras. Queremos que sean expeditos los permisos y que efectivamente no se sienten arriba de los permisos para no hacer minería y solo hacer un comercio inmobiliario de esos permisos mineros. Así que ahí estamos muy focalizados en eso.

-¿Espera que ese Código Procesal Minero, más lo que se anunció de la creación del Distrito Minero Malargüe Occidental, sea un punto de inflexión para el desarrollo de la actividad minera en la provincia?
-Esperamos que sí, esperamos que sí. Ese fue el objetivo de ir a la Feria de Canadá, la feria más importante de la minería, donde se reúnen todos los inversores, todos los mineros, todos los explotadores de distintos minerales. Y hay interés porque Argentina tiene varios de esos minerales críticos para la transición energética. Arreglar el ambiente en el mundo requiere de hacer minería, porque transmitir la electricidad es un nuevo cambio de paradigma energético. Ustedes saben que el mundo ha estado muy focalizado en el petróleo, en los fósiles para generar energía y eso ha originado el agrandamiento de la capa de ozono, y ha generado este cambio climático tan negativo en el mundo. Y ese cambio climático se combate con otra ecuación energética, de energía más limpia, desplazando a los fósiles, desplazando al petróleo. Pero mientras tanto ocurra eso hay que explorar y hay que explotar minerales que permiten el almacenamiento de la energía y la transmisión de la energía, que es otra de las dificultades que se tiene. Esa transición requiere de estos minerales y Mendoza los tiene. ¿Cómo perder esa oportunidad de desarrollar el cobre que le hace falta al mundo?

Alfredo Cornejo, mano a mano con MDZ.

-¿El contexto actual es distinto a otras épocas, cuando se batió la impronta minera que tiene que tener la provincia?
-La restricción que le han puesto los grandes jugadores de la minería internacional a Mendoza es por la legislación local. La han puesto en una lista negra. En todas las ferias internacionales señalan esa dificultad. Ahora, para el cobre no hay ninguna necesidad de modificar la Ley 7.722 porque las sustancias que están prohibidas en la 7.722 se usan en muy pocos lugares en el mundo porque el 80% del cobre que se extrae se hace con un método que no usa esas sustancias. Con lo cual, Mendoza podría perfectamente extraer el cobre sin esas sustancias y si es así no tendría por qué modificarse la 7.722. Esto es lo que explicamos en la feria y lo que explicamos acá en Mendoza. No hay ningún sentido de alentar ningún fantasma porque no se usan esas sustancias para extraer el cobre, por lo cual debería estar allanado el camino para poder explotarlo. Y si a eso se le agrega que vamos a poner principal foco en el Distrito Malargüe Occidental, que es donde hay licencia social para extraer minerales, y donde hay cobre, no veo ninguna dificultad. Hay un sector que sin duda es antiminero, que está en contra de la actividad industrial de la minería. Bueno, a eso no se los puede convencer porque rechazan la actividad como tal.

-¿Estas dos reformas van a poder sacar a Mendoza de esa lista negra internacional?
-Yo creo que sí, y ya venimos demostrando, porque la Legislatura ha aprobado Potasio Río Colorado por unanimidad, Hierro Indio, Cerro Amarillo, que ya se está empezando la exploración, y es probable que tengamos ya en breve una DIA de explotación para Hierro Indio. Ya estamos dando señales, pero la verdad es que son proyectos muy pequeños. Si el miércoles la Cámara de Diputados aprueba el Código de Procedimientos Minero nuevo, que es mucho más ágil, estamos dando señales al mundo de que tenemos vocación por desarrollar esta industria. Y desarrollar esta industria tiene muchos beneficios para Mendoza. No hay ninguna actividad que por sí la vaya a salvar a Mendoza de sus problemas económicos, ni vaya a salvar al país de sus problemas económicos. Pero sí está claro que la minería tiene sueldos más altos y la calidad y la cantidad de la inversión es mucho más alta que en otras actividades con resultados más rápidos. Y los salarios de la minería levantan el promedio salarial de la provincia de Mendoza, y eso siempre sería positivo.

-El rol que esperan que tenga Impulsa Mendoza en este nuevo esquema ha generado algunas críticas de distintos sectores.
-Acá hay una gran confusión acerca de comparar la minería con el petróleo. Y si bien son dos actividades extractivas y tienen características similares, su régimen jurídico es bastante distinto. En el petróleo y en la minería la propiedad de los recursos naturales es de la provincia, pero se rigen por legislaciones nacionales y con complementos provinciales. Pero el código minero es distinto a la ley de hidrocarburos. La ley de hidrocarburos llama a licitación, a oferta pública por las áreas. El código minero dice que el que llega primero es el que ya tiene el permiso, no hay una oferta pública. Y el Estado no lo puede explotar una vez que la persona lo pide. De hecho acaban de presentarse por 190.000 hectáreas en Malargüe un permiso. El Código Minero nacional, le da el derecho a los privados a tomar esa prioridad. Pero si después ese privado se sienta arriba de ese permiso y no lo explota o no explora y espera que alguien se lo compre al precio que a él se le da la gana, ese área no se desarrolla. Entonces nosotros introducimos en el Código de Procedimiento una empresa estatal, que si no se cumple el plan de inversión que le reclama la Dirección de Minería, esa empresa estatal convoca una licitación pública para que vengan otros oferentes. No es que Impulsa lo va a explotar. Y ahí es donde hay una confusión de los empresarios que hacen esa crítica. Impulsa no va a explotar esas áreas. Y si la explota es porque no ha habido ninguna oferta de ningún privado. Si en algún caso terminar explotándolo, como es el caso de Hierro Indio que se asoció con el propietario, pero porque nadie quiso invertir en la exploración de Hierro Indio. Entonces se asoció Impulsa. Pero Impulsa no va a hacer la tarea de ‘carry’, no va a sentarse y no va a ser el propietario de ese permiso, con lo cual esa crítica no tiene ningún sentido. No obstante eso, probablemente el lunes o el martes, en el despacho definitivo, le pongamos obligación en el Código de Procedimiento Minero de que Impulsa esté obligado a llamar a licitación y que salga en la ley. Lo que nosotros íbamos a hacer ya como decisión, quizás lo pongamos en la ley para despejar esas críticas.

-¿Planean avanzar en nuevas reformas de leyes?
-Estamos preparando un paquete que aspiramos estar ingresándolo a la Legislatura antes del 1º de mayo. Uno fiscal propiamente dicho, con muchas medidas que tienden a optimizar los recursos, a mejorar la calidad del gasto, que tenemos que seguir eliminando bolsones de improductividad del gasto que tenemos en el Estado provincial. Y también estamos, en materia de seguridad, preparando un paquete de leyes que tienen que ver con combatir las estafas, agilizar el combate a las estafas, y varias cuestiones de gestión. También modificando la ley de agencias de seguridad privada, también el régimen de los penitenciarios. Hemos invertido mucho en las nuevas cárceles de mayor seguridad y mejor equipadas que las que teníamos. Es la única provincia que ha invertido en cárceles y vamos a hacer unas modificaciones a todo el sistema penitenciario, a las oficinas que revisan las libertades de las personas privadas de la libertad.

Alfredo Cornejo, mano a mano con MDZ.

-¿Considera que se pudo aplacar el malestar que había en algunos grupos vinculados a la Policía que reclamaban por cuestiones salariales?
-Yo no percibo ningún malestar en la Policía, masivo. Al contrario, yo veo a la Policía actuando con mucho profesionalismo. El otro día estaban sorprendidos los jueces, el Ministerio Público Fiscal, del profesionalismo de la policía en los allanamientos del Campo Papa. Sí creo que policías y empleados públicos en general, pero también privados, tienen malestar por el salario. Porque hay un malestar por el salario que tiene no solo la policía, lo tienen los empleados de comercio, los empleados privados, los empleados públicos. Es la devaluación de la moneda y este proceso de deterioro social hace que ninguno esté conforme con su retribución por su trabajo y tienen razón en estar con malestar en ese sentido. Hay un grupo minúsculo de policías que ofician de sindicalistas y no puede sindicalizarse la policía. Ese grupo minúsculo no tiene ningún peso en la policía, y la policía, insisto, está actuando bien. Si hay dificultades en algunos policías con falta de profesionalismo y demás, es una minoría, con lo cual yo no percibo eso. Veo que circula de muchos grupos que circulan en las redes, pero no es de la mayoría la policía. Yo no pondría la representatividad de la policía en esos grupos, porque no la tienen.

-Viene hablando hace tiempo de la ‘tormenta perfecta’ a nivel nacional para la economía y Mendoza se jacta de estar bien parada por el trabajo que se vienen haciendo en los últimos ocho años. ¿Hasta qué punto esa espalda que tiene la provincia puede bancar esa situación y cuál es el pronóstico para los próximos meses?
-El Gobierno nacional está tomando decisiones para ir al equilibrio fiscal y eso es una reducción de recursos y fondos que van de la Nación a las provincias, pero también hacer estas modificaciones ha deprimido la actividad económica, con lo cual ha caído la recaudación en forma vertiginosa, muy fuerte, ha caído la recaudación nacional y ha caído la recaudación provincial. La caída de la economía reduce los ingresos de IVA, reduce los ingresos de Ingresos Brutos y la verdad que es una caída vertiginosa, es muy grave y muy preocupante. Esa caída es para todas las provincias. Mendoza está preparada para aguantar unos meses esa caída, pero no tiene la capacidad ni de imprimir dinero si le falta dinero, ni queremos tomar deuda para gastos corrientes. Con lo cual, hemos tomado las medidas de no tener gastos de personal por encima de los que tenemos, de no iniciar obras nuevas, sino ralentizar las que ya tenemos y no detener la obra pública que ya tenemos, y hemos tomado decisiones de optimizar mucho más el gasto. No estamos ajenos a tener problemas en Mendoza, probablemente los tengamos después de varias provincias que tengan dificultades, pero no estamos ajenos a tener ese problema. Aspiramos que los pronósticos del Gobierno nacional sean positivos y sean reales. Dicen que a partir de julio, de mediados de año, va a empezar a recuperarse la economía, y junto con la recuperación de la economía se empezará a recuperar el consumo, se empezará a recuperar el salario real y se empezará a recuperar la recaudación del Estado provincial. Yo no sé si esto se va a dar, esperamos que sí. Sí debo decir que el crecimiento del país no solo depende del equilibrio fiscal, de ir al déficit cero como tiene el gobierno, y creo que hay que apoyar al gobierno en ese objetivo. Eso es condición sine qua non, pero no es condición suficiente. La condición suficiente es que se hagan las reformas fiscales, impositivas, las reformas laborales necesarias para que ese crecimiento se sostenga en el tiempo, y eso ojalá pronto se alcancen los acuerdos, los consensos, porque con el equilibrio fiscal solo no vamos a crecer.

Archivado en