La furiosa reacción de Cristina Fernández de Kirchner contra los ministros de Alberto Fernández

La furiosa reacción de Cristina Fernández de Kirchner contra los ministros de Alberto Fernández

La vicepresidenta sumó a su malestar los sombríos pronósticos que proyectan una posible victoria pírrica o incluso derrota electoral en la provincia de Buenos Aires, por lo que prepara para después de los comicios de noviembre una avanzada ultra K en el gabinete nacional.

MDZ Política

MDZ Política

La relación entre Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández está pasando por su peor momento. A las críticas por el mal manejo de la crisis económica y del Olivosgate, la vicepresidenta sumó a su malestar los sombríos pronósticos que proyectan una posible victoria pírrica o incluso derrota electoral en la provincia de Buenos Aires, por lo que en caso de concretarse ese panorama, prepara para después de los comicios de noviembre una avanzada ultra K en el gabinete nacional, que el presidente planea resistir.

Según reveló el periodista Nicolás Wiñazki en base a fuentes "calificadas", cuando Cristina Fernández de Kirchner "se enoja con alguien del Gobierno, dice cosas nombrando o no a un funcionario, tipo 'siempre pensé que ellos me iban a traicionar políticamente, lo que nunca imaginé es que eran unos inútiles'".

"Son broncas repentinas que tiene Cristina Kirchner, que a veces se le pasan y otras veces no se le pasan. Esto es lo que está ocurriendo en el oficialismo cuando faltan cuatro días para las PASO", añadió en el programa W Ver y Rever, del canal TN.

Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández profundizaron su enfrentamiento.

En ese sentido, Wiñazki indicó que "la relación entre Cristina y Alberto Fernández está más tensionada que nunca", y recordó que el último encuentro cara a cara entre ambos fue el martes pasado a la tarde en la Quinta de Olivos. "Hablaron, discutieron y debatieron, pero solo ellos saben cuál fue el contenido real de esa charla. La tensión afecta a toda la gestión", informó.

Pero la bronca de la vicepresidenta no tiene al presidente como único destinatario. Wiñazki expresó que Cristina Kirchner "no quiere más en el gabinete a Santiago Cafiero (Jefe de Gabinete), Nicolás Trotta (ministro de Educación), Miguel Pesce (presidente del Banco Central), Claudio Moroni (ministro de Trabajo), Juan Pablo Biondi (vocero presidencial), Julio Vitobello (secretario de Presidencia) y Sabina Frederic (ministra de Seguridad)". Curiosamente, todos ellos son funcionarios de confianza de Alberto.

Es por ello que la líder del Frente de Todos "está pensando que si no le va bien al oficialismo en los comicios, habrá después de noviembre una avanzada del cristinismo más radicalizado sobre el gabinete", adelantó el conductor, aunque de todos modos "Alberto Fernández dice en la intimidad que va a resistir".

"Se trata de una pelea que recién empieza, porque desde el Olivosgate que nunca se habían encabronado tanto uno con el otro. En el poder hay miedo por lo que pueda pasar después de las elecciones si esta tensión se profundiza", resumió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?