Hot sale, ofertas y viajes de meditación: la defensa de la esposa de Walter Bento

Hot sale, ofertas y viajes de meditación: la defensa de la esposa de Walter Bento

Marta Boiza declaró de forma escrita y negó todas las acusaciones que pesan en su contra. Justificó los viajes al exterior en los problemas de salud de su hijo y la necesidad de descansar de ello. Apuntó contra el fiscal Dante Vega y dijo que las acusaciones que hace son "absurdas".

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Este martes la esposa de Walter Bento, Marta Boiza, prestó declaración y lo hizo de forma escrita. La funcionaria judicial, imputada por enriquecimiento ilícito, se defendió de las acusaciones en su contra y justificó los numerosos viajes que hizo sola y acompañada al exterior del país. Habló de los problemas de salud de uno de sus hijos y de la necesidad de viajar para descansar por el estrés que esa situación le generaba. Además, cuestionó duramente a la prensa y acusó al fiscal Dante Vega de montar una "operación en los medios".

Uno de los puntos sobre los que se concentró la imputada fue el de los viajes al exterior que ella y su marido realizaron en los últimos años. Según el expediente, entre el 2017 y el 2021 Bento salió 20 veces del país mientras que Marta Boiza lo hizo en 23 oportunidades. Algunos de esos viajes fueron fugaces, por 5 o 7 días. Los destinos eran Miami o Nevada (EE.UU), Dubai (Emiratos Árabes) y Grecia, entre otros.

Al respecto, Boiza aseguró que empezaron a viajar con frecuencia luego del nacimiento de su hijo Facundo, cuyos problemas de salud los obligaron a buscar tratamientos. Pero al mismo tiempo, remarcó que salían del país junto a su marido para descansar del estrés que implica el cuidado de una persona con la patología que padece el joven. 

"Después de que nació Facundo y sobre todo después de mi enfermedad comenzamos a viajar con más frecuencia. En varias ocasiones viajamos al extranjero para realizar averiguaciones con especialistas en la patología que afecta a Facundo, siempre con resultados infructuosos porque su enfermedad es irrecuperable. También viajamos nosotros como terapia. Como dijimos, la constante atención a nuestro hijo Facundo es agobiante y Walter trabaja catorce horas por día teniendo a cargo varios juzgados. Aprovechamos los feriados para hacer viajes cortos en pareja (sin Facundo). Nos representaba un alivio", se puede leer en la declaración.

El juez Walter Bento.

En el mismo sentido dijo que ella viajó un poco más "para despejar su cabeza". "Necesito en ocasiones alejarme algún tiempo, meditar, descansar", subrayó. 

En cuanto a la cantidad de días, reconoció que eran viajes exprés pero dijo que era porque no podían dejar muchos días a su hijo. "Es muy difícil dejarlo porque implica un movimiento de gente especializada en mi casa y la coordinación con mis otros hijos para la parte de la contención familiar, por eso cuando hacíamos viajes en pareja sin él no superaban los 4 o 5 días, como mucho", argumentó.

Respecto al dinero que cuesta este tipo de viajes, afirmó que en más de una oportunidad se alojaron en inmuebles de amigos,  en "alojamientos familiares de bajo costo" o conseguidos a través de promociones como por ejemplo "hot sale".

Sobre el enriquecimiento ilícito, subrayó que será su esposo Walter Bento quien presente las pruebas para justificar su patrimonio y dijo que además de los salarios que perciben cuentan con ingresos adicionales por la participación en Il Mercato y la facturación de Hoteles del Sur S.A.

"En lo que a mí concierne, pese a que -como dije- los aspectos patrimoniales de nuestra sociedad conyugal estuvieron a cargo de Walter, jamás advertí que existieran ingresos que no se originaran en nuestro trabajo", se defendió Boiza y dijo que en base a ello carece de fundamento la imputación en su contra. "No se encuentra acreditado mi conocimiento (dolo) en el delito atribuido. El dolo debe probarse y ninguna prueba acredita mi colaboración con dolo en el hecho punible (que no existió)", sostuvo.

La presentación por escrito

"No estoy en condiciones de prestar declaración oralmente y o contestar preguntas producto de que la imputación es absurda, indeterminada y carece de fundamentos serios e ignoro muchas circunstancias vinculadas a los sucesos y además enfrento un grave trauma por la tramitación de este proceso y su difusión pública ilegal con el daño que ello nos ocasiona", comienza el escrito presentado por Boiza.

A lo largo de 16 páginas, la esposa de Walter Bento se dedicó a cuestionar el trabajo del fiscal y dijo que ha hecho "una construcción absurda", basada en los testimonios de delincuentes y "gente con trastornos psiquiátricos". "Realmente no es legítimo que el fiscal Vega esté a cargo de la instrucción de este proceso porque se trata de un funcionario que mantiene con mi esposo (y conmigo también) una notoria enemistad desde hace décadas", manifestó atacando la objetividad del fiscal.

Incluso, le atribuyó a Vega la "difamación pública sin precedentes" y las "operaciones de prensa deliberadas" además de atropellos de derechos. "Solo Vega tenía la causa en su poder en la fiscalía y filtraba a la prensa. Solo Vega es responsable de ese delito. Ya se verá", esgrimió.

"La prensa condenó a Walter sin juicio, que es lo que maquinó Vega desde que se autodesignó para intervenir en este proceso", aseveró, tratando de reforzar la teoría de que toda la causa es parte del "lawfare" contra su marido.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?