El efecto inesperado del caso Bonarrico en la unidad del PJ mendocino

El efecto inesperado del caso Bonarrico en la unidad del PJ mendocino

La controversia generada por el millonario subsidio que el Gobierno le otorgó a la fundación del pastor y exaliado del oficialismo, apuntaló la unidad entre los sectores internos del peronismo, que coincidieron en una misma estrategia política y judicial contra la gestión de Rodolfo Suarez.

Gianni Pierobon

Gianni Pierobon

gmpierobon@gmail.com

El peronismo mendocino viene atravesando semanas agitadas por diferencias internas que van saliendo a la luz, motivadas principalmente por las peleas a nivel nacional en el Frente de Todos. Sin embargo, todas las discusiones entre los distintos sectores del espacio quedaron de lado ante un inesperado evento. La controversia generada por el millonario subsidio que se le entregó a la fundación del pastor Héctor Hugo Bonarrico y las posteriores declaraciones del exsenador, apuntaló la unidad del Partido Justicialista (PJ) en su avanzada política y judicial contra el Gobierno de Mendoza.

El PJ local denunciará penalmente bajo la figura de “averiguación de delito” al gobernador Rodolfo Suarez y otros funcionarios provinciales, a raíz del convenio y el subsidio de al menos 18 millones pesos que el Ejecutivo provincial otorgó a la entidad liderada por un aliado del oficialismo.

El anuncio fue realizado por la presidenta del partido, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, y contó con el respaldo de los diputados y senadores provinciales del Frente de Todos, quienes estuvieron en la conferencia de prensa en la que se dio a conocer la acción judicial que impulsará el partido.

La dirigente conversó acerca de esta iniciativa política con los intendentes peronistas y con el diputado provincial Omar Félix y todos coincidieron en avanzar judicialmente para que el Gobierno de Mendoza y la UCR den explicaciones acerca de las declaraciones de Bonarrico.

En diálogo con MDZ, el intendente de Maipú, Matías Stevanato, sostuvo que la postura del justicialismo “ha sido muy clara” y que “obviamente queremos que se aclare porque es muy vergonzoso lo que dijo Bonarrico y alguien tiene que aclarar a los mendocinos qué es lo que está pasando. La situación es muy complicada, están hablando de cifras muy grandes, de 18 millones de pesos, con las necesidades que hay en Mendoza”, expresó.

Por su parte, el jefe comunal de Lavalle, Roberto Righi, consideró que “nos extraña muchísimo que se paguen favores políticos con recursos de todos los mendocinos. Realmente es preocupante que de alguna manera se use esa técnica para pagar favores políticos”. “Es una práctica que realmente es terrible y que habla muy mal de la política. La justicia debería intervenir en las instancias correspondientes para que se aclare esta situación”, añadió.

En el último tiempo se han hecho públicas diferencias internas en el peronismo mendocino y ha crecido la resistencia del sector más tradicional del PJ contra La Cámpora, espacio liderado en la provincia por Fernández Sagasti. Esto quedó en evidencia el último sábado cuando se celebró el encuentro “Peronismo Futuro”, convocado por la senadora nacional y hubo algunos intendentes y otros dirigentes importantes del peronismo más ortodoxo que decidieron ausentarse.

Sin embargo, en la conferencia de prensa de este viernes todos los sectores internos dijeron presente, incluso el de los más díscolos. El senador provincial Rafael Moyano, quien viene siendo muy crítico con el “camporismo”, estuvo en la sede del PJ respaldando el anuncio de la denuncia penal.

Es decir que no hubo ningún tipo de fisura en el justicialismo respecto al posicionamiento frente el escándalo que involucró al pastor Bonarrico y al gobierno radical.

En este sentido, desde la conducción del PJ resaltan que los bloques legislativos se han mantenido unidos a pesar de las diferentes visiones internas. Señalan que la unidad del bloque es algo con lo que “no se puede jugar” y afirman que deben cumplir con la responsabilidad que les han asignado los mendocinos como oposición.

“Nosotros nos vamos a decir de todo hacia adentro y hacia afuera, pero hay una responsabilidad que está por encima de cualquier persona. Hay cosas con las que se puede estar de acuerdo o no y otras que no”, confío una fuente peronista.

Asimismo, desde el sector del peronismo tradicional subrayan que pese a los matices y las distintas posturas coinciden a nivel general en que “hay una unidad de pensamiento y desde lo institucional sobre cómo accionar ante una determinada situación”, haciendo referencia al caso Bonarrico.

Más allá de este hecho puntual, destacan que si bien han tenido “discusiones internas tremendas” siempre han terminado resolviendo las discrepancias de manera ordenada. “Hemos tenido discusiones hacia adentro muy fuertes y profundas pero todos hemos hecho el esfuerzo necesario para que eso no genere divisiones”, sostuvieron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?