El millonario negocio de las fotomultas salpicado de irregularidades

El millonario negocio de las fotomultas salpicado de irregularidades

El sistema de fotomultas en rutas nacionales y provinciales, un negocio que alcanza los 14.000 millones de pesos, está salpicado de irregularidades por los oscuros vínculos entre funcionarios de una agencia de control del Estado nacional y una cámara empresarial.

MDZ Política

MDZ Política

El sistema de fotomultas en rutas nacionales y provinciales, un negocio que alcanza los 14.000 millones de pesos, está salpicado de irregularidades por los oscuros vínculos entre funcionarios de una agencia de control del Estado nacional y una cámara empresarial, que abarca convenios inusuales, contrataciones poco transparentes y recaudaciones por fuera de la ley, entre otras cuestiones donde prima la falta de control y la doble moral política.

Un informe del programa PPT Box, emitido anoche en el canal El Trece, reveló la trama secreta que vincula a la Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina (CECAITRA) con la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), una relación que incluye el manejo del sistema de fotomultas bajo el paraguas de la seguridad en las rutas nacionales pero que implica un suculento negocio.

La principal irregularidad denunciada es que los directivos de la cámara dejaron su cargo para trabajar en el organismo del Estado encargado de la seguridad vial, es decir, que los actuales funcionarios de la ANSV contratan con sus antiguos compañeros. "CECAITRA es la cámara de empresas de control y administración de infracciones de tránsito en todo el país. Tiene contratos en todos los niveles de Estado y además se queda con casi la mitad de lo recaudado por las multas y no tiene que rendir cuentas a nadie", resume el informe.

Al menos dos funcionarios tuvieron fuertes vínculos con la CECAITRA antes de pasar a la ANSV a comienzos del año pasado: Martín El Tahham, director de Coordinación Interjurisdiccional de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que fue empleado de la entidad, y Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo del organismo estatal, que incluso llegó a ser columnista en programas de radio con el auspicio de la cámara empresarial.

"En diciembre del 2019, El Tahham y Martínez Carignano dejaron sus cargos en la CECAITRA para ingresar a la ANSV, y en mayo de ese año ya firmaron un convenio de cooperación. Entre una cosa y otra, pasaron apenas cuatro meses, una clara violación a la Ley de Ética Pública. Incluso uno de los convenios nombra a la cámara como si fuera un contralor de la agencia", relata el periodista Jorge Lanata.

Otro aspecto oscuro que envuelve a la CECAITRA son las infracciones irregulares. Por ejemplo, el informe de PPT Box cita una contratación de la Municipalidad de Morón que había sido irregular "porque se hizo a través de la Universidad Tecnológica Nacional, por lo que se salteaba la licitación". En este convenio figura el nombre de Felipe Yannaduoni, director del proyecto de seguridad vial de la UTN y al mismo tiempo director de CECAITRA..

"CECAITRA está conformada por quince empresas, de las que en por lo menos cinco aparecen dos nombres: Bernardino García, presidente de la cámara, y su hijo Mariano García, que es el vicepresidente. El año pasado, la ANSV compró radares móviles por 42 millones de pesos a la empresa Detectra, propiedad de los García", concluye el informe.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?