Conurbano

Análisis: la droga hace estragos en una tierra de oportunidades

A solo tres meses en la que la sociedad del oeste del Conurbano bonaerense fuese sacudida por la distribución de droga adulterada, la Municipalidad de Morón dispuso una campaña "amigable" de disminución de riesgos para los posibles consumidores de estupefacientes.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare martes, 26 de abril de 2022 · 08:58 hs
Análisis: la droga hace estragos en una tierra de oportunidades
Foto: Télam

Seguramente Diego Valenzuela, cuando inició su ciclo televisivo que le serviría para instalar su imagen en la provincia de Buenos Aires, jamás hubiera imaginado que a pocas cuadras de donde trabaja diariamente, en su municipio de Tres de Febrero, una banda secundaria de la que opera en General San Martín iba a infectar con droga que mató inmediatamente a, por lo menos, 24 personas.

Mauro García, el intendente de General Rodríguez, tampoco pensó que la designación de su subsecretario de Seguridad, el ex jefe de Policía departamental, Daniel Ibarra, sería un problema dado que la policía Noemí Ibarra, la hija de este, quedó detenida en medio de una investigación vinculada a efectivos que se habían quedado con 5 kilogramos de cocaína pertenecientes a narcotraficantes investigados en diferentes procedimientos.

Más de un dirigente político de Florencio Varela, La Matanza, General San Martín y La Plata, entre otras localidades fuertes y centrales de la política bonaerense están preguntándose si no les será inevitable mudarse de sus distritos para encarar una campaña que tenga a la inseguridad y al narcotráfico como punto principal de la discusión local. 

Si bien la cuestión sanitaria es paralela a la vinculada con la de seguridad, Morón volvió a poner en discusión algo que ya propuso Sergio Berni, cuando en medio de la tragedia de la droga adulterada, había pedido que no consumieran esa mercancía y hasta propusieron, desde el Gobierno bonaerense, un proceso de consumo responsable. 

"Es parte de una política de reducción de riesgos", le dijo a MDZ, Lucas Ghi, el intendente que autorizó una campaña de la Dirección de Juventudes en la que se informaba, a través de un folleto explicativo, que los estupefacientes se compren en "fuentes confiables".

Según explicó el Municipio, este tipo de acciones, tendientes a brindar información veraz y precisa para todo lo relacionado con el consumo de distinto tipo de drogas, "fue aprobada hace dos años por el Concejo Deliberante". Sin embargo, lo que también destacan los opositores a este tipo de iniciativas es el mensaje adicional que brinda la comuna: "Si te detienen, tenés derecho a un abogado".

Por un tema que algunos consideran que puede estar relacionado, una mirada amigable a quienes incumplen con las leyes vigentes, dado que el consumo también está penado legalmente, la semana pasada un grupo de familiares abatidos en hechos delictivos se movilizaron hasta el municipio en contra del funcionamiento de un área que le brinda asistencia jurídica a los familiares y a las personas que cometieron un delito. 

En General San Martín, hace una década, en la gestión de Ricardo Ivoskus, también se había implementado un sistema de "reducción de riesgo". Sin embargo, la ejecución fue muy distinta. Según explicó el ex secretario de Salud de ese municipio, Fernando Tejo, "nunca hicimos una campaña pública. Directamente fuimos a las poblaciones de riesgo, hablamos con los jóvenes, los grupos pasibles de consumir con cierto hábito y ahí sí no sólo informábamos sobre las consecuencias de un consumo irresponsable, sino que le sugeríamos y le brindábamos elementos para tener más cuidado personal".

"Está muy bien que a los adictos se le llegue a través de gente que consumió, que conoce sus códigos y sus problemas. No se le puede entrar a personas que no conciben ningún tipo de autoridad con una pedagogía tradicional", explicó Tejo.

Morón es conducida por la fuerza más progresista de las aliadas institucionales en el Frente de Todos: Nuevo Encuentro, creado por Martín Sabbatella, que debió acudir a una figura más amigable como Ghi para ejecutar buena parte de sus políticas. Su raíz conceptual es claramente garantista y no teme en dar esta discusión. Quizás si difundiera con la misma fuerza otro tipo de acciones, que también ejecuta, en materia de prevención y represión, tendría menos inconvenientes a la hora de impulsar medidas que rayan con una mirada mucho más amigable a delincuencia y el consumo. 

En cada rincón del conurbano hay un cóctel explosivo entre la economía informal, la permeabilidad de los ingresos clandestinos a la comunidad en la que se asienta el narco del lugar y la venta de mercaderías conseguidas de manera ilegal en los comercios cercanos. 

Luego de determinada hora, en algunos barrios, o sin ese límite, en otros, los jóvenes sin trabajo ni educación suelen actuar como "campanas" para informar el acceso de vehículos no habituales. En los últimos años, además, se produjo un divorcio indisimulable entre la política judicial y la de seguridad en los ámbitos nacionales y provinciales.

Y en esta distancia, que no es propia del kirchnerismo, apareció en la década del 2005 con la disputa entre Néstor Kirchner y Daniel Scioli y se apalancó con la llegada de Cambiemos, también hubo diferentes puntos de vista entre Patricia Bullrich y Cristian Ritondo, o entre la propia ex ministra de la Nación y Horacio Rodríguez Larreta con el ya inexistente protocolo para enfrentar las movilizaciones. 

Según explicó a MDZ el concejal opositor Leandro Ugartemendía, "efectivamente, se aprobó un programa y dimos la potestad al Ejecutivo para que arbitrara los mecanismos concernientes, pero nunca para que hagan lo que terminaron haciendo".

Según la Ordenanza 12728-21 se crea el Programa de Reducción de Riesgos y Daños al consumo de sustancias psicoactivas legales" y será la Secretaría de Salud la encargada de crear "las estrategias de intervención que contemplen las perspectivas socioculturales, etarias y de género, para reducir las consecuencias derivadas del consumo de sustancia psicoactivas legales o ilegales". 

Archivado en