Propuesta salarial

El SUTE se encamina a acordar en paritarias, pero se espera el voto de los docentes

El gremio SUTE, que nuclea al sector docente, decidió bajar a las bases la propuesta salarial y se acerca a aceptarla. De esta manera, el Gobierno logrará marcar la cancha a los otros sindicatos.

Laura Fiochetta
Laura Fiochetta jueves, 9 de noviembre de 2023 · 07:01 hs
El SUTE se encamina a acordar en paritarias, pero se espera el voto de los docentes
Foto: Rodrigo D'Angelo / MDZ

A diferencia de ATE y Ampros que ya anunciaron medidas de fuerza, el SUTE (Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación) decidió bajar la propuesta salarial a las bases. El próximo miércoles 15 habrá un plenario y, por lo que pudo saber MDZ, todo indica que la oferta salarial del Gobierno podría ser aceptada -con algunos condicionamientos- y se evitaría el paro o cualquier otra medida de fuerza. Esta situación marca la diferencia con los otros gremios estatales que, por estas horas, se muestran más duros en medio de la paritaria con el Gobierno de Rodolfo Suarez. Atento a esta situación se encuentra el gobernador electo Alfredo Cornejo, quien asumirá en diciembre y pagará las actualizaciones salariales. 

Es que, cuando un gremio decide "bajar a las bases", es decir, en el caso del SUTE discutir en plenario por la aceptación o no de la oferta salarial, es casi un hecho que la propuesta se aceptará. De lo contrario, el camino es decir que no en la mesa paritaria, como hizo previamente el sindicato docente a las ofertas que hicieron previamente los paritarios oficiales o sugerir en público que se lleva a plenario la propuesta para convalidar un paro. Este no sería el caso. 

El plenario es el miércoles 15, es decir la semana próxima, entre otros puntos se discutirá lo ofrecido en paritarias. De acuerdo a lo que informó el Gobierno oficialmente, la oferta consiste en una actualización del 14%  para el básico y un 18% al estado docente, tanto para los meses de noviembre como diciembre para docentes. Además, para celadores la propuesta es similar pero ese 18% no es sobre el estado docente sino sobre otro ítem propio que es el convenio de los años 2018 y 2013. Por otro lado, el Gobierno ofreció una suma para los meses de enero, febrero y marzo del año próximo que consiste en un 5,8% para cada mes. Se estableció una cláusula de garantía, según la cual si durante los meses de enero y febrero la inflación acumulada fuese superior al 12%, el Gobierno adelantaría las próximas reuniones paritarias del 2024. Esta afirmación implica que no esperarán a marzo para volver a sentarse a discutir salarios sino que lo harán previamente si los índices inflacionarios superan la cifra indicada. 

Por otra parte, teniendo en cuenta que la paritaria nacional establece el sueldo inicial, en el acta con el SUTE quedó establecida que sueldo  docente inicial se le asegurará $220.000 por cargo y a los de mayor antigüedad $290.000 en noviembre mientras que para el mes de diciembre estos valores serán de $250.000 y $310.000 respectivamente. De esta manera, los paritarios oficiales intentan que no se "achate" la pirámide salarial, es decir que al elevar el mínimo, a quienes siguen en la escala también les impacte la actualización. 

Hay que recordar que el SUTE parita por los docentes de escuelas de gestión pública pero su negociación paritaria tiene impacto en las docentes de gestión privada.Por lo tanto, el gremio Sadop, que representa a este sector también discutirá con sus bases la misma oferta salarial y es muy probable que siga el camino similar al SUTE, es decir evitar el paro en un momento del año donde las escuelas están cerrando notas y es posible que tenga muy baja adhesión. De todas maneras la conducción del sindicato exigió que le aumento sea en blanco en lo referido a la cláusula de garantía.

Pero además, Cornejo al ser consultado por la prensa, expresó claramente este martes que los gremios deben tener "sensatez" a la hora de la negociación salarial y les recordó que en su primera gestión como gobernador (2015-2019) los sindicatos lo entendieron por las buenas o por las malas. En ese sentido, hay que recordar que aquellos sindicatos que no cerraron con el Gobierno en la paritaria, Cornejo decretó el aumento salarial. Esta situación no es beneficiosa para ningún sindicato porque recibe menos fondos de las retenciones que les hacen a todos los representados en el sueldo (es decir, reciben un monto por cada no afiliado) y además por las medidas de fuerza que llevan adelante, en el caso de los docentes, los paros les generan grandes descuentos salariales.

Archivado en