Qué busca Elisa Carrió tras sus duras acusaciones a líderes de Juntos por el Cambio

Qué busca Elisa Carrió tras sus duras acusaciones a líderes de Juntos por el Cambio

El analista político Enrique Zuleta Puceiro analizó el rol de Lilita Carrió dentro de las coaliciones opositoras y dijo qué busca con la polarización.

MDZ Radio

MDZ Radio

Elisa Carrió, líder la Coalición Cívica, rompió la tregua que había en Juntos por el Cambio y salió con duras críticas hacia la coalición opositora. ¿Qué busca realmente la dirigente política? ¿Por qué Mauricio Macri no salió a responderle, tras las graves acusaciones mediáticas? Lo respondió en MDZ radio el analista político Enrique Zuleta Puceiro.

Recientemente Lilita Carrió hizo un nuevo posteo que tituló: "El camino tiene que ser la transparencia". Esta publicación se dio luego de que el jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta, rechazara sus declaraciones iniciales. Desde la Coalición Cívica emitieron un comunicado en respaldo de su líder pero algunos del radicalismo la cuestionaron, más por los modos que por los dichos.

El periodista Beto Valdez publicó hoy en MDZ que "lo más impactante de su catarsis en los medios es que la amplia mayoría de la dirigencia de la coalición opositora sospecha que se trata de una movida de Mauricio Macri para ponerle límites a Horacio Rodríguez Larreta".

Pero Zuleta Puceiro fue más allá y comenzó analizando que "las coaliciones que se formaron antes de 2015 tienen muchísimo de artificial. Parece que desde 2001, dos sectores políticos principales trataron de liderar una especie de convergencia con otros sectores tratando de nuclearlos en una polarización, es decir, es una confrontación polar entre dos grandes fuerzas políticas, y de obligar a las pequeñas fuerzas a plegarse a ese modelo".

"Para mi eso es artificial, incluso se generó un sistema electoral con las PASO que tiene por objetivo polarizar la elección, desalentar a los pequeños partidos y generar una confrontación, como fue la de 2019. Las Primarias, más la doble vuelta, operaron ese fenómeno del cual muchos han sido precursores, y Elisa Carrió es una de ellas", continuó.

Para el analista, esto "vulnera una cuestión importante que es que Argentina no es bipolar, donde los dirigentes políticos tienen una relación transversal muy grande. Eso se mostró en la época de Néstor Kirchner, cuando se dio una cuestión que se llamó justamente 'transversalidad'. El piloto de eso fue precisamente Alberto Fernández, también estaba en ese proceso Sergio Massa y del lado del radicalismo, el operador máximo era Alfredo Cornejo. Siete gobernadores y 400 intendentes hicieron una convergencia que terminó en la fórmula Kirchner/Cobos. Hasta que la guerra con el campo volvió a dividirlos".

"Alfonsín decía que es fácil ganar elecciones de ese modo. Pero así no se puede gobernar, ya van 2 gobiernos de un fracaso sistémico, donde no hubo un área donde hayamos avanzado. Porque es un fracaso la fórmula de la polarización, además termina destruyendo el sistema político, como pasó en Chile, en Perú, el Colombia, que desaparecieron los partidos políticos y también en México. Eso es un efecto que viene de la polarización de la política". 

Zuleta Puceiro mencionó el caso de los sistemas políticos más maduros, como es ECo de Corrientes (que logró el 70% de los votos), donde son todas colisiones. "ECo tiene 32 partidos políticos dentro y la del peronismo entre 24 y 29. Partidos, movimientos sociales, etc. Eso termina polarizando la política, apartándola de la realidad, divorciándola de los sectores productivos". 

"Además me parece que es exacerbar un sentimiento antipolítico y generar una idea conspirativa que es negativa, porque si eso va acompañado de acusaciones de delito, bueno que se denuncien. Pero no, son simplemente descalificaciones que le duelen a todos, donde el que puede, no responde para no recibir los ataques que vuelven. Macri debe decir 'ya que -Lilita Carrió- no me mencionó, yo no digo nada, porque si digo algo... Ella está caminando por todos los rincones entrando fly y no me vio, entonces me quedo callado, me hago el muerto'".

"Mucha gente que ha construido su trayectoria de esa manera, algunos  son dirigentes extraordinarios, como Stolbizer, que ha agregado muchísimo valor. Pero claro, la atracción que ejerce sobre los medios la idea de alguien que está insultando es tan grande... Hay medios que incluso premian muchísimo esa especie de espíritu épico, siendo que la política lo mejor que tiene es el diálogo. Si los dirigentes no pueden hablar, entenderse, intentar tareas comunes, la política está condenada a dividir a la sociedad".  

Finalmente, el entrevistado resaltó parte de los dichos de Lilita Carrió, quien aseguró que hay dirigentes del PRO y de Juntos por el Cambio que quieren hacer un acuerdo con Sergio Massa. "Les dijo delincuentes. Pero yo no creo que Carrió sea irracional ni que esté loca, me parece que es una estrategia clara y deliberada de tratar de cultivar la flor de la discordia y de hacer el 'allá ellos y acá nosotros'".

Ya para concluir Zuleta Puceiro destacó cuál fue el momento más dramático de esta falta de diálogo. "Se dio con la elección de Cecilia Moreau. El radicalismo no sólo que tiene una amistad personal con los Moreau, sino que la vieron nacer a Cecilia, era la operadora chiquitita cuando iba al colegio, era la que iba juntando los votos para las convenciones. El radicalismo no la pudo votar porque la gente del PRO decía que eso era connivencia, y no la votaron, a pesar de que la conocen personalmente y de que Cecilia Moreau es un actor de unión, siempre está abriendo las puertas, se entiende con todo el mundo, y lo hace porque tiene la vieja escuela del radicalismo de dialogar. Pero mucha gente del PRO quiere que el radicalismo no dialogue más con nadie".

--

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?