Admiten preocupación en el gobierno de Mendoza por la situación de Cartellone

Admiten preocupación en el gobierno de Mendoza por la situación de Cartellone

El ministro de Infraestructura de Mendoza reconoció que han quedado expectantes de cara al futuro de la histórica empresa constructora, que esta semana se presentó en concurso de acreedores. "Lo importante es que actualmente no ha repercutido en las obras que están desarrollando", dijo Mario Isgro.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Esta semana se confirmó que la empresa  José Cartellone Construcciones Civiles se presentó en concurso de acreedores. La noticia ha generado preocupación en el gobierno provincial debido a que esa compañía lleva adelante importantes obras entre las que se destacan la Variante Palmira, la planta depuradora de Paramillos, Almafuerte II y el colector Boedo Ponce. "Por supuesto que estamos expectantes sobre la situación de la empresa", explicó el ministro de Infraestructura de Mendoza, Mario Isgro.

"Es una empresa tradicional, antigua, generadora de empleo y con obras en la provincia, el país y el mundo. Lógicamente queremos que se recupere", explicó a MDZ el funcionario del gobierno de Rodolfo Suarez.

De todas maneras, Isgro aclaró que por el momento la situación no ha afectado en el desarrollo de los trabajos que la empresa ya venía realizando en Mendoza. "Lo importante es que actualmente no ha repercutido en las obras que se están desarrollando. La empresa está trabajando normalmente y no hemos tenido ningún tipo de inconveniente ni repercusión", subrayó.

Pero más allá de ello, existe incertidumbre respecto a cómo pueden evolucionar los acontecimientos. "El llamado a concurso es una herramienta para poder responder a acreedores, no significa nada más que eso. Pero por supuesto, cuando eso ocurre  generalmente es que están en situaciones de resolver problemas complejos. No los conozco en detalle", explicó el funcionario provincial.

Los problemas de Cartellone no son algo nuevo. Por ejemplo, en el mes de abril Vialidad Nacional enfrentó inconvenientes con la compañía debido a que se paralizaron las tareas de la Variante Palmira. La Variante Palmira tiene más de 35 kilómetros de extensión. Su trazado se abre sobre la ruta 7, a la altura de Palmira, y finaliza en la ruta 40, en el empalme de la ruta internacional a Chile. Allí trabajan 520 empleados.

Esta semana la empresa Cartellone emitió un comunicado en el que reconoce las dificultades que atraviesa. "En el día de la fecha la Compañía ha decidido presentarse en concurso preventivo. Esta medida afectará únicamente a la constructora del Grupo y no al resto de sus divisiones. El objetivo que busca la constructora es poder reorganizar sus pasivos luego de la baja de contratos de participación público-privada, litigios que no se han solucionado en obras ejecutadas en Bolivia y los efectos que la pandemia ha generado en el desarrollo del negocio", explicaban.

"La presentación en concurso busca la reorganización de pasivos y en consecuencia asegurar el normal desarrollo de los proyectos y el mantenimiento de las fuentes de trabajo que alcanzan a más de 5000 familias", argumentan en el comunicado en el que también admiten que existieron disputas familiares que "ya han sido solucionadas".

José Cartellone había dejado la conducción de la empresa en febrero de este año. En aquel entonces la decisión se tomó mientras la empresa seguía intervenida por la justicia civil de Mendoza y se nombró un CEO para hacerse cargo de ella. El año pasado la empresa comenzó con litigios internos por la conducción y la composición accionaria pero desde Cartellone aseguran que eso ya ha concluido.

 "En el Grupo Cartellone se han sucedido varios cambios durante el último tiempo, pasando inclusive por disputas familiares que ya han sido solucionadas. En estos momentos el Grupo es liderado por la cuarta generación de la familia Cartellone", Aclararon esta semana.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?